image

Beneficios e inconvenientes de los depósitos a largo plazo

Uno de los productos de ahorro por excelencia en nuestro país, además de los planes de pensiones, son los depósitos bancarios a plazo fijo.
por Gestoría Iberanfico Hace 5 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En el mercado encontramos multitud de productos de ahorro que nos permiten guardar algo de dinero para el futuro. Sin duda, uno de los productos de ahorro por excelencia en nuestro país, además de los planes de pensiones, son los depósitos bancarios a plazo fijo. En este post, detallaremos qué es un depósito a largo plazo y qué beneficios e inconvenientes tiene.

¿Qué es un depósito a largo plazo?

Los depósitos a largo plazo son un producto de ahorro cuyo interés sobre los ahorros no excede del 1%. A priori, puede parecer que la rentabilidad de estos productos no es mucha. Sin embargo, estos productos de ahorro están exentos de comisiones y otros gastos para su tramitación, gestión y mantenimiento. No obstante, lo normal es que a este tipo de producto de ahorro se apliquen intereses crecientes, de forma que, a medida que los plazos son mayores, también aumenta la rentabilidad, siendo de un 3%.

Estos productos de ahorro se pueden contratar a un plazo máximo de entre 3 y 6 años con un capital mínimo de entre 1.000 y 10.000 euros.

¿Con qué beneficios e inconvenientes cuentan los depósitos a largo plazo?

Como ocurre con cualquier tipo de producto financiero, los depósitos a largo plazo cuentan tanto con beneficios como con inconvenientes. Veámoslos.

Beneficios de los depósitos a largo plazo

Los beneficios de estos productos de ahorro son los siguientes:

  • Al no ofrecerse demasiadas promociones y ofertas sobre estos productos de ahorro, los intereses que se aplican no son muy altos.
  • Se garantiza la mayoría del capital depositado, lo que los convierte en productos de ahorro que gozan de gran seguridad.
  • Se pueden formalizar por Internet, lo que resulta la mar de cómodo para cualquiera con un ordenador conectado a Internet, ahorrándose las colas en el banco.
  • Es un producto ideal para los ahorradores menos agresivos, ya que se trata de un producto longevo con largos periodos de permanencia y baja rentabilidad.
  • La rentabilidad aumenta a partir de cuantías de ahorro superiores a 1.000 euros. Así, estos productos cuentan con una rentabilidad progresiva.

Inconvenientes de los depósitos a largo plazo

Los inconvenientes de estos productos de ahorro son los siguientes:

  • Los bancos no ofrecen promociones de bienvenida como sí ocurre con otros productos bancarios y financieros.
  • Baja rentabilidad, ya que los intereses serán de entre un 1 y un 3%, por lo que el dinero que ahorremos no generará muchos intereses.
  • Largos periodos de permanencia de entre 24 y 56 meses, lo que impide al titular la cancelación del depósito a largo plazo.
  • No están pensados para guardar todos los ahorros de sus titulares.

Sin duda, los depósitos a largo plazo son una estupenda opción para los pequeños ahorradores que quieren guardar algo de dinero para el medio o largo plazo. No obstante, también existen inconvenientes que se habrán de valorar. Por ello, es recomendable acudir a un asesor financiero que estudie tu caso y te recomiende el producto que se adapte a tu situación y objetivos.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+