image

Bolsa vs Inversiones. Cuatro tipos de persona a los que nunca se debe pedir asesoramiento financiero

por Moisés Romero Hace 7 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Ha llegado el momento de proyectar inversiones para el año que viene. Usted, como yo, está acosado por gestoras, bancos y otros intermediarios financieros para que compre fondos de inversión o formalice planes de pensiones. Le ofrecen el oro y el moro. La CNMV ya alertó hace unos meses de los vendedores de humos y de motos. Vendedores de crecepelos y otras utopías. Artículo interesante el de la revista Forbes sobre el asunto, que recoge Insider.pro.

Señala que es increíble cuanta gente se comporta como si fueran expertos en temas que precisan una sustancial formación y experiencia. Todos tenemos el típico pariente sabelotodo que puede diagnosticar cualquier enfermedad, o el amigo de la familia que identifica rápidamente el traqueteo de nuestro coche, y ¿quién no conoce a alguien que siempre tiene algo que decir sobre cómo administramos nuestro dinero? El autonombrado asesor financiero es alguien que nos dice encantado qué acciones debemos comprar o ignorar, o que intenta ser el microgestor de nuestro sistema de jubilación. Sin embargo, lo que esa persona no tiene es licencia para asesorar, en sentido literal y figurado. El asesoramiento que no se ha solicitado y que no es profesional puede parecer bastante inofensivo, pero seguirlo ciegamente puede hundirnos si las cosas van mal. Para asegurarnos de que esto no ocurra, debemos evitar el consejo de estos cuatro tipos de asesores financieros amateur. 

Imagen

Los miembros de nuestra familia

Imagen

Los vendedores de productos financieros

Incluso a la hora de seguir el consejo de planificadores financieros u otros profesionales de las finanzas - como pueden ser quienes trabajan para nuestro banco - debemos desconfiar de todos aquellos que reciben un sueldo por dar asesoramiento.

Personal Capital ha publicado recientemente un estudio que revelaba que el 40% de los estadounidenses creen que los asesores financieros están legalmente sujetos a trabajar en favor del interés del cliente.

No obstante, la venta de productos a comisión ha creado lo que puede ser un conflicto de intereses, en el que algunos profesionales financieros puedan aconsejar productos que son más beneficiosos para ellos mismos que para sus clientes.

Fuente: Forbes 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+