image

El gráfico semanal: Gestamp y la recesión industrial global

por Renta 4 Hace 2 semanas
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Las dos compañías que traíamos a nuestra sección la semana pasada, Apple y Facebook, presentaron sus resultados trimestrales el pasado miércoles, y en ambos casos la recepción de los mismos por parte del mercado ha sido muy positiva, aunque ligeramente superior en el caso de Apple, que ha logrado compensar el peor comportamiento de la venta del iPhone con los mayores ingresos por servicios. Seguiríamos apostando diferencialmente por Facebook, cuyo potencial ha sido menos valorado por el mercado hasta el momento.

Distinta ha sido la suerte de la multinacional española Gestamp, que el pasado jueves presentaba sus cuentas, con un beneficio en los nueve primeros meses del año inferior en un 21,5% al del mismo periodo del año anterior, recortando a la vez las previsiones de ingresos para el año, lo que provocó una caída de la cotización el viernes del 11,7%. Una caída muy fuerte, como la que también han sufrido otras compañías que han revisado sus proyecciones, como muy recientemente Danone, cuyo Gráfico comparativo adjuntamos.

Gestamp está acusando, de forma muy dura, la desaceleración global, una desaceleración que en el caso del sector industrial es ya una verdadera recesión, tras varios meses consecutivos de descensos en los PMIs de manufacturas. Adicionalmente, el sector del automóvil está sujeto a una fuerte disrupción, que va más allá del coche eléctrico o del coche autónomo, afectando de forma profunda al concepto mismo de la movilidad.

Valoramos muy positivamente la calidad de gestión de Gestamp, y su inteligencia y seriedad a la hora de abordar los complejos retos a los que se enfrenta el sector. En nuestra opinión, el mercado hará una segunda lectura de la comunicación hecha por la compañía el pasado jueves, y, al igual que en el caso de Danone, que como se ve al final del Gráfico, ha repuntado tras el fuerte recorte, valorará de forma más positiva las proyecciones.

Por ello, consideramos su actual descenso, que es ya superior al 30% en lo que va de año, y que supone una caída de más del 50% desde los máximos de mediados de 2018, como una oportunidad para ir tomando posiciones en una empresa que ha demostrado saber superar las dificultades y saber invertir para el futuro.

 

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+