image

Altas expectativas...decepción casi asegurada

por Renta 4 Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Las bolsas europeas comienzan hoy la sesión al alza, tras la moderación de tensiones comerciales por la decisión tanto de China como de EEUU de retrasar los aranceles ya anunciados, lo cual sienta unas buenas bases para reiniciar las negociaciones a principios de octubre. China retrasa la imposición de aranceles sobre 16 productos americanos (en torno a 1.600 mln USD) hasta el 17-septiembre de 2020, aunque mantiene los aranceles sobre productos agrícolas americanos, mientras que Trump retrasa el aumento de aranceles del 25% al 30% sobre 250.000 mln USD de importaciones chinas del 1 al 15-octubre-2019. A nivel geopolítico, destacamos también la moderación de tensiones respecto a Irán, con Trump dispuesto a moderar las sanciones contra el país.

Hoy toda la atención de los inversores estará puesta en la reunión del BCE, en un contexto en el que la desaceleración económica y la caída en las expectativas de inflación incrementan la presión para anunciar nuevas medidas de estímulo. Es previsible que en la reunión de hoy se revisen a la baja las estimaciones de crecimiento (riesgos comerciales, recesión de manufacturas y riesgo Brexit) e inflación en las que serán las primeras con el nuevo economista jefe Philip Lane. De hecho, ayer el Instituto de la Economía Mundial de Kiel (IfW) alertó del riesgo de recesión técnica en Alemania en 3T19 donde esperan un PIB trimestral -0,3% vs -0,1% en 2T19, que llevaría a un crecimiento de tan sólo +0,4% en 2019.

Actualmente el mercado descuenta un paquete completo de medidas de estímulo para la reunión de hoy, con una reducción del tipo depo de entre 10-20pb hasta -0,5% / -0,6% (sería el primer recorte de tipo depo desde que lo situó en -0,4% en marzo de 2016), un escalonamiento del tipo de depósito (similar al que tienen en otros países como Japón, Suiza o Dinamarca) que sirva como alivio a la banca y un nuevo programa de QE de entre 30.000-40.000 mln eur mensuales de deuda pública y corporativa no financiera con duración en torno a 1 año, revisando probablemente los límites del 30% por emisión hasta el 50%. Asimismo, podrían alargar el “forward guidance” desde el actual que sugiere que los tipos no subirán al menos hasta mediados de 2020 hasta uno que afirme que los tipos no subirán hasta que se alcance el objetivo de inflación, eliminando así la referencia temporal.

El riesgo, no obstante, con el mercado habiéndose generado tan elevadas expectativas de estímulo monetario, es que el BCE termine decepcionando, tal y como parece anticipar al menos en parte el reciente repunte de TIRes desde mínimos (10 años alemán +15 pb desde -0,71% a -0,56%) que también podría estar recogiendo las expectativas de avances en las negociaciones comerciales de EEUU y China en octubre. En este sentido, recordamos las declaraciones de la pasada semana de Christine Lagarde (próxima presidenta del BCE a partir del 1-noviembre), pidiendo planes de estímulo fiscal a algunos gobiernos europeos, lo que podría interpretarse como un intento de reducir las elevadas expectativas de estímulos monetarios que hay en mercado. Estas peticiones de mayor estímulo fiscal se dirigirían fundamentalmente a los países con margen para ello como Alemania u Holanda, precisamente los países cuyos bancos centrales se han mostrado más reacios a nuevos estímulos monetarios. También han surgido otras voces en el seno del BCE contrarias a un gran paquete de estímulo.

En el plano macro, varias serán las referencias de interés. En primer lugar, tendremos una reunión de la OPEP en Abu Dhabi para revisar el grado de cumplimiento del recorte de producción comprometido. Recordamos que en julio se extendió el recorte de producción de -1,2 mln b/d vigente durante el primer semestre de 2019 hasta el 31 marzo 2020 (800.000 b/d productores OPEP y 400.000 b/d no OPEP). En este sentido, cabe destacar el compromiso del nuevo primer ministro saudí con los recortes de producción, que junto a las expectativas de avance en las negociaciones comerciales que restan presión sobre el ciclo han permitido una recuperación de +10% hasta 61 USD/b Brent desde principios de agosto, a pesar de la caída del 2% de ayer por la posibilidad de reducción de sanciones a Irán.

A nivel de datos macro, el principal punto de interés estará en los IPC de agosto en Estados Unidos con previsión de estabilidad en torno a los objetivos de la FED (+1,8%e i.a. estable en tasa general, subyacente repuntaría ligeramente hasta +2,3%e vs +2,2% anterior) y finales en Europa que confirmarían una inflación por debajo de los objetivos del BCE: Alemania (+1,4% final en línea con el preliminar y +1,7% anterior) y Francia (+1,1% preliminar y +1,1% anterior). Por último, seguiremos viendo debilidad en manufacturas, en concreto en la producción industrial europea de julio (-0,1%e mensual vs -1,6% anterior).

En España, tendrá lugar una revisión de seguimiento del Comité Asesor Técnico del Ibex, donde no esperamos cambios en la composición del selectivo.

En EEUU, a cierre de mercado, Oracle publicó unos resultados que incumplían la previsión de consenso en ingresos (-0,8% vs est.) al alcanzar 9.200 mln USD y cumplían en BPA de 0,81 USD. Para 3T ofrece previsiones por debajo del consenso tanto en crecimiento de ingresos: +0%/+2% (vs +2,4% est.) como en BPA: 0,87/0,89 USD (vs 0,91 USD est.). Los títulos avanzaron +1,5% en la sesión regular y llegaron a caer casi un 6% en “after market” aunque acabó -0,5%.

Desde un punto de vista técnico, los niveles a vigilar son: Ibex 7.700/8.800 – 10.600/11.200, en el Eurostoxx 2.700/3.100 - 3.550/3.700 y S&P 2.150/2.550 – 3.000-3.100 puntos.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+