image

Hoy especialmente atengos a la evolución de las curvas, respuesta del Eurogrupo y reunión de la OPEP

por Renta 4 Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Apertura al alza en Europa recogiendo los avances de ayer en Wall Street y a la espera de dos citas especialmente relevantes, las reuniones del Eurogrupo (17h) para dar una respuesta fiscal conjunta a nivel europeo y de la OPEP+ (16h) para intentar racionalizar el exceso de oferta en el mercado de crudo a través de un recorte consensuado de producción. Recordamos que mañana viernes y el lunes los principales mercados europeos y estadounidenses permanecerán cerrados por las festividades de la Semana Santa, por lo que dada la hora de ambas reuniones es previsible que hoy no tengamos conclusiones con mercado abierto.

Seguimos vigilando la evolución de las curvas en distintas economías y los preparativos para la vuelta a la actividad, que se presenta muy gradual, y en todo caso dependerá de la confirmación de aplanamiento de las curvas y con estrictas medidas para evitar su repunte. El consenso apunta a que se tardarán al menos dos/tres años en recuperar los niveles de PIB previos a la pandemia. Asimismo, y sin acción concertada, es previsible que la situación para emergentes sea mucho más dura.

Seguimos por tanto pendientes de la respuesta fiscal europea que debería salir del Eurogrupo y que posteriormente tendrá que aprobar el Consejo Europeo. Hasta el momento, las medidas fiscales a nivel nacional suman un 3% del PIB europeo y los avales un 18%. La semana pasada Francia proponía la emisión de deuda conjunta dentro de un fondo limitado en el tiempo a 5-10 años y enfocado a la recuperación económica. Esta limitación buscaría vencer las reticencias de Alemania y Holanda. Sin embargo parece que los coronabonos tienen escasas probabilidades de salir adelante. Así, lo más probable es que el siguiente paquete de ayuda venga del MEDE, con capacidad de 410.000 mln eur, aunque con condicionalidad. En este sentido, se está barajando incluso crear una nueva facilidad de emergencia, al estilo de las que tiene el FMI, que no tiene condicionalidad (más allá de que se use de forma controlada para la emergencia), aunque habrá que ver los detalles y los montantes serían muy pequeños. En el caso de España no superaría los 10-20.000 millones de euros, por lo que no resolvería el problema de fondo. Otra vía alternativa de ayuda es el plan Sure para proteger el empleo y dotado con 100.000 mln eur.

En cuanto a la reunión de la OPEP+ prevista para hoy, recordamos que la semana pasada Trump sugería en Twitter un fuerte recorte de oferta por parte de Arabia Saudí y Rusia, 10 mln b/d (10% de la oferta total). Consideramos que para que haya acuerdo todos tendrán que poner de su parte (Rusia y EEUU entre ellos) o dudamos que haya acuerdo alguno. Asimismo, el recorte deberá ser suficiente para compensar la fuerte destrucción de demanda que el parón económico derivado del confinamiento está provocando y que se estima actualmente en torno a -20/-30 mln b/d (-20%/-30%), causando graves problemas de almacenamiento. Especialmente relevante será ver qué países están dispuestos a recortar su oferta y en qué proporción. Recordamos que Arabia Saudí podría estar dispuesta a reducir su oferta a 9 mln b/d (prácticamente lo mismo que producía antes de la guerra de precios y vs los 10 mln b/d en marzo), Rusia en un 15% (1,6 mln b/d) y que EEUU de momento no parece dispuesta a contribuir con su parte, y prefiere dejar que la producción caiga progresivamente ante la actual situación de precios (-2 mln b/d a final de año desde 13 a 11 mln b/d a medida que se van cerrando pozos) e incluso amenaza con imponer aranceles al petróleo extranjero, alegando que la guerra de precios es un problema de Arabia Saudí y Rusia. Veremos también si finalmente se celebra mañana viernes una reunión de ministros de energía del G20 (13h) para que el resto de productores, Noruega, Canadá, Brasil, etc, contribuyan al recorte global de producción.

A nivel de expectativas sobre el crecimiento económico, los principales institutos que elaboran previsiones para el gobierno germano esperan una contracción del -9,8% en el PIB 2T20 de Alemania, lo que supondría la mayor caída de la historia, que más que duplicaría el peor registro visto en 1T09. Las mismas fuentes apuntan a un PIB 2020 -4,2% seguido de un fuerte rebote en 2021 +5,8% derivado de los fuertes estímulos monetarios y fiscales aplicados. Sin embargo, consideran que existen importantes riesgos a la baja sobre estas previsiones en función de cómo evolucione la pandemia, que a su vez condicionará la forma en que se vaya reanudando la actividad económica, y si se produce o no una segunda oleada de contagios, así como el riesgo que un incremento de la insolvencia empresarial puede suponer para el sistema financiero.

En el plano macroeconómico, hoy tendremos los primeros datos del mes de abril en EEUU con la publicación de la confianza consumidora de la Universidad de Michigan que podría caer a mínimos de 2011 y tendremos referencias de precios de marzo con los IPP que seguirán moderándose. También tendremos datos de desempleo semanal en EEUU que podrían incrementarse en 5 mln más tras 10 mln de peticiones las dos últimas semanas.

Ayer en EE.UU. se publicaron las Actas de la reunión de emergencia de la Fed del pasado 15 de marzo, cuando recortaron los tipos de interés 100 pb hasta 0-0,25% y retomaron el QE, mostrando la experiencia adquirida en la crisis financiera de 2008 y actuando con rapidez. El FOMC enfatizó el deseo de mostrar una reacción contundente ante la amenaza del Covid-19 por la elevada incertidumbre y subrayó que los tipos debían estar en este nivel hasta que se haya solucionado la situación y la economía vuelva a la senda de lograr sus objetivos de máximo empleo y estabilidad de precios. Aunque algunos miembros mostraron inicialmente sus reservas del recorte de 100 pb a favor de uno de 50 pb, finalmente se logró una mayoría. Así mismo, los participantes señalaron que la inflación se mantendrá baja, reflejando el deterioro en la utilización de la capacidad y las importantes caídas esperadas en los precios de la energía. También se mostraron poco dispuestos a implementar tipos de interés negativos, subrayando el QE como complemento al límite efectivo de tipos de interés, a la vez que resaltaron la importancia de desincentivar el pago de dividendos y los programas de recompra de acciones en el sector bancario. No se publicaron las previsiones trimestrales de crecimiento por la elevada incertidumbre existente.

Por su parte, el Banco de Corea ha mantenido el tipo repo en el 0,75%, en línea con lo esperado, en tanto se mantiene a la espera de ver el impacto de los estímulos anunciados y con objeto de tener un mayor margen de maniobra en caso de que fuera necesario más adelante.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+