image

Estas eran las rutinas de algunos de los personajes más creativos de la historia

por Carlos Montero Hace 2 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Me encantan estas dos citas: 1) "No pienses. Pensar es el enemigo de la creatividad. Es auto consciente, y cualquier cosa auto consciente es terrible. No debes intentar hacer cosas. Simplemente debes hacerlas". Ray Bradbury. 2) "La lógica te llevará del punto A al B. La imaginación te llevará a todas partes". (Albert Einstein). Tengo un hijo adolescente, y habitualmente me siento con él en su habitación para ayudar alguna de sus materias del instituto. Es enormemente desilusionador como los planes de estudio se basan principalmente en memorizar conceptos, dejando muy poco espacio a la creatividad del alumno. ¿Consecuencia? Pues que el mundo está vacío de adultos creativos, y que las empresas se los rifan. 

Este artículo precisamente va de la creatividad, y más precisamente, sobre cuál era la rutina diaria de algunas de las personas más creativas de la historia. 

El gráfico de hoy nos llega desde Podio y analiza las rutinas diarias de personas creativas famosas, como Pablo Picasso, Mozart, Maya Angelou o Benjamin Franklin. 

Imagen

Estas son algunas de las rutinas más inusuales y excéntricas de grandes genios de la historia: 

Ludwig van Beethoven 

El famoso compositor y pianista alemán era un adicto al café y contaba exactamente 60 frijoles por cada taza de café que consumía. 

Franz Kafka 

El novelista tenía fuertes ataques de insomnio y, a menudo, alucinaba. Esta condición dio forma a su proceso creativo, y declaró en su diario que solo conocía el tipo de escritura en el que "el miedo le impedía dormir". 

Honoré de Balzac 

El novelista y dramaturgo francés se iba a la cama a las seis o siete de la tarde, y comenzaba a trabajar poco después de la medianoche. Cuando trabajaba, vestía "zapatillas marroquíes" y una "notoria túnica blanca de monje con un cinturón de oro veneciano". Con este tipo de rutina, fue capaz de escribir 85 novelas en 20 años. 

WH Auden 

El poeta inglés-americano tomaba Benzedrine, una anfetamina, todas las mañanas durante 20 años como parte sistemática de su rutina y proceso creativo. Equilibró su uso con el barbitúrico Seconal, para cuando quería dormir. Llamó a las anfetaminas un "dispositivo para ahorrar trabajo" que le daba energía directa a su trabajo. 

Víctor Hugo 

El poeta, novelista y dramaturgo francés, mejor conocido por escribir “Los Miserables y el Jorobado de Notre-Dame", tenía los días muy ocupados. Su desayuno incluía café y dos huevos crudos, y después de trabajar durante algunas horas por la mañana, tomaba un baño de hielo en el techo. Por la tarde, trataba de encajar una visita rápida con su peluquero, una cita con su amante y también hacer algún tipo de ejercicio intenso. Por la noche, escribía un poco más, y luego jugaba a las cartas y salía con amigos. 

Fuente: Jeff Desjardins


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+