image

Análisis previo a la reunión del BCE

por Ebury Hace 7 mess
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

El Banco Central Europeo (BCE) se reunirá en Frankfurt este jueves y, aunque no se espera ningún cambio en la política, los inversores estarán atentos a cualquier pista sobre cuándo se producirá el primer aumento de tipos de interés en la zona euro desde 2011.

Las noticias de la zona euro han sido mixtas desde la última reunión del BCE en septiembre y los riesgos para las perspectivas, en nuestra opinión, han aumentado. La agitación política en Italia ha llevado al euro a la baja y a una venta masiva en los mercados de renta variable, así como a un fuerte aumento en los rendimientos de los bonos italianos. El índice Stoxx Europe 600 cayó en octubre hasta su nivel más bajo desde diciembre de 2016 debido a la noticia de que la nueva coalición italiana tenía como objetivo un déficit presupuestario del 2,4%, considerablemente superior al que la Unión Europea considera adecuado.

El comunicado oficial de la Comisión Europea en octubre de que el proyecto de presupuesto de Italia estaba en “grave incumplimiento de las normas presupuestarias de la UE” condujo a un nuevo descenso en los precios de los bonos italianos, con un rendimiento del bono a 10 años subiendo bruscamente a un máximo de casi cinco años, cerca del 3,6%. El diferencial entre los rendimientos de los bonos italianos y su equivalente alemán ha saltado a su nivel más alto desde principios de 2013 (Figura 1). Los riesgos globales también siguen siendo elevados en medio de las tensiones actuales de los mercados emergentes. Del mismo modo, la saga del Brexit continúa sin avances después de la cumbre de octubre de la UE en la cual no se logró un acuerdo final de salida.

Imagen

Los datos macroeconómicos de la zona euro han sido mixtos, aunque los dos indicadores principales, el PMI compuesto y la inflación subyacente, han sorprendido a la baja desde la reunión del BCE en septiembre. El obstinadamente bajo nivel de inflación subyacente, que se mantiene muy por debajo del objetivo de “cercano pero inferior” al 2%, será de particular interés para el Consejo. La inflación subyacente se redujo inesperadamente a sólo 0,9% en septiembre después de que los inversores viesen una modesta revisión alcista (Figura 2). Vale la pena reiterar que esta medida es clave para la toma de decisiones del BCE. 

Imagen

El último PMI compuesto, uno de los indicadores más importantes de crecimiento de la economía de la zona euro, también se revisó a la baja. El índice disminuyó a 53,1 el mes pasado, igualando su nivel más bajo desde finales de 2016. Sin embargo, hubo otro descenso en la tasa de desempleo general y, hasta ahora, no ha habido señales de que la incertidumbre sobre el futuro del comercio mundial haya tenido un impacto negativo en las exportaciones. 

Imagen

A pesar del evidente aumento de los riesgos a la baja en la zona euro en el último mes, creemos que son insuficientes para obligar al BCE a reconsiderar su actual camino de política monetaria. Esperamos que el presidente, Mario Draghi, reitere los planes para finalizar el programa de flexibilización cuantitativa a gran escala del banco a finales de año, tras anunciar en junio la intención del banco de reducir sus compras de activos a cero. En nuestra opinión, haría falta un estallido en la crisis italiana o un evento significativo en el mercado financiero para descarrilar los planes actuales del banco central. Draghi puede, en cambio, simplemente tomar una inclinación un poco más moderada este jueves a la luz de estos mayores riesgos, aunque esperamos que esto esté descontado, en gran medida, por el mercado al comenzar la reunión.

En cuanto al momento de la primera subida de los tipos de interés, la clave sigue estando en las próximas cifras de inflación subyacente. Estaremos atentos a cualquier comentario durante la rueda de prensa de Draghi sobre la confianza del banco de que esta medida comience a orientarse hacia el objetivo en los próximos meses. A Draghi, probablemente, se le preguntará por sus recientes comentarios en el Parlamento Europeo, donde hizo mención a una “recuperación relativamente vigorosa” en la inflación subyacente. En nuestra opinión, sus respuestas sobre el tema de la inflación serán la parte más crítica de la reunión y la principal fuente de información que impulsará la volatilidad de la divisa en el período posterior.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+