image

Mejores jugadores de la historia de los casinos

por CapitalBolsa Hace 4 mess
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Imagen

Los casinos son lugares que han ejercido siempre una atracción especial para millones de personas a lo largo y ancho del planeta. Su atmósfera general, donde los jugadores pierden la noción del tiempo, convierte a estos lugares en un escenario mágico donde transcurren relatos únicos con personajes pintorescos, que han intentado erigirse en los auténticos protagonistas del mundo del juego. Una historia que está llena de éxitos, con individuos que han escrito sus nombres con letras de oro en los libros de los principales casinos, especialmente después de recibir la visita inesperada de la diosa Fortuna que les ha permitido acumular importantes sumas de dinero en las mesas de juego.

La noche irrepetible de Stanley Fujitake

El craps es uno de los juegos de azar más populares en los casinos alrededor del mundo. En cada partida, un jugador, designado como tirador, lanza dos dados; si saca 7 u 11, gana; mientras que, si saca 2, 3 o 12 pierde. Si durante el primer lanzamiento no obtiene ninguno de esos números, el juego entra en una segunda fase, donde el ‘punto’ se marca con el número que se obtiene durante ese tirada (cuatro, cinco, seis, ocho, nuevo o diez). Posteriormente, el tirador tendrá que volver a sacar ese mismo número para ganar la ronda. De esta forma, podrá volver a lanzar los datos tantas veces como haga falta, aunque si sale un 7 pierde su apuesta y se designa un nuevo tirador entre los jugadores de la mesa.

Stanley Fujitake es uno de los nombres propios de la historia de los casinos. Nacido en la isla de Oahu (Hawái), este jugador profesional realizaba repetidos viajes a Las Vegas para jugar en el California Hotel and Casino, un alojamiento que abrió sus puertas en 1975 y que el empresario estadunidense Sam Boyd focalizó en el mercado de la isla del Pacífico central. Atraído por estos elementos, la vida de Fujitake cambió para siempre la noche del 28 de mayo de 1989. El hawaiano acudió a una de las mesas de craps del casino, cuyo mínimo se encontraba en 5 dólares. Una vez colocada esa cantidad realizó su primera tirada de dados. Un comienzo que marcaría un antes y un después en la historia de los casinos.

Imagen
Fuente: twitter.com

Fujitake estableció el récord mundial de tiradas de craps (118), después de estar tres horas y cinco minutos lanzando los dados. El dato más interesantes es que comenzó la partida con 5 dólares y en una hora ya estaba apostando 1.000 dólares, la cantidad máxima de la mesa. Un momento histórico que atrajo a jugadores de otras mesas que intentaban sacar provecho de la suerte del hawaiano, ya que con sus lanzamientos podía hacer ganar grandes cantidades de dinero al resto de presentes. En total, el casino tuvo que pagar cerca de un millón de dólares gracias a la suerte de Stanley Fujitake, que desde entonces se ganó el apodo de “el brazo dorado”.

Archie Karas, el mejor apostador de la historia

Millones de personas intentan cada día convertirse en auténticos héroes del mundo del juego. Un sector que cuenta con una competencia feroz en las salas de juego, tanto en los casinos físicos como en los casinos online, como es el caso de sitios como 888 casino. Sin embargo, Anargyros Nicholas Karabourniotis, más conocido en este ámbito como Archie Karas, es considerado como el mejor apostador de la historia. Nacido en Antypata, ciudad situada en la isla griega de Cefalonia, Archie se marchó de su casa con tan solo 15 años e intentó sobrevivir trabajando como camarero en un barco. A pesar de ello, su verdadera pasión estaba en las salas de juego.

Archie Karas tuvo su primer contacto con el mundo del juego en una bolera, donde pasaba los días jugando al billar y al poker en una sala contigua a las pistas. Pese a su inexperiencia, el griego acumuló dos millones de dólares, aunque lo único que le interesaba era el juego. Por este motivo, en poco tiempo terminó perdiendo todo lo que había conseguido y con tan solo 50 dólares se dirigió al lugar soñado por todos los jugadores, Las Vegas. En la ciudad del pecado consiguió que un amigo le prestara 10.000 dólares para apostar en los mejores casinos, cantidad que devolvió en apenas unas horas demostrando una habilidad asombrosa.

Imagen

Fuente: twitter.com

Las ganancias de Karas crecieron hasta alcanzar los cuatro millones de dólares, especialmente en las mesas de The Mirage donde jugaba al Razz poker, una variante en la que el objetivo es lograr la mano más baja posible de las siete disponibles, siendo la mejor 5-4-3-2-A. Posteriormente se centraría en el craps, juego con el que puso contra las cuerdas al Binion’s Horseshoe Casino, conocido actualmente como Binion's Gambling Hall, ya que consiguió que su patrimonio ascendiera hasta los 40 millones de dólares. Unas mesas de dados que presenciaron su frenética subida, pero también su inevitable caída. Después de probar suerte en el baccarat y el blackjack, el griego sólo conservó un millón de dólares, cantidad que perdió definitivamente en los dados.

Kerry Packer, un magnate amante de los casinos

El caso de Kerry Packer es completamente opuesto a los de Stanley Fujitake y Archie Karas. El conocido magnate de los medios de comunicación australianos comenzó a interesarse por el mundo del juego en plena madurez. Cuando heredó la empresa de su padre, Packer tuvo que viajar a otros países por asuntos de negocios. Un escenario que le permitió conocer los mejores casinos del Reino Unido y, especialmente, de Las Vegas. En 1999 perdió cerca de 30 millones de dólares en los casinos de Londres en apenas tres semanas, con la ruleta, el blackjack o el craps. Además, su espíritu de jugador le impedía marcharse de las mesas hasta que su racha negativa se acababa, por lo que era capaz de arriesgarlo todo. A pesar de ello, el australiano también se embolsó importantes cantidades de dinero, como los 33 millones de dólares en el MGM Grand de Las Vegas.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+