image

“¿Ganar dinero? Apueste por la longevidad, el crash de las pensiones y la protección de su capital…”

por Moisés Romero Hace 1 semana
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Cambian los ciclos y los parámetros de medición de tendencia. Lo de ayer envejece rápido. Lo de hoy, también ¿Cómo ganar dinero en esta coyuntura? Los expertos en el medio y largo plazo, lo tienen claro. Sus apuestas se centran en la longevidad, en la mayor esperanza de vida. También, en la búsqueda de alternativas a unas pensiones al borde de la quiebra y, por supuesto, en sistemas de protección del capital. Hace un par de meses, me decía el analista jefe de una importante gestora que en Japón el problema del envejecimieno es aún mayor que en el resto del mundo, con un 23% de la población con más de 65 años. La empresa japonesa Unicharm emitió en su día un informe en el que decía vender más pañales de adulto que de bebé, algo insólito en los 25 años que llevan distribuyendo este producto. Una idea más respecto a la realidad japonesa. El centro comercial de Kasai, en Tokio, se construyó específicamente para la gente mayor. Los pasillos son más anchos; las escaleras mecánicas van más lentas; hay una tienda de robots, funerarias de diseño… «Ha llegado la hora de poner fin a la imagen negativa de la tercera edad», insiste Hiroyuki Murata, autor de best sellers para los que peinan canas. Este promotor del «envejecimiento inteligente» ha importado de Texas el concepto Curves. gimnasios para las mujeres maduras. Es todo un éxito: ya tiene 740.000 socias. Lo dicho, cambian los ciclos. Entonces, ¿qué hacer?

Ha escrito Cecilia Prieto Funds que Pronto se cumplirá un año desde la culminación de la fusión entre Henderson y Janus Capital. La gestora ha hecho en estos últimos meses un esfuerzo por comprender cuáles son las principales tendencias que afectan al mundo, y ha llegado a la conclusión de que simplemente no pueden ignorar algunas de largo plazo, como la evolución de la tecnología o de las ciencias de la salud y su impacto sobre el tratamiento de las enfermedades y la longevidad.

“Si vas a vivir más, necesitas una visión de mayor largo plazo. Necesitas a alguien que sea capaz de efectuar pocos ajustes, y que preste más atención las fuentes de generación de rentas presentes en la cartera”, reflexiona Formica, co- consejero delegado de la nueva James Henderson Investors.  Al mismo tiempo, el experto opina que el contexto actual de tipos al alza, final de los estímulos cuantitativos y riesgo político es propicio para la gestión activa: “Si vas a centrarte sólo en los costes, la gestión pasiva siempre va a ganar. Si eliges gestión activa, lo que estás buscando es generación de valor de tres a cinco años vista”.

Pero sólo la gestión activa no es suficiente. Formica insiste en la idea de protección de capital: “Los inversores están buscando una mayor seguridad en la inversión de capital. Necesitas asegurarte de que la volatilidad en cartera es baja, por lo que puede resultar conveniente un enfoque multiactivos”.

Uno de los principales temas de debate en este panel de expertos ha sido la demografía y, concretamente, el progresivo envejecimiento de la población a medida que mejora la esperanza de vida. Como constata Andy Acker, tan sólo en los últimos cien años la esperanza de vida se ha incrementado de media en un 66%. “El envejecimiento de la población mundial demuestra que las tendencias demográficas van a ser un motor clave de la inversión en salud: ya hoy, los mayores gastan tres veces más en salud y cuatro veces más en medicamentos que el resto de la población”, explica.

No obstante, los expertos inciden en la necesidad de diferenciar tendencias demográficas a pesar de tener el incremento de la esperanza de vida como denominador común. Steve Weeple se fija en el caso africano: para los nacidos en 1955 en el continente, la esperanza de vida es de 37. En cambio, a los recién nacidos se les calcula una esperanza de vida de 60 años. Sin embargo, el aspecto diferencial en África respecto a otros continentes es que la tasa media de natalidad se mantiene en cinco hijos por mujer. “Por tanto, tenemos una combinación de población muy joven con mayor esperanza de vida, y esto significa grandes oportunidades de inversión”, sentencia Weeple.

“La demografía también es una idea de inversión en tecnología”, afirma Richard Clode. El gestor pone un ejemplo relacionado con el incremento de la esperanza de vida: “El envejecimiento de la población está provocando que se incremente la inversión en nuevas tecnologías que ayuden a satisfacer las necesidades de los mayores, como por ejemplo el desarrollo de coches autónomos para personas que ya no están en condiciones de conducir”.

Además de oportunidades, es necesario recordar que el envejecimiento de la población mundial plantea una serie de desafíos. Hamish Chamberlayne cita por ejemplo dos temas de máxima actualidad, como son la sostenibilidad de los sistemas de pensiones o el incremento del gasto público en salud. “La longevidad supone un desafío económico, pues puede contribuir a incrementar la desigualdad: las personas de las capas sociales más altas tendrán acceso a terapias mejores y más costosas que las personas de capas sociales bajas”, comenta el experto.

El enfoque ISR en esta tendencia que está aplicando Janus Henderson se centra, según detalla Chamberlayne, en la búsqueda de oportunidades de inversión entre aquellas compañías que sean capaces de desarrollar soluciones que ayuden a atajar estos problemas, como por ejemplo mediante la reducción de costes o aliviando al sector público de parte de su carga.

Una segunda derivada en torno a la idea del envejecimiento de la población son los estándares de salud de la población. Andy Acker explica que el enfoque de selección de producto se centra en dos grandes grupos de empresas: o bien compañías innovadoras, o bien compañías que puedan hacer más eficiente el sistema sanitario. “Las compañías sólo tienen diez años para vender su fármaco antes de que expire la patente. Los beneficios perduran, pero las empresas tienen poco tiempo para disfrutarlo. A veces estas compañías son vistas más como parte del problema que como parte de la solución. Sin embargo, muchas de ellas están desarrollando productos centrados en reducir algunas de las enfermedades que son principales causantes de muerte, como las dolencias cardíacas o el cáncer”, explica el gestor. 

“Pensamos que las tecnologías deberían situarse en el lado correcto de la ecuación, desarrollando por ejemplo cuidados para personas mayores con costes inferiores”, añade Richard Clode. Éste matiza que, no obstante, “todavía quedan muchas aplicaciones por inventarse que puedan tener un impacto disruptivo”, por lo que concluye expresando su esperanza en que “la tecnología ayude a atajar los problemas derivados de las tendencias demográficas”.

 

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+