image

De Liga de las estrellas a liga estrellada: el fútbol español está en crisis

Publicado en El Inversor Inquieto
por CapitalBolsa Hace 5 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

De Liga de las estrellas a liga estrellada: el fútbol español está en crisis

El fútbol está endeudado, ¿quién lo desendeudará? El gestor que lo desendeude…. Buen gestor será. Es un galimatías y no precisamente por los resultados ni por saber quién será el próximo campeón de Liga, sino por cómo están las cuentas de los clubes de fútbol españoles. Pintan bastos en sus libros de cuentas pero no pasa nada, parece que el balón-pie es una cuestión de Estado.

En el “debe”

Los aficionados al deporte más seguido de este país no quieren verlo, pero económicamente el fútbol español tiene problemas. El nivel de endeudamiento que tienen los clubes es elevado, y este dato no sería relevante si no fuera porque han contraído deudas también con la sociedad, esto es, con la seguridad social y con la Agencia Tributaria. Los equipos de primera y segunda división deben a la seguridad social más de 16 millones de euros, una cifra que en poco más de un año se ha incrementado en un 60% para alcanzar los 16.615.542,68 euros (hasta mayo de 2013). En el lado del “debe” hay que seguir apuntando cantidades y es que Hacienda también se ve afectada por la falta de pago de los clubes de fútbol que deben a la Agencia Tributaria 663.876.441 euros. Y eso contando únicamente los que están constituidos como sociedades anónimas porque el Real Madrid, el FC Barcelona, el Athletic Club y Osasuna no están constituidos como tales puesto que eran los únicos  que cumplían los requisitos de la normativa para poder elegir.

Según la Ley la conversión a SAD (sociedad anónima deportiva) sería obligatoria para los clubes que hubieran tenido pérdidas, entendiendo pérdidas como la cifra negativa que se obtuviera de restar al patrimonio del club la deuda contraída y es que menos Osasuna, los otros tres equipos tenían cuenta de resultados negativa, pero su patrimonio era mayor. Así las cosas, según ha explicado el Gobierno, no se puede aportar los datos económicos de estas asociaciones deportivas porque dado “"el reducido número de clubes que no tienen la consideración de Sociedad Anónima Deportiva, se podría vulnerar la confidencialidad que impone el ordenamiento jurídico, al permitir la identificación indirecta de la deuda de algún club en concreto". Hace más de 20 años, en 1990 se promulgó una Ley según la cual los clubes futbolísticos que se convertían en sociedad anónima, tendrían más transparencia, mejorarían sus ratios de deuda e incluso podrían salir a bolsa para ampliar capital. Dos décadas después se ha comprobado que la Ley ha resultado ser nula y que lejos de dotar de transparencia a las finanzas futbolísticas, las ha dejado igual de opacas. David Marín, periodista deportivo explica que “uno de los motivos del fracaso de esta ley podría ser la no salida a bolsa de ningún club. En Inglaterra hay equipos que salieron a cotizar al parqué y mejoraron sus resultados deportivos pero han mermado sus beneficios y es que en ocasiones, el dinero obtenido en las salidas a bolsa se ha utilizado para fichar a estrellas y no adquirir activos para el balance del club”.

Más Cifras

Por seguir dando cifras, según el Informe elaborado por el Consejo Superior de Deportes y presentado por su presidente Miguel Cardenal, el pasado mes de junio en el Congreso de los Diputados, la deuda total del fútbol español es de 4.000 millones de euros, en esa presentación Cardenal insistía en la necesidad de “trabajar para un problema urgente, ya que el fútbol está en serio peligro de supervivencia”. Este problema ya lo ponía encima de la mesa a finales de 2012  el Doctor en Economía José María Gay de Liébana en su informe elaborado sobre las finanzas de este deporte. En noviembre del pasado año advertía de que “la liga española no crece, crece sólo en dos clubes, el Barça y el Madrid, los demás están exactamente igual que hace cinco años. El fútbol español se está muriendo. Creo que le quedan unos 5 años, y los estadios me están dando la razón”.

Ahora el CSD tiene como objetivo reducir la deuda en 1.000 millones en 2016, “se obtendrán 100 millones de euros de la reducción del presupuesto de los equipos, de la contención de gastos. Otros 100 millones llegarán de los ingresos por el traspaso de jugadores y otros 100 de la entrada de inversiones de extranjeros que se van a regular en la Ley de Deporte Profesional, que se llaman fondos de inversión y que están ayudando a financiar el fútbol profesional en estos momentos tan complejos”. Según la explicación de Miguel Cardenal en el Congreso, “la evolución de los ingresos ha crecido de manera sustancial, y los procedentes por televisión han llegado a multiplicarse por cuatro, pero la deuda se ha multiplicado prácticamente por la misma cifra y ha pasado de unos 1.000 a 3.600 millones de euros”.

