image

El gráfico semanal: Intel o los límites de las tecnológicas

por Renta 4 Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Tras un inicio de la semana fuerte, en el que su cotización llegó de nuevo a superar los 500 dólares por acción, nuestro valor de la semana pasada, Netflix, se ha seguido deslizando a la baja hasta cerrar el viernes en 480,45 dólares, con una caída semanal del 2,5% en medio de un mal tono general de las grandes tecnológicas en la recta final de la semana.

Esa vuelta atrás de las grandes tecnológicas ha sido una de las "sorpresas" de la semana y tal vez tenga que ver con las perspectivas que diversas empresas del sector están dando para los próximos meses. Es el caso de Microsoft, que recortaba un 3% el miércoles tras presentar resultados mejores de lo previsto para el segundo trimestre pero malas perspectivas para los próximos meses.

Pero el caso más llamativo ha sido el de Intel, la mítica compañía de semiconductores fundada por Gordon Moore y Robert Noyce en 1968, y catapultada a lo más alto por Andy Grove en los noventa, que el pasado jueves presentaba, una vez cerrado el mercado, resultados del segundo trimestre mejores de lo esperado, pero anunciaba un retraso de seis meses en el lanzamiento de su próxima generación de chips.

El mercado lo tomó muy mal, y la acción bajó un 16,24% el viernes. De nuevo, como en Netflix o en Microsoft, los inversores estaban descontando el mejor de los mundos y cualquier expectativa que se aparte de ese escenario idílico les inquieta. Pero la realidad es que la vida tiene incidencias y que rara vez se llega al éxito sin pasar por dificultades y por momentos complicados.

Intel, que ya sufrió un pequeño revés al anunciar Apple en junio que iba a fabricar sus propios chips en lugar de cómpraselos a la compañía de Mountain View, nos recuerda, una vez más, que también las tecnológicas tienen sus límites y que pretender que suban de forma constante e ilimitada es, simplemente, una quimera, sobre todo, como decíamos la semana pasada, en el nuevo mundo post Covid.

Tras la corrección Intel cotiza a un Per inferior a diez veces beneficios, es decir a precios de compañía ya madura, como en cierto modo le corresponde. El Gráfico adjunto muestra que los 45 dólares por acción, que es en el nivel que se paró la caída en marzo, pueden ser un buen nivel de compra, aunque ofrece mayor solidez sin duda, el soporte de los 35 dólares.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+