image

La importancia de un juego responsable en tiempos de Internet

por CapitalBolsa Hace 10 mess
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

La industria del entretenimiento online ha crecido de gran manera en estos últimos 10 años, siendo una de las más importantes en la actualidad y muchas grandes empresas internacionales han empezado a ver con atención este fenómeno. En esa dirección, los casinos online y las apuestas en la web también se han desarrollado de gran manera y ante tanta oferta que existe en el inmenso mar que es Internet, resulta bueno preguntarse: ¿qué es lo que hay que tener en cuenta para jugar de manera responsable? En el siguiente artículo te comentamos todo lo que debes saber para nunca perder de vista la diversión sana.

Seguramente ya te ha sucedido: te encuentras en un transporte público, en un restaurante o en una sala de espera y sientes que cerca de ti hay alguien jugando un juego online. Lo que antes parecía ser un fenómeno que tenía a las personas más jóvenes como exclusivos protagonistas, hoy en día atraviesa a distintas generaciones a lo largo y ancho del mundo. Así, no importa que seas un millennial o alguien que se encuentra jubilado, los juegos online y las apuestas en línea son toda una realidad  a la que es mejor prestarle la atención que se merece.

Los avances tecnológicos son tan enormes que aún no hemos tomado la real dimensión de lo que sucede. En cuestión de segundos, por ejemplo, puedes tener a tu disposición todo acerca de casinos online en España, México, Estados Unidos, Japón o el lugar que a ti se te ocurra. Ante esta amplia y tentadora oferta, ¿cómo no dejar que nos venza la curiosidad y empecemos a jugar en línea? El problema no son las apuestas y juegos de azar en sí, sino que lo importante es adoptar una postura madura, responsable y conciente para evitar futuros dolores de cabeza.

En esa dirección, debes conocer bien cuáles son tus habilidades y, sobre todo, tus debilidades. Conocer tus puntos fuertes no solo te permitirá elegir en qué juego tienes más posibilidades de ganar (aquellos que dependen de lo cálculos, de las estrategias, del azar, etc.), sino que también te permitirá concentrarte y tener un juego más serio y responsable evitando caer en publicidades engañosas, estafas o sitios falsos. Por su parte, de cara a las debilidades, resulta de vital importancia saber cuáles pueden ser aquellos aspectos negativos de tu personalidad (ansiedad, impulsividad, adicción, etc.) que siempre será mejor tener en cuenta.

Si bien los juegos de azar y apuestas en línea generan una dosis saludable de adrenalina y diversión, también pueden causar comportamientos no deseados para los jugadores, siendo la adicción a las apuestas una de las enfermedades sociales más populares alrededor del planeta. Es por eso que tener un pleno conocimiento de nosotros mismos, ayudará a que sepamos cuándo es momento de parar y cerrar el navegador web. En ese momento clave es que las cosas pueden detenerse o entrar en una espiral en caída que parece no tener fin. Como dice el viejo dicho, mejor prevenir que curar.

Además del conocimiento personal, también resulta fundamental para tu salud personal y la de tu economía, saber que estamos jugando y apostando en sitio completamente seguro, ya que por más que conozcas tus propios límites, puedes estar cayendo preso de una estafa. En ese sentido, y en primer lugar, debes asegurarte que el sitio cuenta con las condiciones básicas de seguridad, como poseer el código https:// al comienzo de su dirección web o estar marcado como seguro en tu navegador. De esta manera te garantizas que tu dinero estará a salvo y también tu información personal.

En segundo lugar, debes fijarte los términos y condiciones del casino online o página web en el que te encuentras, ya que ahí encontrarás toda la información legal para sentirte seguro. Por último, puedes añadir un poco de investigación personal extra y revisar foros y portales especializados. Allí encontrarás datos y experiencias que te ayudarán a tomar una decisión y jugar de manera responsable.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+