image

Las peluquerías se llenan de citas para tintar las “canas de la pandemia”

por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Pocos meses después de la cuarentena, las peluquerías de todo el mundo están señalando que ha habido un incremento notable de las visitas a sus establecimientos para teñir las canas del pelo. Claramente por encima de la media, afirman. Este hecho ha llevado a diversas publicaciones científicas a publicar artículos de cómo el estrés producido por la crisis pandémica está afectando a nuestro organismo de diversas maneras. La publicación de lengua inglesa “elemental+”, publicó recientemente un análisis sobre este hecho que pudiera parecer anecdótico, pero que no lo es en absoluto. Veamos:

El estrés ha sido durante mucho tiempo el culpable de cualquier aumento en las canas, pandémica o no. Y esta explicación tiene sentido. El estrés se manifiesta en el cuerpo de varias maneras. El acné por estrés y la inflamación crónica se encuentran entre los efectos inducidos por el estrés más comunes. Pero no se comprende exactamente cómo el estrés afecta el color del cabello, o, más exactamente, la falta del mismo.

Ayuda a saber cómo funciona el proceso de envejecimiento, dejando de lado el estrés. Las canas son una parte normal del envejecimiento, particularmente después de los 30 años (cualquier gris que aparezca antes se considera canoso prematuro). El momento más preciso de cuándo alguien comienza a ponerse gris está en gran medida dictado por la genética. "Cada folículo piloso tiene células pigmentarias, que se llaman melanocitos, y con el tiempo, existe esta muerte celular programada", dice Shilpi Khetarpal, MD, dermatóloga de la Clínica Cleveland en Cleveland, Ohio. Esos melanocitos mueren, lo que a su vez reduce la cantidad de pigmento en el cabello, aligera los mechones y los vuelve grises.

"A pesar del consenso de expertos de que el estrés y el envejecimiento están vinculados, el mecanismo biológico real que vincula el estrés y el envejecimiento es difícil de precisar".

Es bastante sencillo, o lo sería, si la genética fuera la única pieza del rompecabezas. "Todo es realmente una combinación de su genética y su entorno", dice Khetarpal. "Entonces, si está fumando, si está expuesto a la contaminación, el sol y otros desencadenantes ambientales, [o] si está exponiendo su cuerpo a factores estresantes externos, eso ciertamente puede acelerar el proceso".

Factores como estos pueden ascender en la línea de tiempo de inicio de canas. Las personas pueden comenzar a ver sus primeros grises o un gris más fuerte solo seis u ocho semanas después del comienzo de un factor estresante significativo. Teniendo en cuenta eso, tiene mucho más sentido que las personas solo ahora, unos meses después del encierro, vean un aumento en los pelos grises. El resultado: incluso si sus genes fueron programados para que comience a ponerse gris a los 35, podría comenzar a ver canas antes si se siente especialmente agotado.

Desafortunadamente, una vez que el envejecimiento inducido por el estrés se afianza, el efecto es permanente. 

 

Lacartadelabolsa.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+