image

¿Quiere encontrar un buen trabajo? Aprenda a escuchar

por Carlos Montero Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Ayer, el hijo de un amigo que acaba de terminar su posgrado en finanzas, me preguntaba: ¿Cuáles son las habilidades más requeridas en el mercado financiero? Le dije que le contestaría hoy en mi artículo, pero que no sólo me referiría al mercado financiero, sino al mercado laboral en general. Para ello voy a rescatar un informe que tenía en mis archivos del especialista Meghan Casserly, en el que citaba 10 habilidades personales que se tienen que cultivar a la hora de conseguir un empleo, sobre todo aquellos puestos de mayor cualificación,  destacando cuatro por encima de las otras. Veamos estas cuatro: 

1. Pensamiento crítico: Ser capaz de emplear un enfoque racional y lógico, para clasificar los pros y los contras de las diversas propuestas, punto de vistas o conclusiones.

2. Capacidad de resolución de problemas: Tener la habilidad de separar los temas complicados de los que no lo son, y llegar a una solución viable y eficiente.

3. Juicio y toma de decisiones: Ser capaces de sopesar los costes y los beneficios de una situación y tomar una decisión clara en base a esa evolución.

4. Escucha activa: Comprensión plena de lo que otros dicen, haciendo preguntas claras y demostrando su comprensión.

Estas cuatro  habilidades son demandadas en 9 de cada 10 puestos de trabajo, y según las encuestas realizadas a los directivos de los departamentos de personal, son ampliamente valoradas a la hora de contratar.

Pero, ¿cómo desarrollar estas aptitudes? Aunque por lo general no se enseñan en las escuelas de negocio, hay formas de mejorarlas, según afirma Erika Andersen en su best seller “Leading So People Will Follow”.

Escuchar es la clave. Escuchar no es sólo una de las cuatro destrezas, sino que es esencial para ser bueno en las otras tres. Ser capaz de escuchar atentamente, le proporciona la información y el conocimiento que usted necesita para pensar críticamente, para resolver problemas y para tomar decisiones acertadas. Afortunadamente esta cualidad es la más fácil de aprender.

Otra manera de mejorar estas capacidades es encontrar y utilizar mentores. Seguro que tiene en su círculo personas que son realmente buenas en alguna de las tres primeras habilidades: un compañero, un amigo, un familiar. Una vez que las haya identificado, pida a esa persona si estaría dispuesta a ayudarle a compartir su conocimiento. Obsérveles cuando pueda, y solicite que le guíen en ese proceso. Pídales su opinión, y ante un problema que se le plantee, pregunte como harían para solucionarlo.

Sea permeable. Hay personas completamente impermeables al aprendizaje. Toda su energía se dirige hacia si mismos. Nunca tienen la culpa ni asumen responsabilidades. Esto es todo lo contrario a ser permeables. Las cuatro habilidades anteriores requieren ser flexibles, y abierto de pensamiento: sobre uno mismo, sobre los demás, sobre las situaciones que se le presenten. Una forma de practicar el ser permeable es preguntarse a sí mismo en cualquier situación: ¿Qué estoy viendo aquí? ¿Qué más podría entender?

 

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+