image

Así afectará los mercados los posibles resultados de las elecciones en España

por Sergio Ávila de IG Hace 1 año
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Las elecciones nacionales son el próximo domingo 28 de abril, y conoceremos los resultados a última hora de la tarde. De acuerdo con las últimas encuestas, parece que hay un equilibrio y dificultades por las casas de demoscopia sobre que bloque formará gobierno, les dan más o menos las mismas probabilidades de qué gobierne uno u otro, inclinándose por ligeramente más probable un gobierno del bloque de izquierdas, formado por PSOE y Podemos, con la ayuda de algún partido nacionalista regional como Ezquerra republicana y votos procedentes del País Vasco.

Desde el punto de vista del análisis del mercado, sabemos que los inversores prefieren gobiernos que bajen los impuestos y reduzcan los gastos de las administraciones, los inversores prefieren gobiernos que bajen el déficit público y la deuda.

En esta línea, vimos como la victoria de Donald Trump en noviembre de 2016, conllevó una reforma fiscal que provocó optimismo entre los inversores de cara a una mejoría en la economía americana y desde entonces, el S&P 500 acumula una revalorización del 38,38%.

Imagen

Algo similar ocurrió en Brasil, con la victoria de Bolsonaro en octubre de 2018, las reformas que ha puesto en marcha en el país han sido bien vistas por los inversores y desde su victoria en las elecciones el índice Bovespa ha subido un 22,41%.

Imagen

Los inversores nacionales e internacionales consideran que una victoria formada por el Ciudadanos y el Partido Popular, sería el resultado que menos volatilidad crearía en el mercado español. Aunque para ello parece evidente que necesitarán la ayuda de un tercer partido, según muchos medios de comunicación españoles “ultraderechistas”.

En la red podemos ver hay mucha gente que piensa que tanto Vox, como Ciudadanos y Podemos, (que según las encuestas son los mayores perjudicados en estas elecciones en comparación con el PSOE y el Partido Popular), podrían tener resultados muy diferentes a los esperados, con un mayor número de votos de los que se vaticinan. Esto podría provocar mayor facilidad para formar un gobierno de coalición, o podría causar un problema mayor, que sería la imposibilidad de llegar a acuerdos y que terminase en unas segundas elecciones. Si esto ocurriese, la volatilidad para los mercados europeos y para el euro sería mayor y conllevaría, muy probablemente, a un aumento mayor de la prima de riesgo española.

El segundo escenario, y el favorito de las encuestas, sería un gobierno formado por el bloque de izquierdas entre el Partido Socialista y Podemos, al que muchos medios tildan de “comunista”. Este pacto sería el que menos gustaría al mercado, ya que ambos partidos llevarían en su programa un aumento de los impuestos y aumento del gasto público (se podría acabar con el techo de gasto).

Quizás este gobierno fuese el que más volatilidad marcase en los mercados europeos y en el euro, ante la duda de si la Unión Europea aprobaría los presupuestos del Estado que fueron presentados por el PSOE y que no llegaron a ser aprobados en España, los cuales en cierto modo fueron también rechazados por la Unión Europea que indicaba que habría que hacer ciertas modificaciones. Si eso ocurriese, probablemente veríamos un aumento en la prima de riesgo española.

JP Morgan aconsejaba ayer a sus clientes vender bonos españoles ante la posibilidad de un gobierno de PSOE y Podemos, que podría traducirse en un ligero repunte de la prima de riesgo española.

Otra alternativa, la segunda preferida por los inversores, sería un pacto entre PSOE y Ciudadanos, considerada como una alternativa moderada, en la que el centrismo de Ciudadanos provocase que no hubiese un fuerte aumento de los impuestos y del gasto público, con lo que ese escenario también daría tranquilidad a los mercados, aunque a priori, Ciudadanos ha descartado esa posibilidad.

Hay que tener en cuenta, que en mayo tenemos elecciones locales y autonómicas y que muy probablemente hasta después de esa fecha no se llegará a ningún acuerdo, para que los partidos políticos no vean alteradas sus posibilidades de obtener los mejores resultados posibles.

Parece probable que, a corto plazo, gane quien gane las elecciones no tendrán un gran impacto en los mercados, algo que si podría verse a medio plazo según los resultados, los pactos y las condiciones de los mismos; pero definitivamente será muy complicado que España sufra las tensiones que sufrió el gobierno italiano con la UE.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+