image

CÓMO REACCIONA EL MUNDO ANTE LA URGENCIA DE UN CAMBIO RADICAL RESPECTO A LA CONTAMINACIÓN DEL PLANETA

Hoy y por todo el mundo, se empieza a hablar de la necesidad urgente de actuar respecto a la contaminación del aire, del agua y del suelo.
por Metales de inversión Hace 2 años
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *


El último ejemplo hasta la fecha es la obligación que tenemos de invertir la curva del calentamiento climático antes de que sea imposible realizar el aumento del 2.º acuerdo fatídico.
En efecto, se prevé por ejemplo que la producción del CO2 aumente todavía más en el 2020.
Por ejemplo, la producción de smartphones no se ha detenido, se prevé que la producción de CO2 para estos dispositivos aumente un 11 % anual en 2020, lo que hace que la producción para ordenadores y otros portátiles o pantallas sea ridícula.

Esta producción de CO2 no se debe a la utilización de los smartphones, sino a su fabricación, dado que las tierras raras son uno de los principales componentes en términos de la tecnología.
Lo más paradójico en todo esto es que sabemos con certeza que para llegar a limitar la producción de CO2, hay que pasar por el compartimento eólico – solar – nuclear – fósil con contención del CO2.
Sabemos, por lo tanto, que la utilización de las tierras raras como el neodimio será crucial en los próximos años, las eólicas no son ajenas al fuerte consumo de este metal.
Después, una vez esté controlada la producción de energía y vuelva a conformarse a las normas de contaminación aceptables, nos queda utilizar esta energía limpia. La única forma actualmente en fase de producción industrial es el motor eléctrico, que también depende del almacenamiento de energía, por lo tanto, las baterías deben de ser cada vez más eficaces para garantizar la menor pérdida posible de energías renovables.
 
Se sabe que el 75 % de la electricidad producida por una planta se pierde en la red. Es importante comprender que no debe de pasar eso con la utilización de las energías renovables en las que se puede aprovechar el hecho de que estén geográficamente más próximas al consumidor final.
 
Dicho esto, de nuevo los metales, como el litio y el cobalto, se han convertido en los protagonistas de la renovación energética, ambos esenciales en la producción de baterías y de unidades de almacenamiento de energía.
 
Sabemos a ciencia cierta que estos metales ya son presa de grandes compradores como Apple, Tesla y otros gigantes empresariales que se han lanzado sobre los productores a fin de monopolizar y acumular la producción de estos metales. Se ha abierto la carrera de precios.
 
Es importante comprender que estas tendencias de los precios son obligatoriamente alcistas, dado que la producción de los metales mencionados no depende solo de las reservas disponibles de forma viable, sino también del precio de producción, que depende a su vez de las leyes medioambientales de cada país, de las estructuras listas para producir la creciente demanda (lo que no es el caso del litio, por ejemplo), de las leyes de protección de los trabajadores (el problema de la producción de cobalto en África) y de otros factores geopolíticos que todos los días son motivo de retrasos en la cadena de suministro.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+