image

El gráfico semanal: El DAX se apunta a los máximos históricos

por Renta 4 Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Apple, nuestro valor del pasado lunes, ha continuado escalando posiciones a lo largo de la última semana, siendo de nuevo uno de los principales motores de los índices americanos, y jugando un papel fundamental en que el Dow Jones consiguiese tocar por primera vez en su historia los 29.000 puntos. Mantendríamos una actitud de espera para entrar en el valor si hay recortes, ya que no nos gusta comprar tras subidas tan verticales.

Pero sin duda la gran novedad de esta segunda semana del año, en lo que a las Bolsas se refiere, no ha sido que en Wall Street se batan nuevos récords históricos, que es algo ya casi cotidiano, sino que un índice europeo, el Dax, alcanzase máximos históricos de todos los tiempos, siendo además el índice que más ha subido en la semana (+2%) entre los grandes.

El Dax alcanzó el pasado viernes un máximo de 13.546,98 puntos, un nivel que nunca antes había logrado, si bien luego tuvo que conformarse con cerrar en 13.483 puntos, tras un recorte de última hora.

A la hora de valorar esta cota histórica hay que tener en cuenta que el Dax es el único índice que incorpora los dividendos pagados, es decir, los suma a la rentabilidad. Aun teniendo en cuenta ese efecto, no deja de ser impresionante el comportamiento del Dax estos últimos años (hay que recordar que en verano de 2011 llegó a estar en 5.000 puntos con motivo de la crisis del euro) pero, sobre todo, y aquí sí que no tienen nada que ver los dividendos, es muy impresionante la remontada del Dax esta última semana.

El lunes 6 a primera hora, el Dax cotizaba por debajo de los 13.000 puntos, en medio de la incertidumbre generada por la muerte de Quasem Soleimani. Desde esos niveles hasta los del viernes a media mañana hay un 5% de subida, con dos impulsos muy fuerte el mismo lunes, al confirmarse que Irán no iba a entrar en una escalada de represalias, y el miércoles al cierre, tras el discurso de Trump exhibiendo ante el mundo lo que en su opinión era un nuevo triunfo de EE.UU. ante Irán. La publicación el jueves de un buen dato de producción industrial alemana contribuyó a consolidar las ganancias.

Nada que ver, por tanto, el panorama que presentaba el Dax hace un año, cuando cotizaba por debajo de los 11.000 puntos y se enfrentaba al sombrío panorama de una posible recesión alemana y global. Este inicio de 2020 sucede todo lo contrario, se descuenta un escenario de crecimiento europeo que aleja la recesión alemana, con ayuda de China.

En medio de la extrema complacencia reinante, se nos hace muy difícil recomendar comprar el Dax a estos niveles. Puede ser que, como sostienen algunos, realmente estemos ante el inicio de un ciclo secular y permanente de subidas bursátiles generalizadas, pero una elemental prudencia nos mueve a no dar por sentado ese escenario, sino más bien extremar la cautela en tiempos de tanta euforia.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+