image

Los robots que operan en bolsa no son muy amigos del calor

por Carlos Montero Hace 1 semana
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Ayer estuve cenando con un antiguo amigo con el que compartí una etapa interesante de mi vida, hace ya muchos años, como gestor financiero de la cuenta propia de una gran corporación española. Él trabaja ahora como gestor de un fondo de cobertura estadounidense. Había vuelto de Nueva York hace tan solo unas horas y antes de ir a su tierra natal, Oviedo, iba a pasar unos días en Madrid para volver a ver a antiguos amigos y solucionar unos papeles que tenía pendiente.

Entre otras cosas hablamos de la fuerte ola de calor que está sufriendo Nueva York, con temperaturas que oscilan entre los 35 y 40 grados centígrados y con una muy elevada humedad.

- Hace tanto calor qué está afectando a la operativa en bolsa, me comentaba.

- ¿Por qué?, le pregunté.

- Se están ralentizando las órdenes automáticas y eso es un gran problema. Es algo que está siendo muy comentado en el parqué.

Y tenía razón. Estos son los datos según los medios estadounidenses:

La ola de calor que está afectando a la ciudad de Nueva York está desacelerando todo, y los operadores de alta velocidad no son una excepción.

La alta humedad está impidiendo las transmisiones entre los tres centros de datos de Nueva Jersey donde se comercializan las acciones de Estados Unidos, según una nota que Nasdaq Inc. envió a los clientes.

Se tarda unos 8 microsegundos más en enviar información desde las instalaciones de Nasdaq en Carteret al centro de datos de la Bolsa de Nueva York en Mahwah, y unos 2 microsegundos extra para enviar datos al intercambio de Cboe Global Markets Inc. en Secaucus.

El norte de Nueva Jersey está bajo una advertencia de calor extremo, con temperaturas que superarán los 30 grados Celsius y una humedad alrededor del 60%

“Un microsegundo, o una millonésima de segundo, no significa nada para los humanos, pero para las empresas de comercio electrónico es prácticamente una eternidad en una era en la que las transacciones a menudo se miden en mil millonésimas de segundo”, afirma Nick Baker en Bloomberg.

Las operaciones automáticas presentan un alto porcentaje del total de operaciones de la bolsa estadounidense, y están realizadas por complejas redes de ordenadores que pueden hacer trading en el mercado en millonésimas de segundo. Y siento decirlo, con mucha más eficiencia que el ser humano.

Remco Lenterman, prestigioso gestor de fondo de cobertura, afirmaba: “Hace 10 años, una mesa de operadores de capital de un banco de inversión tenía entre 80 y 100 personas. Hoy quedan ocho. Lo que hacen los ordenadores es operar algoritmos que efectivamente están imitando lo que los operadores solían hacer, modificando constantemente estos algoritmos, y haciendo un seguimiento del riesgo de lo que sucede en tiempo real en el mercado”.

Por lo visto, a estos gestores robots también les afecta el calor como a los humanos. Algo de consuelo.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+