image

La eterna pregunta…. ¿Se tambalea el sistema de las pensiones?

por CapitalBolsa Hace 5 años
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Son uno de los pilares del estado del bienestar y cada vez que se habla de ellas, cinematográficamente hablando, arde Troya. Las pensiones están en el punto de mira y los expertos coinciden en la necesidad de acometer una reforma del sistema que garantice el acceso a estas prestaciones a la población dentro de unos años. Dos son los problemas fundamentales que atañen a las pensiones a día de hoy, el deteriorado mercado laboral y la longevidad, cada vez mayor, de la población. ¿Se necesita una reforma y acaba de entrar en vigor la última reforma aprobada durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero?

Es uno de los temas  recurrentes de discusión desde hace años y no solo entre políticos o economistas, incluso a pie de barra de bar se oyen comentarios sobre si la hucha de las pensiones dará o no para todos y sobre si hay que intentar labrarse una pensión de manera privada para garantizarnos el futuro cuando seamos veteranos. El tema vuelve a estar de actualidad desde que el pasado uno de enero entrara en vigor la reforma de las pensiones aprobada en el verano de 2011 por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero. La nueva Ley recoge algunas novedades muy controvertidas entre la población como elevar la edad de jubilación desde los 65 hasta los 67 años o incrementar los años cotizados exigidos hasta los 37 años desde los 35 anteriores para cobrar la máxima pensión. Así mismo entre los principales cambios que entran en vigor, encontramos la ampliación de 15 a 25 años del cálculo de las pensiones  lo que puede tener repercusión en la cuantía final de la pensión a cobrar. 

Valoración de la última reforma

Los expertos advierten de que esta reforma no es la solución al problema real de las pensiones, Álvaro Monterde, experto en previsión social de MARCH JLT explica que “con una situación en que las cotizaciones no son suficientes para pagar las prestaciones, en un país que envejece rápidamente y en el que no se ve el final del desempleo ¿es suficiente una reforma que terminará de aplicarse en el año 2027? La respuesta la podemos encontrar viendo cómo han crecido las pensiones públicas. Otro año más las pensiones no se han revalorizado con el IPC llevando paulatinamente a la pobreza a los pensionistas que no tuvieron ingresos suficientes para ahorrar, y a los que, aun pudiendo ahorrar, no lo hicieron porque se fiaron de la información de bonanza que sistemáticamente nos han dado gobernantes y agentes sociales”. Para Javier Flores, Responsable del Servicio de Estudios y Análisis de ASINVER “hacer una reforma aislada del resto de la economía como ha sido ésta, no tiene sentido. Afrontarlo como algo aislado no encaja sería conveniente acometer una reforma estudiada, como parte de unas reformas más amplias que incluyan al mercado laboral, al ámbito energético, a la educación… Al final se ponen parches que no van a funcionar”. Monterde ahonda en esta línea “esta reforma es tibia, no afronta la realidad y pospone, otra vez, una reforma de profunda que acabará llegando”.

Problema demográfico

Los especialistas coinciden en que existe un problema que hemos de solucionar con el tema de las pensiones y que viene dado por dos razones básicas, el deteriorado mercado laboral y la pirámide poblacional cuya base es cada vez más longeva.  Así lo recalca Jordi Fabregat Profesor del Departamento de Control y Dirección Financiera de ESADE, quien nos recuerda que “existen 16,4 millones de cotizantes para cubrir las pensiones de 8 millones de jubilados y a este ritmo el sistema no aguanta, nos comeríamos en fondo de reserva en 10 años por lo que es necesario tomar medidas para que el sistema no quiebre”.

En cuanto a los datos poblacionales, según los datos del Instituto Nacional de diciembre de 2012, “las tendencias demográficas actuales llevarían a España a perder una décima parte de su población en 40 años y desde 2018 habría más defunciones que nacimientos”. Así mismo “en 2052 el 37% de la población sería mayor de 64 años” por lo que si se hacen cálculos, la balanza de las pensiones sería negativa si continuara como hasta ahora teniendo en cuenta como dice Álvaro Monterde que “en 2012 se ha producido un grave déficit en nuestro sistema público de pensiones, que ha llevado a gastar 7.000 millones del fondo de reserva para poder afrontar el pago de las pensiones”.  

Soluciones 

En cuanto al camino que sería conveniente coger, Antonio Valenciano, presidente de la Asociación Nacional de Defensa del Trabajador ANDET aboga por tomar un camino diferente al adoptado con la última reforma, podría fomentarse la “jubilación parcial a partir de los 61 años, de ese modo esos jubilados tendrían que ir sólo determinados días al año, un mes en total y se contratan relevistas que están al menos durante cuatro años en ese puesto de trabajo, complementando. Así evitaríamos el paro juvenil y no haríamos trabajar a una persona hasta los 67 años”. 

