image

¿Sigo al Mercado o al Dinero Inteligente?

por Carlos Montero Hace 6 años
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Tengo que reconocer que la resistencia de los mercados de renta variable me ha sorprendido. Las recientes noticias negativas han sido bien digeridas por el mercado y cualquier retroceso ha sido visto como una oportunidad de compra, a pesar de los riesgos generales.

Pero no es el dinero inteligente el que está comprando. Un reciente estudio de Bank of America muestra que los clientes institucionales han sido grandes vendedores netos de acciones desde mediados de febrero a pesar de recibir grandes flujos de dinero por parte de los inversores.

Es preocupante, sin embargo, que estos inversores institucionales pueden terminar capitulando si este mercado continúa moviéndose al alza, ya que se enfrentarán a "riesgo profesional" porque los inversores tienden a despedir a los gestores que no consiguen aprovecharse de un mercado alcista.

Los insiders también han estado presionando el botón de venta. Mark Hulbert, editor de Hulbert Financial Digest, señala que los gestores de las compañías han vendido seis veces más acciones de sus propias compañías que han comprado. Esto es más del doble que el ratio ajustado a largo plazo desde 1990 y marca la lectura más pesimista de los insiders en más de 25 años. Lo más cerca que hemos llegado a este nivel fue a principios de 2007 y principios de 2011.

Pero, si el dinero inteligente está saliendo del mercado de acciones, ¿quién está comprando?

No es sorprendente que los inversores minoristas de estados unidos hayan sido grandes compradores netos de acciones y fondos de acciones desde principios de junio del año pasado. Esta tendencia ha cobrado tanto impulso que estos inversores tienen ahora ocho veces más dinero en fondos alcistas que en fondos bajistas, marcando un nuevo máximo histórico.

Sin embargo, todas estas compras podrían continuar durante algún tiempo, especialmente si tenemos en cuenta los constantes recordatorios de los expertos y gurús del mercado en lo tontos que han sido los inversores minoristas al perderse toda esta subida, señala Martin Pelletier, gestor de TriVest Wealth Counsel. Pero no te preocupes, dicen, no es demasiado tarde, ya que siempre podemos aprovechar las correcciones para entrar en el mercado.

"Los inversores minoristas han hecho caso a estos consejos e incluso han estado pidiendo dinero prestado para comprar acciones, elevando el "margin debt" a un récord histórico de 451.300 millones de dólares en enero. Este exceso de deuda para comprar acciones es muy preocupante, pero lo que realmente me aterra es la aparición de muchos profesionales que están recomendando pedir una segunda hipoteca para comprar acciones.

Este tipo de consejo es bastante típico en las burbujas, ya que se busca incrementar el poder de compra de los incautos inversores.

En general, el nivel actual de euforia no es excesivo pero cada incremento de los mercados acentúa esta tendencia. Y los mercados pueden mantenerse irracionales durante mucho más tiempo de lo que en general se cree.

La emoción humana puede ser un poderoso motor que impulse al alza el mercado y puede recompensar temporalmente a aquellos que toman riesgos excesivos durante los periodos de Euforia. Sin embargo, muchos olvidan los peligros de este tipo de actividad cuando el mercado corrige.

Si usted está pensando en meter todos sus ahorros en las acciones o peor aún, pedir prestado para compras valores, es recomendable dar un paso atrás y examinar cuáles son sus objetivos de inversión a largo plazo y medirlos en el contexto de la situación actual del mercado. Alejarse de la manada puede ayudarle a evitar compra en los techos de mercado y vender en los suelos.

Por último, recuerde que nadie sabe lo que va a pasar cuando los expertos pronostican nuevos máximos o la siguiente corrección importante. Es mejor gastar su tiempo centrándose en lo que puede controlar y eso es la gestión del riesgo, ya que si la historia nos enseña algo es que el comportamiento irracional funciona en ambos sentidos."

 

Fuentes: Martin Pelletier, gestor de TriVest Wealth Counsel


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+