image

Escenario macroeconómico y bursátil de Capital Bolsa

por CapitalBolsa Hace 5 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Los mercados están en un momento dulce donde la liquidez es amplia y no hay expectativas de retiradas de estímulos en el corto plazo, ya que las economías de los países más desarrollados todavía se mantienen en una senda de débil crecimiento. Este equilibrio inestable podría finalizar por una de estas tres razones macroeconómicas.

1. Un fuerte ascenso en los tipos de interés a nivel mundial. Por norma, unos tipos más altos impactan negativamente sobre las acciones porque pierden atractivo sobre los bonos y por el efecto negativo en la economía general. Es cierto que no siempre un aumento de tipos tiene que venir acompañado por un descenso en las acciones. Sin embargo, en estos momentos, un shock de tipos como el visto entre mayo y principios de septiembre de 2013, no sería bien recibido por la renta variable mundial.

2. La incipiente recuperación en la eurozona se desvanece. Los inversores han puesto todas sus esperanzas en una pronta recuperación de la zona euros, desde que los datos PMI de junio sorprendieron positivamente al mercado. De hecho, el dinero de los gestores a nivel mundial está fluyendo con alegría al viejo continente apostando por una mejoría sostenible y aprovechando unas valoraciones atractivas. Pero los últimos datos dejan entrever que el camino que nos queda será difícil. El crecimiento durante los próximos trimestres será anémico, y el riesgo de decepción se mantendrá elevado.

3. Cina sigue su camino de reformas y reorientación económica. Por el momento, no se están cumpliendo los pronósticos más pesimistas sobre la economía china. Pero existen tres riesgos de corto plazo que hay que tener siempre en cuenta; i) Se han disparado los préstamos morosos en los grandes bancos del país, ii) hemos vivido dos episodios de crisis en el mercado interbancario, ya que el banco central quiere controlar el sector bancario en la sombra, iii) el gobierno central está presionando a los gobierno locales para que establezcan objetivos realistas, algo que podría hacernos pensar que podría recortar su previsión de crecimiento para 2014.

Por otra parte, podríamos asistir a una situación paradójica en la que un fuerte crecimiento en Estados Unidos lidere una corrección en los mercados de acciones a nivel mundial. Y es que en este contexto, la Reserva Federal se vería obligada a retirar todas las medidas no convencionales de forma prematura y elevar tipos mucho antes de lo esperado. Recordamos que el exceso de liquidez y las políticas de tasas de interés cercanas a cero, han sido los principales catalizadores de la subida del precio de las acciones, y su desvanecimiento sería un viento en contra de fondo tan fuerte que frenaría los beneficios de una recuperación económica, al menos en el corto/medio plazo.

Con esto en mente, nos encontramos neutrales en estos niveles de Ibex en el muy corto plazo y tan solo una corrección de las fuertes subidas vistas entre junio y octubre (+33% Ibex 35) hacia los 9.200/8.800 nos devolvería compradores netos. A medio/largo plazo, si los datos macroeconómicos en Europa se van fortaleciendo a lo largo de 2014 y el BCE, tal y como se prevé, rebaja tipos en su reunión de noviembre o diciembre, el Ibex 35 podría dirigirse hacia la zona de 10.700/11.000 puntos el próximo año.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+