Jordi Fabregat por su parte advierte de que con medidas paramétricas que son las que se toman habitualmente, no solucionamos el problema. Esas medidas son por ejemplo las relacionadas con la edad de jubilación, los años de cotización para el cálculo de las pensiones o el mismo hecho de acelerar la velocidad de esas medidas. Hay que atacar por otro flanco, el de las medidas sistémicas que para este experto pasarían por fijarnos en los cambios que se han efectuado en otros países como Suecia, Italia o Alemania. Unas medidas que han entrado con letra pequeña en la última reforma. El experto pone un ejemplo gráfico, si las pensiones son una piscina en la que el agua que entra son las cotizaciones y el agua que sale son las pensiones, entre más agua de la que sale. Tenemos un problema poblacional, de cada 100 individuos: 15 tienen entre 0 y 16 años, otros 15 tienen más de 65 y el resto se sitúa en el medio, en 15 años serán 30 individuos los que tengan más de 65 años. Por lo tanto habrá que tomar otras medidas como proporcionar la pensión en relación al último salario como la media europea que ronda el 50% y es del 80% en España”. En resumen parece claro que “las pensiones no serán tan elevadas, bajarán su cuantía aunque sí se cobrarán, los jóvenes pueden estar tranquilos”.

Javier Flores opina en la misma línea pero hace un análisis más allá, “cobrar vamos a cobrar pero nos vamos a encontrar con que la prestación contributiva será parecida a la no contributiva por lo que así se desincentiva a estar en el sistema, para qué voy a cotizar al máximo si voy a percibir lo mismo que el que no está en el sistema?”. Álvaro Monterde explica que “todos aquellos que se jubilarán dentro de 20 o más años deben tener claro que su pensión de jubilación pública será una pensión baja, básica, de mínimos, de supervivencia. Por tanto si se quiere mantener un nivel de vida digno hay que ahorrar”.  “Como referencia 25 años ahorrando el 20% del sueldo permite unos ingresos después de nuestra jubilación de entorno al 40% de nuestro salario. Hay que elegir entre vivir con el 80% del salario o que nuestro nivel de vida baje dramáticamente cuando nos jubilemos”.  Antonio Valenciano interpreta el camino que lleva el tema de las pensiones como un intento de “convertir el sistema de solidario a egoísta, de carácter individual. El Real Decreto 10/2011 ya apunta en esta dirección, que cada uno en vez de cotizar de modo solidario, cotice para si mismo. Se haga su propia hucha que podría abrir en caso de despido, cuando se jubile, por motivos de movilidad geográfica laboral o por desarrollo de actividades de formación”.  

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social

Otro de los puntos sobre los que se discute estos días es en relación al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, una especie de hucha para poder afrontar el pago de las pensiones en momentos puntuales. Y es que en la década de los 90 la Seguridad Social entró en déficit, y viéndole las orejas al lobo, los componentes del Pacto de Toledo establecieron en 1995 la necesidad de crear este colchón económico. Bien, el Gobierno ya ha echado mano de estas reservas, en noviembre pasado retirando 4.000 millones de euros para el pago de las pensiones. Dos meses antes se habían retirado 3.000 millones, si bien el Ejecutivo no especificó para qué.  Fue el Wall Street Journal quien el pasado 3 de enero publicó que “España ha estado vaciando sigilosamente, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que ha usado como comprador de última instancia de los bonos del gobierno, una operación que plantea dudas sobre el papel del fondo como garante de las futuras pensiones. La maniobra, que ha pasado casi desapercibida, está por concluir ya que queda muy poco dinero disponible. Al menos 90% del fondo de 65.000 millones de euros, han sido invertidos en deuda española”. 

Tal y como explica Javier Flores “se le ha dado un uso diferente (al fondo de reserva) lo que es una muestra de que España está intentando evitar el rescate de cualquier modo y lo que hay  que hacer es recortar el gasto corriente desmesurado por ejemplo en duplicidad de administraciones o en los séquitos que acompañan a los cargos electos en este país”.  Alemania ya nos tilda de “saqueadores”, el semanario Der Spielgel recoge que: “España ha saqueado en silencio la hucha más grande del país, el fondo de reserva de la seguridad social debido a sus dificultades financieras" . Antonio Valenciano recuerda que “la Ley 28/2003 regula el funcionamiento del fondo de reservas y recoge que su uso atenderá a problemas con las pensiones pero no para comprar deuda, de hecho el Gobierno ha hecho una modificación legal para utilizarlo con este fin pero su origen no era ése”. 

Álvaro Monterde  recomienda recurrir al ahorro para completar la jubilación “el instrumento elegido para ahorrar puede ser un plan de pensiones individual, pero no es el único, hay otros productos también que también pueden adecuarse a las necesidades del ahorrador a largo plazo, y nuestra recomendación es acudir al asesoramiento de un experto”. Según los datos de INVERCO, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones a cierre de 2012 la rentabilidad  media anual del total de planes de pensiones fue del  5,7%. Parece que todos los expertos están de acuerdo en que las pensiones serán más bajas por lo que tal vez sea necesario recuperar la hucha e ir ahorrando, por lo que pueda pasar. 

 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+

  • Como he leído en otro artículo publicado en Internet, lo importante a tener en cuenta en relación a la sostenibilidad del Sistema Público de Pensiones es "cuanto se produce" en lugar de "cuántos son los que producen". @miguelamoreno10
    17 Nov, 02:55