image

Hablemos de Wall Street a menos de dos horas del inicio de una nueva sesión

por Sergia Ávila de IG Hace 2 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Las acciones de Estados Unidos cayeron ayer miércoles, presionadas por la mayor caída del crudo en más de dos años, así como por un dólar que se fortaleció entre las tensiones generadas por la guerra comercial. El S&P 500 sufrió la mayor caída diaria en dos semanas, rompiendo una racha de cuatro sesiones consecutivas de ganancias. Esto se daba después de la amenaza de Washington de imponer aranceles del 10% sobre 200.000 millones de dólares en bienes chinos, lo que avivaba los temores de guerra comercial y provocaba caídas en Asia y Europa. Estas caídas se extendieron por la tarde a EE.UU. Ante estas medidas, China respondía acusando a los Estados Unidos de intimidación y advertía que tomaría represalias.

El S&P 500 perdió un -0,71% hasta los 2.774,02 puntos, el Dow Jones cayó un -0,88% hasta los 24.700,45 puntos y el Nasdaq descendía un -0,55% hasta los 7.716,61 puntos. Por su parte, el Russell 2000 cerró en los 1.683,36 puntos, registrando una caída de un -0,72%. El VIX aumentó un +7,83% hasta los 13,63 puntos. El índice de energía S&P 500 cayó un -2,2%. Los futuros del crudo americano cayeron un -5%, por la escalada de la disputa comercial, así como porque las expectativas de un aumento en los suministros aumentaban tras las noticias de que Libia reabriría los puertos. Los fabricantes de chips, que dependen en gran medida de China para obtener ingresos, cayeron. Así, el índice de semiconductores de Filadelfia terminaba reduciéndose en un -2,6%.

La caída de las acciones fue contenida, ante la idea de que la administración Trump podría cambiar de idea a finales de agosto, fecha en la que los aranceles entrarán en vigor. Las preocupaciones sobre la guerra comercial podrían pasar a un segundo plano a medida que los inversores comiencen a enfocarse más en los resultados empresariales del segundo trimestre, que comienzan a coger importancia a partir de mañana viernes con la publicación de resultados de bancos como JPMorgan o Citigroup. Se espera que las ganancias de las compañías del S&P 500 hayan crecido un 21% en el segundo trimestre respecto del año anterior, según datos de Thomson Reuters. El sector de servicios públicos fue el único en territorio positivo, con una ganancia de +0,9%.

En Asia, hemos visto recuperación en las acciones. El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón ha subido hoy un +0,6%. En general, los índices chinos se han visto beneficiados por la fortaleza del dólar frente el yuan, que ha caído frente al billete verde, presionado por la complicación de la disputa comercial entre China y Estados Unidos. Este acontecimiento coincidía también con la decisión por parte del Banco Popular de China, que fijaba su tipo de cambio diario oficial en 6,6726 yuanes por dólar, su nivel más bajo desde agosto del año pasado y la mayor devaluación porcentual en un día del tipo de cambio medio desde el 9 de enero de 2017. Un yuan más débil podría compensar parte del impacto negativo de la guerra comercial. Mientras el ritmo de depreciación del yuan esté bajo control, el tipo de cambio del yuan al contado podría caer todavía más. Las autoridades están preocupadas de que el yuan pueda caer demasiado rápido en un período demasiado corto.

Con todo lo anterior, el índice China A50 subió un +1,07% hasta los 11.540,08 puntos, el índice de Shanghai ascendía un +2,32% hasta los 2.842,33 y en Hong Kong el Hang Seng se anotaba un +1,09% hasta alcanzar los 28.622 puntos. Por su parte, en Japón, el Nikkei ha subido un +1,12% hasta los 22.177 puntos, también beneficiado por la caída del yen frente al dólar, lo que ha provocado un aumento de confianza.

El dólar se fortaleció un +0,3% hasta 112,29 yenes, después de romper la barrera 112 por primera vez desde enero. Los datos económicos de Estados Unidos reafirmaron las expectativas de que la Reserva Federal aumentará los tipos de interés dos veces más este año. Aunque un yen más débil elevó el apetito de riesgo de los inversores, los mayores ganadores fueron valores defensivos, como los farmacéuticos y las empresas de alimentos.

Así, en divisas, el índice dólar se ha mantenido estable en 94,70 puntos después de haber ganado durante la noche un +0,6%.

El Bitcoin vuelve a caer después de haber realizado un pullback al soporte de los 6600 dólares, convertido ahora en resistencia. Cotizaba hoy en los 6.200 dólares.

En materias primas, los futuros de Brent han subido un +1,5% hasta los 74,52 dólares después de haber caído ayer un -6,9% en la que sería su mayor caída diaria desde febrero de 2016.

Hoy tenemos en Europa los datos sobre la producción industrial de la zona Euro, la reunión del Eurogrupo y las actas de la reunión de política monetaria del BCE. En EE.UU. También se publicará el dato de inflación y tendremos declaraciones de miembros del FOMC y el balance presupuestario federal de junio.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+