image

Alzas ante la expectativa de un nuevo paquete de estímulo fiscal en Estados Unidos

por Renta 4 Hace 3 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Comenzamos la semana con una apertura fuertemente al alza ante la expectativa de un nuevo paquete de estímulo fiscal en Estados Unidos, con la resaca de las elecciones, unos datos de nóminas no agrícolas que superaron las estimaciones (con revisión al alza de los dos meses anteriores) y los casos de contagios registrando un record por cuarto día consecutivo.

Por lo que respecta a las elecciones, hay que puntualizar que a pesar de que el recuento a finalizado y se ha dado como ganador a Biden, todo apunta a que hasta su desiganción oficial como nuevo Presidente queda un largo camino por recorrer.

Hay que destacar que Biden ha sido dado como ganador por la Asociación de la Prensa que no tiene ningún papel constitucional en la proclamación del Presidente. En este punto, desde el recuento de los votos hasta la proclamación del Presidente hay un proceso por delante que dura más de un mes. En este proceso, la proclamación institucional del nuevo presidente se realiza en el Senado después de una ristra de certificaciones del Archivero Mayor (The United States Archivist), los gobernadores de cada Estado (que por el momento no se han pronunciado), los miembros del colegio electoral y el recuento de los certificados. A lo que hay que añadir, que Trump no acepta su derrota y ya ha anunciado una ofensiva legal, después de que la semana pasada ya comenzasen las impugnaciones judiciales.

De cara a esta semana, en el plano macroeconómico lo más importante será en Estados Unidos la encuesta de confianza de la Universidad de Michigan de noviembre para la que se espera estabilidad, y componentes (situación actual, expectativas, inflación a 1 año e inflación a 5-10 años). Del mes de octubre, turno del IPC, general y subyacente, sin grandes cambios esperado. Mientras, en Europa la atención se concentrará en la encuesta ZEW de noviembre en Alemania, con empeoramiento estimado en expectativas (45e vs 56,1 previo) y situación actual (-63,9e vs -59,5 previo), derivado de los nuevos confinamientos, y en Europa expectativas (52,3 previo). También contaremos con datos finales de octubre de precios (Francia, Alemania, España), y de producción industrial de septiembre (Eurozona, Francia, Italia, Reino Unido). Por su parte, se confirmará el PIB 3T20 preliminar en la Eurozona, mientras que la primera lectura 3T en Reino Unido repuntaría (+15,5%evs -19,8% en 2T) pero con pérdida de impulso en septiembre (+1,1%e vs +2,1% agosto). En China, también se publicarán datos de precios, IPP (-2%e i.a. vs -2,1% previo) e IPC (+0,7%e i.a. vs +1,7% i.a. anterior), y durante el fin de semana hemos conocido la balanza comercial de octubre que ha mostrado una ampliación del superávit hasta 401.750 mln de yuanes (vs 320.400 mln de yuanes est. y 257.680 mln de yuanes previo), con un avance de las exportaciones +11,4% i.a (vs +6,5%e i.a y +8,7% previo) y +4,7% i.a de las importaciones (vs +6,3%e i.a. y +11,6% i.a previo), unos datos que muestran un buen comportamiento de la demanda externa pero que en los próximos meses deberían estar presionados recogiendo los nuevos confinamientos que se están dando en Europa.

Otra cita a tener en cuenta serán las negociaciones sobre el Brexit. Hoy se reanudan en Londres tras unos días de reflexión para ambas partes, donde Londres y Bruselas deberían haber decidido cuanto más quieren tensar la cuerda, con el plazo definitivo llegando a su fin. Recordamos que el 31 de diciembre el Reino Unido abandonará oficialmente la UE, por lo que se necesitaría tiempo para traducir, aprobar e implantar un hipotético acuerdo, con el 15 de noviembre fijado como fecha límite orientativa. El Consejo europeo de asuntos generales se ha retrasado desde esta semana al 17 por lo que para entonces debería haber novedades, esperándose cada vez más un acuerdo de mínimos políticamente aceptable para ambas partes que permita continuar negociando en 2021.

En este contexto, donde los riesgos persisten, con una evolución de la pandemia que continúa empeorando, la incertidumbre sobre el impacto macroeconómico (principalmente en 2021) de esta segunda ola, la inestabilidad del mercado ante un deterioro de los datos macroeconómicos y el efecto de las elecciones americanas (¿quién será el ganador?, ¿hasta cuándo se alargarán los litigios?, ¿cómo quedará el reparto de poder?) mantenemos una posición de prudencia teniendo en cuenta unas valoraciones continúan en niveles exigentes especialmente en EE.UU. Nos parece pronto para que la rotación hacia ciclo (necesaria para que las bolsas sigan subiendo) sea sostenida a falta de mayor visibilidad sobre la evolución de la pandemia y, por derivada, de cuáles serán el ritmo y la intensidad de la recuperación económica. El apoyo de la liquidez (bancos centrales), que esperamos que se incremente en la Eurozona en diciembre, y el anuncio de nuevas medidas de estímulo fiscal por parte de los distintos Gobiernos serían los principales catalizadores para nuevos avances, más allá de noticias en torno a las vacunas Covid, cuya disponibilidad generalizada permitiría una progresiva recuperación de la actividad en sectores con elevado peso en el PIB.

Seguiremos monitorizando de cerca las carteras para poder adaptarnos con flexibilidad, aprovechando potenciales tomas de beneficios para ir incorporando de forma gradual y con una visión de medio plazo posiciones en algunos valores más vinculados al ciclo y que puedan emerger de la situación actual como ganadores a largo plazo. Las potenciales tomas de beneficios deberían ser limitadas en un contexto de elevada liquidez (apoyo continuado de bancos centrales) y represión financiera (tipos bajos durante mucho tiempo) que seguirá apoyando a las bolsas en el medio plazo.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+