image

Estos son los factores que condicionarán hoy la evolución de los mercados

por Renta 4 Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Los futuros europeos retroceden tras las subidas de ayer de la mano de los positivos datos de eficacia de Moderna, posibles restricciones a la movilidad en EEUU ante el avance de la pandemia (no confinamiento global) y posibles obstáculos al Fondo de Reconstrucción Europea tras la amenaza de Hungría y Polonia de vetar el presupuesto europeo al que van vinculados los fondos (de los que recordamos España recibiría 140.000 mln eur). La amenaza de veto estaría relacionada con que dichas ayudas estén condicionadas al respeto del Estado de derecho. El jueves hay Cumbre Europea virtual para tratar este tema, y aunque se espera que esto quede en una amenaza de veto, sí podría provocar retrasos en la recepción de los fondos.

Ayer Moderna (+9% en la sesión aunque en intradiario llegó a subir +12%) publicó los datos intermedios de eficacia del ensayo de fase III de su vacuna contra en Covid-19, después de que el jueves pasado anunciara haber alcanzado y superado el umbral de casos propuesto. Según los datos la eficacia alcanza el 94,5%, en línea con la de Pfizer >90% conocida la semana pasada, teniendo en cuenta que emplean la misma tecnología. El ensayo ha evaluado 95 casos positivos, de los cuales 90 se encuentran en el grupo de placebo y los 5 restantes en el de la vacuna, sin que se hayan identificado efectos secundarios graves. Además, los resultados intermedios sugieren que su vacuna sería capaz de bloquear la aparición de la enfermedad en casos severos teniendo en cuenta que los 11 casos severos identificados se dieron en el grupo de placebo. En cuanto a grupos de edad, la compañía ha señalado que 15 de los 95 casos se han dado en participantes +65 años, pero sin identificar cuántos se encontraban en el grupo de placebo. Recordamos que se trata de resultados intermedios y las cifras finales de eficacia podrían diferir pero consideramos que no lo suficiente como para que dejen de ser datos muy positivos (la FDA y la OMS pedían una eficacia del >50% para su aprobación y la de la vacuna de la gripe común ronda el 40-60%). La solicitud de autorización para uso de emergencia ante la FDA estadounidense está prevista para las próximas semanas después de alcanzar los 151 casos, así como el hito de seguridad (mediana de dos meses de datos de seguridad después de la segunda y última dosis de la vacuna). La compañía espera producir entre 500-1.000 mln dosis anuales a nivel global en 2021 que, teniendo en cuenta que son necesarias dos dosis, equivaldría al 3-6% de la población mundial. Esto se sumaría al 8% que podría cubrir Pfizer. Respecto a las condiciones de mantenimiento de la vacuna, uno de los grandes retos para su distribución, la compañía ha afirmado que se mantiene a -20ºC durante seis meses y puede estar a 2/8ºC durante 30 días. La noticia fue acogida positivamente por los mercados (+1%/+2% índices europeos, +1% índices americanos con Nasdaq plano). Nuestro selectivo tuvo un mejor comportamiento relativo (Ibex +2,6%) también impulsado por el sector bancario tras la salida de BBVA de EEUU y su interés en Banco Sabadell.

Los avances en torno a la vacuna otorgan visibilidad a la recuperación (hay luz al final del túnel) pero inevitablemente dicha recuperación será lenta e inestable, lo que nos reafirma en nuestra idea de buscar valores que se puedan ver beneficiados por la llegada de la vacuna, así como mantener otros títulos growth/defensivos que aún presentan potencial. Curiosamente, las TIRes no repuntan como ocurrió con el anuncio de la vacuna de Pfizer, sino que permanecen estables en EEUU y Alemania y caen en periféricos, lo que nos reafirma en nuestra idea de que el mercado aún será prudente a la hora de descontar un escenario de repunte sustancial de crecimiento e inflación que redunde en un giro intenso hacia valores cíclicos.

En cuanto al mercado del crudo, hoy se reúne el Comité conjunto de la OPEP+. Aunque la reunión oficial no será hasta el 30 de noviembre – 1 de diciembre, sí son de esperar recomendaciones sobre el control de la oferta a partir de enero de 2021. La idea sería retrasar el aumento de oferta previsto para enero 2021 en 3-6 meses a la espera de una mayor recuperación de la demanda, que se sigue viendo afectada por la expansión del Covid y los confinamientos y restricciones asociados. Recordamos que la intención era incrementar la producción diaria de crudo en torno a 2 mln de barriles desde principios de 2021, si bien las estimaciones más recientes apuntan a que la oferta podría superar en 1,5 mln de barriles diarios la demanda si la recuperación del consumo es inferior a lo esperado.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+