image

MERCADOS ¿qué hacer ante un BCE más dócil de lo esperado? “El castigo a la banca es excesivo”

por CapitalBolsa Hace 11 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

"Aunque los medios dicen que sí, que muy bien, en nuestra gestora consideramos lo contrario. Lo explicaba ayer muy bien Kali Mero en LACARTADELABOLSA. Estamos de acuerdo con él: Nueva decepción. En su día lo llamaron Super Mario. O Draghi el Mago. Hoy ha dicho sí, pero no y nuevo gran castigo a los bancos. Draghi se va y el que venga atrás que arree. No quiere subir los tipos desde niveles negativos, pese a que la inflación real supera el 2% marcado por la falsa inflación oficial. Hay enormes burbujas inmobiliarias por toda Europa, infladas por la política monetaria megaultralaxa de Draghi. Pero Draghi se retira, se va pronto, deja la presidencia del BCE (afortunadamente). No es correcta ni pausible su maniobra de hoy ¿Pagará él de su bolsillo los excesos? Y hoy un gráfico muy ilustrativos vía Holger Zschaepitz@Schuldensuehner. Dice que un BCE más dócil que el esperado provocó una reversión bajista, escribe BBG. El plan de Draghi para reducir la QE inicialmente impulsó la moneda a un máximo de 1 m, sólo para que colapsara después de que se comprometiera a mantener tasas récord bajas al menos hasta el verano de 2019...¿Qué hacer en esta coyuntura?", me dice Alan P. analista bursátil en una gestora londinense.

Imagen

 

"En nuestra gestora estamos recomendando comprar bancos tras el varapalo de ayer. No tiene lógica tanta inquina. La banca ya ha pasado lo peor y está bien preparada para el alza de tipos. Es cuestión de esperar y de comprar antes de que se produzca lo que sí o sí se producirá: la salida de los tipos de interés de zona negativa", remata.

***

Más voces respecto a la posición muy blanda de Draghi: “El BCE ha sido innecesariamente blando” (Nick Peters, Fidelity)

“Nos ha sorprendido que el BCE se haya ablandado tanto en la reunión del jueves, algo que en nuestra opinión era innecesario. El anuncio de que el QE se reducirá a 15 mil millones de EUR mensuales en el cuarto trimestre ha sido más o menos esperado. La sorpresa ha sido que Draghi se haya pre-comprometido a no subir los tipos de interés hasta septiembre de 2019 como muy pronto (manteniendo los tipos sin cambios 'por lo menos durante el verano'). Esto es sorprendente por un par de razones. En primer lugar, el BCE pronostica ahora una inflación del 1,7% en todo 2018, 2019 y 2020. Para la mayoría, esto reuniría los requisitos para alcanzar su objetivo de 'cerca de, pero por debajo del 2%'. En segundo lugar, extrapolando la caída constante del desempleo que la zona euro experimenta desde hace años, la tasa de desempleo volverá a los bajos niveles de 2007 para cuando el BCE suba tipos por primera vez en este ciclo. 'Al menos'.

Draghi también ha sonado marcadamente negativo en los temas económicos, enfatizando los riesgos, la incertidumbre y la volatilidad del mercado financiero. Incluso ha dicho que las últimas previsiones del BCE, que muestran un crecimiento continuado por encima de la tendencia, se realizaron antes de recibir información negativa adicional. La ralentización en los datos de la Eurozona a comienzos de este año es clara, pero parece una reacción exagerada por parte de un banco central del que esperaríamos más firmeza en su perspectiva a medio plazo.

La respuesta instintiva de los mercados ha sido vender euros, lo cual puede ir a más. La Eurozona no solo tiene que lidiar con una economía que ha llegado al máximo y tiene un desempeño inferior al de EE.UU., preocupaciones geopolíticas a medio plazo y precios más altos del crudo... ahora además puede que no llegue a tener tipos de interés positivos antes de la próxima recesión mundial, y entrar por tanto en esa recesión con muy poca munición”.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+