image

¿Y si este analista viniera del futuro?

por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

El poder de las redes sociales en el mundo de la comunicación actual es muy importante. En la comunicación financiera también. Hago esta afirmación tras leer un interesante artículo de Bloomberg en el que se habla sobre un “misterioso tuitero” que está anticipando datos económicos y noticias empresariales de una manera poco usual.

Todo empezó el pasado 29 de enero de 2016, cuando los inversores estaban esperando la decisión del Banco de Japón sobre su política monetaria. Bien, pues un tuitero llamado Okasanman publicó el siguiente tuit: “¡Es un bazuca el tipo de interés negativo”, adjuntando una captura de pantalla de un artículo en el que se hablaba sobre la discusión que se estaba manteniendo en el seno del Banco de Japón sobre implantar tipos de interés negativos.

La reacción del mercado tras ese tuit fue subida en los futuros de las acciones, y caídas en el yen. Quince minutos más tarde el Banco de Japón dijo que llevaba los costes de endeudamiento por debajo de cero.

Tras ese tuit, Okasanman, al que se le conoce como “el señor de las langostas” porque atrae a un enjambre de traders que buscan aprovecharse de sus tuits políticos, ha publicado muchos mensajes con una sorprendente capacidad de acierto y anticipación.

Muchos gestores e inversores profesionales se preguntan cómo puede hacerlo. “¿Cómo es tan rápido? se preguntaba Hajime Sakai, director de inversiones en Mito Securities Co. “Tengo mucha curiosidad por saberlo”.

La identidad y la motivación de Okasanman, con más de 150.000 seguidores, son un misterior. La persona o personas tras esta cuenta no han respondido a la multitud de solicitudes que se le han realizado. Pero este es un claro ejemplo de cómo los microbloggers se están convirtiendo en una característica de cómo se transmite la información a través de los mercados financieros modernos.

En la cuenta de Okasanman se recoge desde comentarios personales, a noticias o artículos de un gran número de fuentes financieras. En agosto, esta cuenta fue una de las primeras en tuitear un informe exclusivo de una revista local, que no era conocida especialmente por sus primicias sobre el mercado, sobre la oferta infructuosa que había realizado el giante AstraZeneca sobre una compañía farmaceútica japonesa Daiichi Sankyo Co.

Lo que se sabe de Okasanman es su descripción del perfil, en el que se define como inversor especulativo, aficionado a la música, películas de ciencia ficción y culto, que ha estudiado psicología y habla el inglés y el finlandés. Es probable que el dueño de esta cuenta viva en una zona residencial a las afueras de Tokio, y que tenga más de 30 años, pues sus referencias culturales son anteriores a ese tiempo.

¿Tiene información privilegiada el autor de esta cuenta? ¿Dispone de alguna manera poco entendible acceso a los datos económicos antes que el resto del mercado? ¿Es adivino? ¿Puede viajar en el tiempo? No lo sé, la verdad es que su cuenta cada vez es más seguida por inversores profesionales de todo el mundo a pesar de que esté en japonés. Hay traductores.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+