image

El mejor indicador técnico para operar en mercados volátiles

por CapitalBolsa Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Si eres un amante de la operativa basada en el análisis técnico y te gusta operar en mercados con alta volatilidad, como el de las criptomonedas, estás de enhorabuena. Hoy vamos a hablarte de un indicador técnico que no puede faltar en tu arsenal de recursos para enfrentarte a este tipo de mercados: las bandas de Bollinger.

Las bandas de Bollinger, un aliado técnico imprescindible para aprovechar la volatilidad de los mercados

Saber cómo utilizar las bandas de Bollinger puede darte grandes alegrías y ahorrarte muchos disgustos. Se trata de un indicador técnico que permite conocer en todo momento en qué punto se encuentra la volatilidad de un activo y que nos posibilita, por tanto, anticiparnos de manera bastante eficaz a sus movimientos explosivos. Este indicador dibuja sobre el gráfico una línea superior y una inferior que representan dos desviaciones estándar (negativa y positiva) de una media móvil simple (SMA) del precio del activo en cuestión. Así se crea un canal muy visual que nos permite conocer al momento la coyuntura de un mercado en particular. Estas desviaciones que dibuja este indicador técnico permiten medir de manera sencilla la volatilidad: a mayor volatilidad, más se separan las líneas que representan la desviación y viceversa.

Imagen

Fuente: Pixabay

Algunas estrategias para explotar todo el poder que encierran las bandas de Bollinger

Hay varias estrategias operativas que se basan en el uso de las bandas de Bollinger. Una de ellas consiste en esperar a un estrechamiento prolongado de las bandas, es decir, a un periodo de baja volatilidad, y abrir una posición en cuanto las bandas comiencen a expandirse de nuevo (en la dirección de rotura del precio; si el precio sube, abriríamos una posición larga y viceversa).

Otra estrategia bastante eficaz consiste en esperar a que una vela japonesa se salga de las bandas dibujadas sobre el gráfico, es decir, a que exceda la propia desviación estándar del precio. Como el precio siempre tiende a corregir las desviaciones extremas, abrir una operación de venta cuando el precio supera la línea superior y una de compra cuando el precio rompe la línea inferior puede darnos buenos resultados (especialmente si operamos con gráficos de cuatro horas, un día o una semana).

Por último, hay una estrategia muy interesante para quienes prefieran una operativa intradiaria. Además, es muy sencilla. Se trata simplemente de comprar cuando el precio cruce la SMA, que se encuentra entre ambas líneas o bandas, y encuentre soporte en ella tras dicho cruce. Es un síntoma que da bastante seguridad de que ha habido un cambio de tendencia temporal que podemos aprovechar a nuestro favor.

Imagen
Fuente: Pixabay

Y estas son solo apenas tres estrategias que puedes incluir en tu operativa. Puedes también construir la tuya propia combinando el uso de las bandas de Bollinger con algún otro indicador técnico, como el índice de fuerza relativa (RSI) o el volumen en balance (OBV), que te permita medir simultáneamente otras condiciones del mercado para tener mayor certeza a la hora de operar con las bandas de Bollinger.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+