image

Hablemos de Wall Street a dos horas de una nueva sesión

por Sergia Ávila de IG Hace 2 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Cierre mixto en EE.UU. ayer jueves: el único índice que consiguió mantenerse en positivo fue el Dow Jones, que subió un +0,38% hasta los 25.241,41 puntos, impulsado por las acciones de McDonald’s que subió un +4,4%, después de la publicación de un informe que podría llevar a la compañía a realizar una ronda de despidos.

El S&P 500 retrocedió un ligero -0,07% para terminar en 2.770,37 puntos y el Russell 2000 cerró en los 1.666,87 puntos, lo que representa una caída del -0,54%. El índice de Energía del S&P 500 fue el que más ganó de los 11 sectores principales del índice, con un avance del +1,6% gracias al aumento de los precios del petróleo. El índice de tecnología del S&P cayó un -1,1%, arrastrado por grandes compañías como Microsoft, que terminó reduciendo un -1,6%, y Facebook, que cayó un -1,7%. El Nasdaq fue el índice principal que más perdió, con una caída del -0,70%.

Después de varios días de subidas, los inversores cobraron los beneficios de las tecnológicas y rotaron sus inversiones hacia mercados más seguros antes los próximos acontecimientos que tendremos a la vista. Los precios de los bonos americanos se vieron favorecidos. Los sectores defensivos, como los bienes de consumo básico, las empresas de servicios públicos y las telecomunicaciones también subieron, en la línea de la búsqueda por parte de los inversores de encontrar algunas apuestas más seguras, que se beneficien por las subidas de tipos.

Entre hoy y mañana, tiene lugar la cumbre del G7 en Quebec (Canadá), en medio de disputas comerciales de EE.UU. contra todos. Donald Trump señaló que mantendría su postura firme sobre el comercio, después de imponer aranceles a las importaciones de aluminio y acero de Canadá, México y la Unión Europea la semana pasada. En ese sentido, han aumentado las preocupaciones ante el tono que se pueda encontrar en la reunión, después de que Canadá y México hayan tomado represalias contra una gama de exportaciones estadounidenses y la UE también haya prometido hacer lo mismo. También se tratarán temas como las sanciones a Irán o el cambio climático, donde existen posturas muy dispares entre los participantes de la cumbre. El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió el miércoles que no firmará la declaración conjunta tradicional de la cumbre a menos que se avance en las tarifas y otros asuntos polémicos. Un tuit de Donald Trump añadía más presión a la cumbre, alegando que Francia y Canadá han añadido aranceles masivos a las importaciones de Estados Unidos.

Los inversores están también expectantes ante las reuniones de los bancos centrales, que tendrán lugar la semana que viene. Se espera que la Reserva Federal anuncie una subida en los tipos de interés el miércoles. Los inversores estarán atentos en busca de pistas sobre si la FED elevará las tipos cuatro veces este año o por el contrario se quedará solo en tres.

Mientras, en Europa, podríamos conocer la próxima semana una fecha que pusiera fin a la compra de bonos soberanos por parte del BCE, noticia que ha presionado al alza al euro hasta un máximo de tres semanas, ha penalizado a los mercados emergentes y ha activado los mercados considerados como valor refugio. La rentabilidad de los bonos italianos ha llegado al +3,124%, niveles que penalizan considerablemente a las finanzas del país y provocan pérdidas en las carteras de instituciones y de los bancos.

El dólar estadounidense subió ligeramente desde mínimos cercanos a las tres semanas, ayudado por los fuertes números de desempleados.

En materias primas, el crudo Brent subió ayer cerca del +2% debido a las preocupaciones ante una posible caída de las exportaciones de Venezuela y ante la posibilidad de que la OPEP no aumente la producción en su reunión de este mes.

En Asia, hemos visto un cierre bajista en los principales índices debido a que los inversores rotaron sus apuestas hacia mercados más seguros. El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón, ha caído un -0,5%, después de seis sesiones consecutivas de ganancias que lo llevaron al nivel más alto desde mediados de marzo. El Nikkei japonés ha perdido un -0,53% para cerrar en los 22.701,50 puntos, a la vez que el Kospi surcoreano se dejaba un -0,77%. En China, el índice A50 ha terminado en 12.348,62 puntos, una caída del -1,63%. También han retrocedido el índice de Shanghi (-1,50%) y el Hang Seng de Hong Kong (-1,71%).

El Bitcoin se mantenía estable por encima de los 7.600 dólares.

Hoy los mercados están pendientes de las declaraciones de las declaraciones procedentes del BCE, Mersch y Barnier los datos de empleo de Canadá y el número de plataformas petrolíferas de Baker Hughes en EE.UU.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+