image

Los dividendos, otra gran burbuja de los bancos centrales, que ahora quieren parar

por Moisés Romero Hace 3 semanas
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

"La música no para en asuntos de dividendos y de recompra de acciones. Es otra de las grandes burbujas que está creando la política ultralaxa de los bancos centrales. Las grandes compañías, tanto en Wall Street como fuera de él, recurren al crédito fácil, a tipos por debajo de cero (0) para seguir remunerando a los accionistas. Es un fenómeno que se dio con fuerza en 2002 y 2003 y que alcanza ahora un protagonismo especial con fórmulas como la del recap, que consiste en incrementar la deuda (reapalancamiento) de una compañía con el objeto de repartir sus accionistas un dividendo extraordinario. Los recaps han alcanzado una alta popularidad en los últimos ejercicios, en un entorno de bajos tipos de interés y teniendo como protagonista principal el capital riesgo. Hay otro apunte de interés, el de Liz Rappaport en Burbuja: Unas tasas de interés sumamente bajas y el descongelamiento de los mercados de crédito están animando a algunas empresas estadounidenses a usar las ganancias provenientes de la colocación de bonos para pasar a la ofensiva, aunque eso signifique recompensar a los accionistas a costa de los tenedores de bonos. La tendencia incipiente es controvertida debido a que las empresas están incurriendo en aún más deuda para pagar dividendos especiales, recomprar acciones o financiar adquisiciones. Aunque medidas de este tipo estuvieron de moda durante el auge crediticio, actualmente la mayoría de las emisiones de bonos corporativos ha sido usada para reducir deuda o acumular efectivo", me dice el director de análisis de una firma de Bolsa.

"Está claro que los avisos, las Reformas, La Crisis y demás no han servido para mucho, porque hay empresas que se ponen el mundo por montera y siguen haciendo lo mismo que hicieron otras, ahora en quiebra o fuera del mercado. Muchas de las empresas que en los últimos años han recurrido al crédito, al apalancamiento para pagar, incluso aumentar, dividendos, o bien los han suprimido con el paso del tiempo o bien se han ido al traste, sin más. Pero la historia sigue y sigue sin que nadie ponga a los analistas a trabajar en el asunto y, con ello, tratar de evitar quebrantos para inversores y acciones potenciales. Los bancos centrales quieren poner coto a este fenómeno ¿cómo?", añade.

"Un fenómeno, por cierto, que también ha tenido su auge y desarrollo en la Bolsa española", sentencia.

***

El reparto de dividendos en todo el mundo creció un 7,8% en el primer trimestre de 2019, hasta llegar a un total de 263.300 millones de dólares (235.845 millones de euros), según recoge el Janus Henderson Global Index, mientras que en España aumentó un 3% y alcanzó los 5.140 millones de dólares (4.606 millones de euros).

El crecimiento subyacente de los dividendos españoles, según ha explicado la firma, alcanzó el 6,4%, debido a que los efectos del tipo de cambio tuvieron un impacto negativo del 7%, las variaciones en el índice, del 10%, y los efectos temporales implicaron un ajuste al alza del 13%.

Por cantidad retribuida a los accionistas, Banco Santander se situó en primera posición, con 1.210 millones de dólares (1.084 millones de euros), seguido de Iberdrola, con 1.102 millones de dólares (987 millones de euros), Endesa, con 840 millones de dólares (752 millones de euros), Repsol, con 753 millones de dólares (674 millones de euros) y Naturgy, con 648 millones de dólares (580 millones de euros).

Por otro lado, Janus Henderson ha indicado que en el primer trimestre se distribuyen "relativamente pocos" dividendos en Europa, lo que hace que los repartos en Suiza y España estén "sobrerrepresentados", al tiempo que Francia y Alemania solo se anotaron una "discreta contribución".

De esta forma, el alza del reparto en Europa fue del 9,2%, hasta 40.000 millones de dólares (35.829 millones de euros), mientras que en Reino Unido creció un 10,5%, hasta 20.700 millones de dólares (18.541 millones de euros). En Asia-Pacífico el incremento fue del 14,7%, mientras que en Norteamérica fue del 8,1% y en Japón del 5,7%. Solamente los repartos de las empresas de mercados emergentes experimentaron una caída, del 6,1%.

"Las expectativas del mercado en materia de beneficios empresariales se han moderado en los últimos meses ante la ralentización del dinamismo económico mundial, y las previsiones aún podrían bajar ligeramente", ha alertado el responsable de renta variable global de Janus Henderson, Ben Lofthouse.

La tasa de crecimiento subyacente a nivel mundial fue del 7,5% debido a que los dividendos extraordinarios compensaron los efectos negativos del tipo de cambio por la solidez del dólar entre enero y marzo. Los efectos temporales fueron "casi irrelevantes", mientras que las variaciones en el índice sustrajeron cerca de un punto porcentual a la tasa de crecimiento general del 7,8%.

Lofthouse ha estimado que en 2019 el reparto de dividendos se anotará un crecimiento de entre el 4% y el 5%, por lo que volverá a ser "otro año récord", al situarse en torno a los 1,42 billones de dólares (1,27 billones de euros).

twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero

Lacartadelabolsa.com


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+