Vías de financiación

El fútbol se financia a través de tres vías, el merchandaising que es muy rentable para los grandes equipos de fútbol, el beneficio de la taquilla que cada vez es menor por la crisis, y los derechos televisivos. Este punto constituye capítulo aparte. La principal pata de financiación, los derechos por retransmisión están también sufriendo el envite de la crisis. La denominada “guerra de los derechos del fútbol” entre Mediapro y Prisa ha llevado a pagar cantidades muy altas a ambas compañías para la retransmisión de los partidos de fútbol. Parecía que el negocio siempre iba a ser rentable y los anunciantes iban a estar interesados constantemente en invertir en publicidad en los encuentros futbolísticos.

Pero…. Llegó la crisis y con ella la caída de ingresos, el recorte en publicidad y la merma considerable de los beneficios por retransmisión. De hecho Prisa en su presentación de resultados del primer semestre de este año reconocía una pérdida de valor de Canal+ por valor de 208 millones de euros. "Durante el primer semestre del ejercicio 2013, los indicadores operativos del negocio audiovisual han continuado viéndose afectados por el complicado entorno económico y de consumo en España y el aumento del IVA para la televisión del pago del 8% al 21%, lo que ha impactado negativamente en la evolución del número de abonados (…) En consecuencia, el período de tiempo necesario para absorber el incremento en los costes asociados al nuevo modelo de comercialización del fútbol será superior al contemplado inicialmente en el plan de negocio elaborado por la dirección, produciéndose un retraso adicional en cuanto a la implementación de los objetivos previstos, pero manteniéndose dichos objetivos a medio plazo. Por todo ello se ha registrado un deterioro en el primer semestre de 2013 de 208 millones de euros”.

El precio de las cosas no tiene por qué coincidir con lo que valen…  Y así se está demostrando una vez más. El pasado 11 de octubre la selección española ganaba a la bielorrusa por cuatro a cero, nadie vio el partido. La empresa alemana que poseía los derechos, SportFive pedía 1,1 millones de euros por la retransmisión y finalmente nadie los pagó. La situación es compleja y es que quién lo diría pero aunque Telecinco registró unos muy buenos datos de audiencia con la retransmisión de la última Eurocopa, su consejero delegado Paolo Vasile reconocía después que “no había sido rentable”.

Críticas

El modelo de gestión del fútbol tiene que cambiar y las críticas llegan desde todos los ámbitos, el colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha ha criticado abiertamente que se utilizan "dos varas de medir" porque no se trata igual a los clubes que al resto de contribuyentes. Incluso desde dentro se reconoce que hay que tomar medidas, Javier Tebas presidente del a Liga de Fútbol Profesional reconocía en una entrevista en prensa que “Hay algunos clubes que están muy bien, pero estamos enfermos. El control económico va en la línea de disminuir los gastos para amortizar deuda. En cuatro o cinco años tenemos que amortizar un parte importante de la deuda global. Para eso no solo hay que aprobar normas porque en el fútbol no solo tenemos una crisis económica, tenemos una crisis moral, de valores. Y tenemos que inculcar en nuestros dirigentes que no vale todo, gastar lo que sea para mantener la categoría”.

La situación es compleja, clubes como el Valencia pendiente de los tribunales y de Bankia, equipos como el Deportivo salvado in extremis, el Mirandés también, el Guadalajara descendido… Futbolistas que salen a jugar a Europa porque sus equipos necesitan liquidez –es el caso de Falcao o el de Soldado de quien todo apunta a que ya tiene un pie fuera de Valencia- y todo ello choca con la imagen de los dos grandes, el Real Madrid y el Barcelona que según parece son los únicos que mantienen unos ratios de endeudamiento que rondan el 60%, lo que les permite realmente jugar en otra Liga. Añadan a este combinado las cantidades astronómicas que cobran algunos jugadores y los supuestos problemas con el fisco por no estar al día en sus pagos… Que el fútbol requiere una reforma en profundidad parece evidente, ahora bien, veremos quién le pone el cascabel al gato porque se va a llevar más de una arañazo.

Publicado en El Inversor Inquieto 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+