image

“Nunca apueste por el fin del mundo. Nunca termina y si sucede, ¿con quién resolverá sus cuentas?”

por Moisés Romero Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En el gráfico adjunto se muestran las revisiones de ganancias globales para este año, que quedan en mínimo histórico. EE. UU. y EM empataron en 2008 en esta serie de mínimos. Los mercados de la UE, también en mínimo histórico. Son muchos los analistas que valoran el fin del mundo por tercera vez en 20 años. "Nunca apueste por el fin del mundo. Nunca termina, y si lo hace, ¿con quién resolverá el intercambio?" - Art Cashin. Han vuelto los vendedores del fin del mundo. Keynes ya dijo que el mercado puede mantenerse más tiempo irracional, que lo que puede aguantar tu cartera. Pánico, miedo, efecto manada. Ya saben. Otra más: los inversores han perdido más dinero tratando de anticipar las correcciones que el que se ha perdido en las correcciones mismas (vía MarketWatch). Otro: un reloj parado acierta la hora dos veces al día. O lo que es lo mismo, mejor estarse quieto, sentado en el valor, como han hecho muchas generaciones de bolsistas, y solo moverse como una gacela ante cualquier señal de peligro serio. Hay que tener paciencia, saber esperar. Todo llega: la depresión, la euforia, la recuperación, el ascenso y el descenso, las burbujas y otros fenómenos más. Los ciclos se repiten siempre, pero de manera diferente. Ningún ciclo es igual. Solo coinciden en lo bueno, en lo malo, en el miedo, en el contagio, en la exuberancia...", me dice el CEO de una gran gestora, que añade:

Imagen

"Como tantas otras veces he expuesto a mis compañeros, si llega el Fin del Mundo, llegará para todos y para todos los bolsillos. Da lo mismo tener un céntimo en el bolsillo que una cuenta mil millonaria en el banco. El Fin del Mundo es el Fin del Mundo. Para todos. Viene a colación esta perogrullada por el exceso de mala información que nos ha invadido por todas partes. Son horas de reflexión..."

"En Bolsa como en otros mercados lo más fácil es comprar y lo más difícil, vender. Con las QE y otros instrumentos manejados por los bancos centrales sucede lo mismo: lo fácil es comprar activos, lo difícil es cuánto, cómo y, cuándo venderlos..."

"Por eso no hay que obcecarse con ideas o sentimientos de que la Bolsa tiene que bajar (o subir), porque lo que tú piensas, con buen criterio, puede tardar mucho tiempo en hacerse realidad. Quizá para entonces ya hayas vendido todo. Aguantar las posiciones es una disciplina muy dura. Demasiado..."

"El dolor vendrá este año por la falta de crecimiento económico en el mundo, en general, y en España, en particular. El crecimiento económico es clave para la evolución de los mercados. No lo olviden. Pero todo pasará..."

 

Artículo Original.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+