image

Alzas en las bolsas por noticias esperanzadoras en varios frentes...también el sanitario

por Renta 4 Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Apertura al alza  con las bolsas rebotando desde mínimos de 2016 y tras cerrar ayer el S&P -3%. Asia al alza, con Nikkei +8%, China +3%, Australia +1%. Esto sucede después de las fuertes caídas previas y ante noticias esperanzadoras en algunas zonas geográficas a nivel sanitario, aunque otras inician ahora el camino, a la vez que se sigue echando en falta una respuesta coordinada a un problema global.

Esperanzadoras noticias desde Wuhan (cerrado desde mediados de febrero), que levantará las restricciones el 8 de abril, después de que el número de nuevos contagios cayese a 0 el 19-marzo (los nuevos casos desde entonces son importados). También esperanza desde Italia, donde el ritmo de contagios empieza a disminuir. Algunos países que se mostraban reacios al aislamiento, como Reino Unido, han dado su brazo a torcer y anuncian 3 semanas de aislamiento. El riesgo está en que algunos países (EEUU entre ellos) desoigan las recomendaciones de las autoridades sanitarias y provoquen un  impacto más profundo y duradero si no hay contención de la curva.

En positivo, la segunda ola de medidas de la Fed (ver más abajo) anunciada ayer estaría trayendo algo de calma al mercado de crédito. En deuda pública, aunque inicialmente hubo caídas en las TIRes EEUU (-10pb a 0,75%) luego repuntó hasta 0,86% (esta mañana a 0,81%) ante declaraciones del Secretario del Tesoro Steve Mnuchin de que se emitirá mucha deuda a largo plazo. En este contexto, el dólar se depreció cerca de un 2% vs Eur desde 1,065 hasta 1,08 USD/eur. La renta variable, aunque con reacción inicial al alza, se vio después presionada por la falta de acuerdo en torno al paquete de estímulo fiscal, donde seguimos esperando que Republicanos y Demócratas se pongan de acuerdo para desbloquear cerca de  2 bln USD. La segunda votación en el Congreso arrojó un resultado de 49-46, lejos aún de los 60 votos necesarios. Se podría volver a votar hoy.

A nivel apoyo global coordinado, sin novedades. La conferencia telemática de emergencia celebrada ayer por G-20 y banqueros centrales no dio resultado alguno. Sigue sin haber una acción coordinada a nivel global (como sí la hubo en 2008 y de hecho fue lo que marcó el punto de inflexión al alza en los mercados financieros), siendo por el momento todos los estímulos de carácter local, algo que los inversores parecen considerar insuficiente. Una de las medidas que el mercado baraja que podría resultar adecuada sería aumentar la financiación a FMI y Banco Mundial para apoyar a economías emergentes vulnerables.

Por su parte, Europa sigue hablando. Hoy habrá teleconferencia de los ministros de finanzas europeos para discutir los próximos pasos. Así, el Eurogrupo se reúne tras una semana en la que se han continuado anunciando medidas económicas por parte de los distintos países europeos y BCE. En tan solo una semana el debate sobre la utilización del MEDE ha cambiado, y ya se da prácticamente por hecho que este mecanismo debe jugar un papel importante. El comisario de Economía Gentiloni ha explicado que el Eurogrupo está trabajando en dos posibilidades: 1) que el MEDE ofrezca líneas de crédito a los Estados miembros más afectados o 2) la apertura de una nueva vía de liquidez por parte del MEDE a la que todos los Estados miembros podrían acogerse. Asimismo, en la reunión de hoy otro de los debates volverá a ser la posibilidad de emitir coronabonos, donde parece que los alemanes estarían más abiertos a esta opción.

En cuanto al nuevo bazooka de la Fed, ésta se vio obligada ayer a lanzar una segunda ola masiva de estímulos monetarios, comprometiéndose a compras ilimitadas de Treasuries y MBS a la vez que pone en marcha nuevas herramientas de préstamos para ayudar a compañías, familias y la economía americana en general. Es una muestra clara de que la Fed es consciente de las severas disrupciones que puede suponer en la economía americana la lucha contra el Coronavirus, de que es necesario suavizar estos impactos y apoyar para impulsar la recuperación de la economía una vez se suavicen las citadas disrupciones. Asimismo, busca estabilizar los mercados financieros, sobre todo el de crédito.

