image

Caras sí, pero ni por asomo las tecnológicas están en burbuja

por Carlos Montero Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En lo que respecta al mercado de valores, parece que últimamente hay una sola pregunta en la mente de todos: ¿se está gestando otra burbuja de las puntocom? Ya se trate de  salidas a bolsa que alcanzan niveles similares a los de 1999,  inversores minoristas que inundan los mercados, o que  la burbuja tecnológica estalla de nuevo, no faltan titulares que sugieren que estamos experimentando un déjà vu de las punto com. 

Medio año después de Covid-19, ha habido un repunte continuo de las acciones tecnológicas, el aumento de las valoraciones de las acciones y un aumento reciente en la actividad comercial minorista, lo que ha dejado a muchos inversores preguntándose cuánto pueden subir más. Sin embargo, a pesar de algunas similitudes entre el mercado actual y el mercado de finales de la década de 1990, aquí es donde terminan las semejanzas. Así lo cree el analista Nick Maggiulli, que en un interesante artículo detalla por qué no nos encontramos en una situación similar que en el 2000. Veamos:

Una gran evidencia que sugiere que no estamos repitiendo la burbuja de las puntocom es la tasa de crecimiento mucho más baja (sí, más baja) de las acciones de tecnología en comparación con finales de la década de 1990. Por ejemplo, en los últimos cinco años, el Nasdaq Composite ha aumentado su valor en un 127%, lo que palidece en comparación con el crecimiento del 456% en el Nasdaq durante el apogeo de la era de las punto com:

Imagen

Una de las características de las burbujas del  mercado  es que nadie puede verlas venir hasta después de que estallen. De lo contrario, todo el mundo estaría en el negocio de las predicciones, especialmente durante los tiempos de pandemia extraordinariamente inciertos en los que vivimos ahora. Pero con el beneficio de la retrospectiva, es posible comparar los ciclos económicos anteriores con los actuales.

Como puede ver más arriba al comparar la tasa de crecimiento de cinco años de Nasdaq Composite entre 1995 y 2000 versus 2015 a 2020, hay un "comportamiento de burbuja" caracterizado por un comportamiento de mercado modestamente exuberante, y luego está el "comportamiento de BURBUJA", donde la tasa de crecimiento de Nasdaq durante los noventa cuadruplica la de los últimos cinco años. La diferencia se puede ver en el nivel de euforia y el alcance de los cambios generales de precios en los mercados. Si bien la mayoría de los cambios de precios a fines de la década de 1990 fueron impulsados ​​por altas expectativas, una gran parte de la volatilidad de precios que se observa hoy se debe a cambios en la mejora de los fundamentos y las ganancias.

Y si examinamos algunas de las mejores   acciones individuales durante estos dos períodos de tiempo, vemos una diferencia similar en el rendimiento total. A continuación se muestra el cambio en la capitalización de mercado de algunos de los principales actores tecnológicos durante la última media década: Amazon, Apple, Facebook y Netflix.

Imagen

Y aquí está el mismo gráfico, pero para algunos de los mejores actores durante la burbuja de las puntocom: Microsoft, Intel, Cisco y Oracle.

Imagen

s de día y de noche. Mientras que los gigantes tecnológicos de hoy crecieron aproximadamente entre 2,5 y 6 veces durante los últimos cinco años, las empresas de tecnología más grandes a finales de los noventa crecieron entre 11 y 40 veces. Esta diferencia de crecimiento también es proporcional a las expectativas de los inversores en torno al futuro de las empresas de tecnología.

Los inversores a finales de la década de 1990 subieron los precios muy alto, muy rápidamente porque creían en un futuro en el que las empresas de tecnología dominarían la economía y transformarían la productividad y la sociedad. No creo necesariamente que estos inversores estuvieran equivocados, pero llegaron demasiado pronto. Los inversores de hoy tienen un indicador más razonable del papel de la tecnología en la economía, y los precios de las acciones reflejan esta racionalidad.

Si bien estoy de acuerdo en que algunas empresas o sectores pueden estar sobrevalorados hoy (por ejemplo, los vehículos eléctricos, como lo demuestra la exageración en torno a Nikola ), no creo que podamos hacer una conclusión general de que todo el mercado también está sobrevalorado.

De hecho, las valoraciones de las acciones son mucho más bajas en la actualidad y están más en línea con las expectativas de los inversores que a finales de los noventa. Por ejemplo, si examinamos la relación precio-ganancias (P / E) ajustada cíclicamente  de las acciones estadounidenses desde la década de 1960, puede ver que las valoraciones de hoy no se acercan a lo que eran a fines de la década de 1990. 

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+