image

De Regreso al Futuro a Black Mirror

por CapitalBolsa Hace 4 días
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Imagen

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, hizo unas declaraciones hace poco tiempo en el que afirmaba que el bitcoin sería la moneda que dominase el mundo en diez años. No todos los gurús del mundo tecnológico lo pensaron así, ya que Bill Gates le contradijo quitando la imagen positiva de esta moneda.

Bitcoin sí, bitcoin no, el debate está servido, pero lo que está claro es que esta moneda cada vez ocupa más páginas en los periódicos económicos y los expertos del mundo de las finanzas apuestan siempre más y más por él, algo impensable cuando la Unión Europea comenzaba sus acercamientos para convertirse en una sola potencia económica, competir con el dólar y tener su propia moneda: primero fue el ECUS, luego se decidió finalmente que sería el EURO.

En aquella época, la sociedad de a pie poco se podía imaginar cómo habrían cambiado las cosas y cómo la tecnología comenzaría a tomar peso en todos los ámbitos de la vida, la personal y la profesional. Cómo la tecnología habría cambiado nuestra forma de relacionarnos, nuestra forma de desempeñar las tareas cotidianas en el trabajo, por ejemplo, o la manera de hacer nuestras transacciones.

Steven Spielberg estuvo muy cerca en su película, inspiradora del todo para muchas marcas de ropa, de comida rápida y de juguetes o deportes. Aunque nadie ha conseguido hacerse con el dichoso almanaque, no importa, la suerte se echa cada mañana.

El bitcoin es sólo un ejemplo de cómo cambia la naturaleza de algo tan seguro como es una moneda y un sistema. Pero esta no es la única revolución que ha pisado fuerte en el último periodo.

Al patinete volador de Marty McFly le ha salido competencia y cada vez son más las grandes tecnológicas o industrias de automoción que apuestan todo a la carta del vehículo autónomo. Un vehículo del que estamos oyendo hablar mucho en los últimos años, incluso en España ya se han realizado diversas pruebas consiguiendo un gran éxito.

Las compañías se aventuran a poner fecha al despliegue absoluto de estos vehículos sin conductor y, aunque existan objetivos muy ambiciosos, muchos son los escenarios aún a resolverse, como los temas de los seguros y la responsabilidad.

Por un lado, es cierto que la mayoría de los accidentes que se producen en las carreteras son por error humano, un gran porcentaje, pero el hecho de que no sea así pone sobre la mesa distintas cuestiones sobre temas de responsabilidad, como el último incidente protagonizado por Uber.

¿Estamos preparados? Los llamados nativos digitales es posible que sí. A los que vieron en el cine Regreso Al Futuro probablemente les cueste un poco más asumir este cambio, sobre todo si alguna vez han visto algún capítulo de Black Mirror.

Diez años, que es la cifra de la que habla el CEO de Twitter para que el bitcoin domine el mundo, son muchos años. Lo hemos visto continuamente, como mode que parece se asentarán para siempre, van mutando y desapareciendo a lo largo de un tiempo relativamente corto. En cualquier caso, intentemos que no nos pille desprevenidos.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+