image

Consejos para mantener una vida saludable trabajando en una oficina

por CapitalBolsa Hace 3 mess
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Los trabajos de oficina a la larga pueden tener una repercusión negativa en la salud, y este es un problema del que cada vez más gente es consciente. Pero por suerte existen algunos hábitos que pueden reducir el impacto de este tipo de actividades en este sentido. Veamos algunos de los principales.

Imagen

Ve en bicicleta o andando al trabajo 

Esta es una buena manera de aprovechar el tiempo de ir al trabajo haciendo ejercicio, y el organismo sin duda alguna lo terminará agradeciendo. En caso de que la distancia a la oficina sea muy larga es mejor el transporte público que el coche, porque este último medio provoca un fuerte estrés por el tráfico.

La silla, que sea específica para oficina

No todas las sillas de ruedas o que giren se pueden considerar sillas de oficina, ya que estas tienen un mecanismo para regular la altura del asiento y su respaldo. Este aspecto es fundamental, y supone la diferencia entre una silla homologada para un uso intensivo (es decir, de al menos ocho horas) y una silla común.

Por otro lado, las sillas ergonómicas tienen una importancia fundamental dentro de las sillas giratorias. Estas tienen un diseño que les permite adaptarse a la forma del cuerpo, evitando que la espalda se sitúe en una postura incorrecta durante la jornada de trabajo. A lo que hay que añadir que los reposabrazos de las sillas de oficina permiten descansar el cuerpo mientras se trabaja.

Bebe agua siempre que lo necesites

Para mantener una buena salud en el trabajo es imprescindible tener una botella de agua a mano, ya que como se sabe que es especialmente importante beber dos litros de agua al día, y estas horas se pueden aprovechar para llegar a este objetivo.

Haz descansos durante el trabajo

Es necesario hacer descansos cada cierto tiempo en la oficina, en los intervalos que se pueda. Y no solo para descansar, sino para reponer energías y estirar el cuerpo. Siempre que te sea posible, procurar realizar algunos ejercicios. Y si durante ese tiempo quieres aprovechar para tomar algo de comer, mejor que sean cereales o frutas, ya que acostumbrarse a comer snacks puede ser muy perjudicial para la salud.

Llévate comida sana

Al hilo de lo anterior, si por tus horarios te toca almorzar en el trabajo, debes habituarte a preparar tuppers sanos. Un buen truco para conseguirlo es establecer un calendario de menús con una alimentación saludable y equilibrada.

Pon atención a tu salud cuando salgas de la oficina

Finalmente, aunque estemos hablando de cómo cuidarse en la oficina, no está de más recordar la importancia de complementar lo que se haga en ella con el estilo de vida que se tenga fuera. Así pues, resulta necesario dormir entre 7 y 8 horas por las noches para conseguir un buen descanso, y empezar el día con un desayuno completo para afrontarlo con suficiente fuerza. También es importante descansar la vista del ordenador y el móvil tanto como se pueda, y subir a casa por las escaleras en vez de utilizar el ascensor.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+