image

¿Aprovechar las caídas para comprar? Un autoengaño para la mayoría de los inversores

por Carlos Montero Hace 7 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Ayer, en una nota a clientes los analistas de Bankinter señalaban: “La situación aún empeorará algo más antes de empezar a mejorar. La lógica dice que no solo es pronto para dar por controlado el denominado coronavirus, sino que durante algún tiempo el número de afectados continuará aumentando. La actividad en China se ralentizará porque las grandes compañías detendrán o reducirán significativamente su ritmo. Sobre todo las directamente relacionadas con el consumo (Starbucks, McDonald’s…) y viajes (líneas aéreas), pero también grandes plantas de producción. Defendemos que hay que mantener posiciones (bolsas) porque nadie es capaz de adelantar cuándo empezará a controlarse el virus pero, cuando suceda, el rebote de las bolsas será rápido… y probablemente la corrección de los bonos también, teniendo en cuenta el rally que vienen disfrutando derivado de esta situación de miedo. 

¿Cómo ha sido el impacto de anteriores riesgos de epidemia por virus (del tipo que sea) y qué ha pasado cuando se han controlado? Pues, sencillamente, que han representado claras oportunidades de compra: 

(i) SARS en 2003: S&P500 +37% en los 12 meses siguiente a su control.  

(ii) Gripe Aviar de 2006: ídem +11%.  

(iii) Gripe A (H1N1) en 2009: ídem +40%... 

Con la mente fría, se extraen 3 conclusiones:  

  • En el s. XXI las epidemias se han controlado siempre.  
  • Su impacto económico ha sido limitado.
  • El rebote posterior de las bolsas ha merecido la pena.  

¿Esta vez es diferente? Imposible saberlo, esas 4 palabras clave enunciadas de manera afirmativa probablemente sean las que más dinero han costado a los inversores en la historia. Por eso, salvo que en esta ocasión afloren argumentos muy poderosos que permitan pensar que efectivamente “esta vez es diferente (y peor)”, cosa que nosotros no vemos, debemos aprovechar lo que nos enseñan las experiencias pasadas: mantener para ganar (12 meses después).” 

Según este informe deberíamos esperar continuación de las caídas en las bolsas en las próximas semanas, lo que nos daría una excelente oportunidad de compra a medio/largo plazo.  

La pregunta que surge es, ¿seríamos capaces de tener la cabeza fría y comprar cuando parece que el cielo está a punto de caer sobre nuestras cabezas? 

Como afirma Michael Batnick, director de investigación de Ritholtz Wealth,” las acciones no caen furetemente por nada. Siempre hay un motivo, y es un motivo que suele ser importante”. Añade: 

Los inversores pueden decirse a sí mismos que pueden soportar una caída de las bolsas del 30%, pero ¿pueden resistir una caída del 30% a medida que el Coronavirus se está extendiendo por todo el mundo? 

A priori, en los escenarios operativos que deben hacer todos los inversores se pueden contemplar caídas entorno a esos porcentajes, sin cambios estructurales en los fundamentos de las compañías, y puede decidirse que se soportarán. Una vez que esos descensos se producen, rodeados de noticias alarmantes en todos los medios, los inversores suelen dejar los escenarios operativos a un lado, y dejarse llevar por la alarma y el pánico. Esto se produce en un porcentaje extremadamente alto de inversores particulares, y también de inversores profesionales.  

¿Qué podemos hacer al respecto? 

Pues el secreto está en conseguir dormir bien por las noches. Hay un famoso dicho en bolsa que señala que tiene que invertir en bolsa hasta el nivel que no le quite el sueño. Si lo adaptamos a un escenario de fuertes caídas la recomendación sería: 

Invierta en el mercado aquella cantidad que en caso de sufrir una brusca caída del 30-40% no le quite el sueño. Y por supuesto, no se haga trampas al solitario. 

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+