Esta decisión se adopta en la medida en que el pasado viernes 20 de marzo la Fed ya había completado casi la mitad de las compras comprometidas de deuda pública americana (el compromiso era comprar al menos 500.000 mln USD) y un tercio de los MBS de agencias (de un total comprometido de 200.000 mln USD). Ahora se comprará sin límite de cantidad, todo lo que sea necesario, con el fin de mantener el coste de endeudamiento bajo.

Asimismo, anunció dos nuevos programas que le permitirán comprar bonos corporativos, incluidas nuevas emisiones (secundario y primario), así como deuda respaldada por préstamos a estudiantes, autos y tarjetas de crédito, así como préstamos a pymes. También extiende los programas existentes de deuda municipal y papel comercial, y anunciará pronto un programa de préstamos directos a pequeñas empresas. Estas medidas deberían proporcionar cierta estabilidad a los mercados de crédito.

Por su parte, Alemania aprobó la emisión de nueva deuda como parte del paquete de estímulo de 750.000 mln eur para suavizar los impactos del Coronavius. El ministro de finanzas espera que el PIB alemán se contraiga -5% en 2020. Se aprueba así un presupuesto complementario que permitirá al gobierno tomar prestados 156.000 mln eur. Se establece asimismo un fondo de rescate de 600.000 mln eur para proporcionar préstamos y garantías (400.000 mln eur del total) a compañías afectadas por el Coronavirus así como compra de participaciones en negocios con problemas. Alemania abandona así seis años de restricción fiscal. El gobierno alemán también afirmó, al igual que el español, que protegerá a sus compañías de adquisiciones aprovechando los bajos precios.

En el plano macro, hoy es día de PMIs de marzo, que ya deberían recoger el impacto del Coronavirus. Las expectativas apuntan en esa dirección, sobre todo en la Eurozona y en servicios: manufacturero 39e (vs 49,2 anterior) y servicios 39,5e (vs 52,6 anterior), compuesto 38,8e (vs 51,6 anterior). En EEUU el impacto se espera de momento más limitado: manufacturero 43,5e (vs 50,7 anterior) y servicios 42e (vs 49,4 anterior), compuesto (vs 49,6 anterior). Ya hemos conocido los PMIs de marzo en Japón: el dato compuesto registra la mayor caída desde 2011 y mínimos desde ese mismo año hasta 35,8 (vs 47 anterior), con el componente manufacturero cayendo hasta 44,8 (vs 47,8 anterior) y el dato de servicios incluso en mayor contracción 32,7 (vs 46,8 anterior).

En cuanto a nuestras carteras recomendadasayer a cierre realizamos varios cambios en la Cartera Europea, adaptándola a las nuevas circunstancias del mercado. Así, damos salida a Vivendi, Siemens Healthineers, CapGemini y Total, dando entrada en su lugar a Reckitt Benckiser, Airbus, SAP y Sanofi, por lo que la Cartera Europea queda compuesta por Abinbev (12,5%), Airbus (12,5%), Fresenius (12,5%), Lanxess (12,5%), Prosus (12,5%), Reckitt Benckiser (12,5%), Sanofi (12,5%) y SAP (12,5%).

Reckitt Benckiser tiene la cartera mejor posicionada para ayudar en esta crisis sanitaria, vendiendo medicamentos para el tratamiento del resfriado, la gripe y el alivio del dolor, así como desinfectantes para las manos, y productos de saneamiento para el hogar, como Dettol y Lysol. Además, el 40% de sus productos son para el consumo en el hogar por lo que su consumo es probable que aumente en esta crisis.

Airbus ha sufrido una caída del 60% en las últimas semanas que nos parece excesiva. Creemos que la capacidad de recuperación del modelo de negocio de Airbus se subestima al operar en un duopolio. Del mismo modo, la gran posición de caja de la compañía es un diferenciador clave que debería permitirle navegar un período prolongado de interrupción severa. No esperamos que la estructura de la industria cambie como resultado de la interrupción actual, por lo que lo más probable es que salga fortalecido de la misma.

SAP está estructuralmente bien posicionada en el negocio de la nube, tanto con nuevos clientes, como en su base instalada. La caída del 40% en el precio de las acciones nos permiten comprar un negocio tecnológico  irreplicable y a una valoración muy razonable

Sanofi  ha corregido un 26% desde máximos y vuelve a estar a valoraciones muy atractivas para la resistencia y calidad de su negocio, más si cabe en un sector como el farmacéutico que menos afectado se verá por la crisis del coronavirus.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+