image

“¿Seguirá la borrachera animada por los bancos centrales, a pesar de que cada vez hay menos bebedores en la barra del bar?”

por Moisés Romero Hace 3 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Llevo 10 años fuera del mercado. Sí, 10 años, literalmente. La razón ha sido y sigue siendo mi incredulidad ante todo lo que ha sucedido, sucede y puede suceder. Reconozco que me libré de la masacre de la Madre de Todas las Crisis, de la que muchos valores de primer orden a nivel nacional e internacional aún no se han recuperado, pero, también, que he perdido grandes oportunidades de negocio. La más reciente en marzo. Recomendé a todos mis amigos comprar, pero yo no compré ¿Miedo? ¿Precaución? ¿Morir de éxito? De todo un poco. En lo que sí estoy de acuerdo, cada vez más, con determinados sabios del mercado es cuando dicen que desde hace mucho tiempo los mercados viven en el mundo de jauja, en el paraíso, sumidos en una especie de Nirvana que no tiene fin. Y así es como entiendo, sólo de este modo y de ningún otro modo más, que la anormalidad es desde hace tiempo la nueva normalidad. El mundo al revés. Y yo en este mundo de calcetines colocados al revés no sé moverme. Prefiero ver y esperar a ver si la anormalidad se da la vuelta y vuelve la cordura y la normalidad. Falta mucho tiempo aún", me dice uno de mis gurús favoritos.

"¡Ay! de la mano de Dios. Es el nombre con que se conoce el primer gol anotado por el ex futbolista argentino Diego Armando Maradona en el partido entre Argentina e Inglaterra por los cuartos de final de la Copa Mundial de Fútbol de 1986, el 22 de junio de 1986, en el Estadio Azteca de la ciudad de México. El juego finalizó con la victoria de los argentinos por 2 goles a 1, gracias al llamado «Gol del Siglo», también marcado por Maradona. Desde entonces, unos y otros ha acuñado este término. La Bolsa no es una excepción..."

"La mano de dios es más patente en Wall Street, porque es la mano de la Reserva Federal la que lanza trillones y trillones de dólares para sostener en pie el Templo del capitalismo. Las conocidas QE, han tenido un efecto alcista automático sobre los índices de Wall Street ¿Y quiénes se benefician de ello? Aunque el sentimiento del inversor de EE UU es en la actualidad el más alcista de los últimos cinco años y el flujo de fondos hacia Wall Street ha sido muy intenso en la recta final de 2019, son los pocos bancos de inversión (y comerciales) que quedan en pie los receptores de este maná celestial que lanza la mano de dios..."

"En Europa y Japón, también en China, se repiten los mismos modelos. Los mercados, no obstante, son más temerosos, menos impulsivos ¿Por qué? Por la dependencia extrema de la primera Bolsa del mundo, capaz de hundir en la miseria al resto de las Bolsas del mundo, con un solo soplido..."

“Las crisis recientes, desde la vivida en los mercados emergentes pasando por la gran crisis rusa hasta la Gran Crisis Financiera de 2009 y terminar, por ahora, en la Gran Depresión de la Pandemia, deberían haber servido para aprender y reflexionar sobre la aparición de Cisnes Negros. No ha sido así. Los excesos son los mismos crisis tras crisis y nadie quiere atajar el problema de fondo. Los agentes, actores y espectadores, quieren que esto no termine nunca. Que siga el gran Nirvana”.

“Por eso, las crisis son de corta duración en términos de valoración bursátil, de grandes índices. Otra cosa es lo que sucede valor por valor, muchos de ellos con pérdidas acumuladas superiores al 50 %. Eso, sin embargo, no importa. La propaganda la procuran y enaltecen los grandes índices, que son los que cuentan en los Medios, lo que ve y entiende la gente. Y los índices, en su mayor parte, han recuperado mucho desde los mínimos de marzo. Algunos, como el Nasdaq, en máximos históricos. La borrachera sigue, aunque cada vez la barra del bar está menos abarrotada..."

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+