image

Si no hubiera sido por la burbuja de deuda, EE.UU. habría colapsado

por Carlos Montero Hace 1 mes
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Durante el mes de agosto, la deuda gubernamental de Estados Unidos aumentó la brutal cantidad de 450,000 millones de dólares. El incremento exponencial de la deuda estadounidense en solamente un mes tiene su explicación política. El 22 de julio pasado, la Casa Blanca, el Senado y el Congreso aprobaron un acuerdo bipartidista para un aplazamiento de dos años del techo de deuda. Después el Departamento del Tesoro anunció sus planes para emitir 814,000 millones de dólares entre julio y diciembre de este año. Es decir, en agosto recuperaron algo del tiempo perdido y ya emitieron 450,000 millones.

De esta forma, la deuda paso de 22.02 a 22.47 billones (millones de millones de dólares, como nos muestra esta gráfica, cortesía de SRSrocco report.

Imagen

“Sin estos 450 mil millones en nueva deuda, todo el gobierno y la economía de los Estados Unidos habrían comenzado a cerrarse y colapsar. Además, el Tesoro de los Estados Unidos está encontrando una demanda decente para esta nueva deuda porque una cantidad cada vez mayor de bonos del Tesoro y bonos extranjeros tienen una tasa de interés negativa”, dice Steve St. Angelo en un artículo.

Por lo tanto, los inversores de todo el mundo prefieren comprar bonos del Tesoro y bonos estadounidenses a una tasa positiva pequeña que perder dinero, manteniendo sus bonos a tasas negativas.
Ya hemos comentado en otras ocasiones que la emisión masiva de deuda se debe a la mal llamada “reforma fiscal” del presidente Donald Trump. Es verdad que desde la administración de Barack Obama la cantidad de deuda aumentó exponencialmente pero, al recortar Trump los impuestos corporativos y estímulos temporales a familias sin recortar el gasto público, está rellenando ese boquete presupuestario acudiendo a los mercados.

“Por supuesto, esta acogedora situación no durará”, advierte St. Angelo, “ya que la Fed probablemente se verá obligada a bajar las tasas de nuevo a cero y luego a territorio negativo cuando la economía de Estados Unidos entre en recesión”.

Esto solo hará que la burbuja de deuda se haga aún más grande, lo que es una buena noticia para los tenedores de oro y plata, que se beneficiarán de su incremento de valor.

 

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+