image

¿Somos el tipo de inversor que predice una plaga de langostas a nivel bíblico?

por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En el artículo de ayer hablábamos del estudio que ha realizado el analista Adam M. Grossman sobre los tipos de mente y perfil inversor. Comentamos que es un inversor “narrador”, o un “estadísticos”. Bien, para finalizar esta parte del estudio, veremos qué es un inversor “pistolero”, “filósofo” o “pragmático”.  1. El pistolero. Hace unas semanas, hablé de David Portnoy , que puede ser el más destacado de los traders diarios de hoy. La línea de la firma de Portnoy: “Las acciones solo suben. Solo suben".

Pero si bien Portnoy puede ser el más conocido, no está solo. El comercio intradía ha experimentado un resurgimiento significativo este año debido a la pandemia. Y los comerciantes diarios no son los únicos pistoleros. La realidad es que muchos inversores profesionales también entran en esa categoría. Mire un fondo mutuo típico administrado activamente y verá una cifra de rotación de  casi el 100%. Lo que esto significa es que los administradores de fondos están, en promedio, comprando y vendiendo casi todas y cada una de sus participaciones durante el transcurso de un año. Si bien puede ser divertido ser un pistolero, los datos muestran que esta no es una buena estrategia para  profesionales  o  individuos.

2. El filósofo. El filósofo es similar en muchos aspectos al estadístico. Pero los filósofos se centran en tendencias más importantes y de largo plazo. Uno de los filósofos más conocidos de la actualidad es Nouriel Roubini.

Profesor de economía en la Universidad de Nueva York, se ganó el apodo de Dr. Doom por ser uno de los primeros (y únicos) en predecir la recesión de 2008. Entre sus preocupaciones actuales: el potencial de un conflicto militar con Irán, un colapso de los bonos del Tesoro de Estados Unidos como resultado del conflicto con China, la desertificación en África Oriental que podría crear "enjambres de langostas a escala bíblica" y el riesgo de que la pandemia actual se convierta en un "depresión mayor". ¿Podría Roubini tener razón con estas predicciones apocalípticas? Por supuesto.

Pero aquí está el problema con la inversión al estilo filósofo: cualquiera de estas predicciones podría hacerse realidad, o puede que no. Entonces, ¿qué debe hacer un inversor? ¿Deberías vender todo y esconderte en un búnker? La conclusión: el filósofo puede sonar como un sabio, e incluso puede tener razón durante un período de tiempo. Pero es difícil traducir estas profecías en soluciones prácticas.

3. El pragmático. El pragmático se ve a sí mismo como la voz de la razón, que intenta integrar las historias del narrador, los números del estadístico, la bravuconería del pistolero y las preocupaciones del filósofo. Entre estos otros cuatro, el pragmático se ve a sí mismo como la única persona racional en la sala: imparcial y sin emociones.

En muchos sentidos, eso es algo bueno. Sin duda, es mejor que cualquiera de estos enfoques de forma aislada. Sin embargo, el problema es que la combinación de estos cuatro enfoques no conduce necesariamente a una mejor respuesta. Los pragmáticos todavía no pueden ver en tras esquinas. Por eso, como alternativa, recomiendo el enfoque de las cinco mentes, que ofrece un marco de asignación de activos que se puede utilizar incluso cuando el futuro es incognoscible.

Lacartadelabolsa.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+