image

¿Precios objetivo? ni caso ¿Recomendaciones de los analistas? tampoco

por Moisés Romero Hace 5 mess
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

"Hace veinte (20) años se ha habló mucho de las murallas chinas, de los compartimentos separados, de las prácticas de buena conducta, de la necesidad de regular las actuaciones de las partes (no se puede ser Juez y parte al mismo tiempo, no se puede emitir un juicio, una valoración de una empresa que te ha dado una magnífica comisión por un estudio, una colocación de acciones, una operación de asesoramiento…) de las agencias de calificación de riesgos, de la necesidad de abolir la contabilidad creativa, de la regulación de los derivados…Que se sepa, nada se ha hecho, nada se ha avanzado. Todo sigue igual. Se ha escrito mucho y variado sobre el fenómeno de las recomendaciones de los analistas adscritos a la nómina de otros tantos bancos de inversión. Sigue de moda, es un asunto del día a día, porque quienes recomiendan no han sido capaces de ver la viga en su propia casa, pero sí magnificar unas pequeñas motas de polvo en los cristales de la casa del vecino. Las recomendaciones que efectúan los analistas vuelven a estar en el ojo del huracán. Una de las reflexiones de moda es el desencuentro entre analistas y mercados, fenómeno que se repite hasta el hartazgo en los últimos veinte años. No se trata de poner en la picota a los especialistas, pero sí­ recordar que el exceso verbal nos condena a todos, a unos más que a otros, más a los que están obligados a dirigirse a la parroquia todos los dí­as, que a los que divulgan sus ideas de manera pausada, con espacios prolongados en silencio, sin decir nada..." me dice Mariano B. economista de una gestora de patrocinios.

"El asunto es saber qué origina el comportamiento o las acciones del grupo “líder”, porque hay indicios suficientes que evidencian que las noticias suelen funcionar como un factor iniciador de una cadena de eventos que pueden modificar fundamentalmente las percepciones del público sobre el mercado. Llega el momento de repasar las recomendaciones. En nuestra gestora aconsejamos huir del efecto manada que se da, tanto entre los participantes en el mercado, como entre los analistas bursátiles. Tampoco creemos en la bola de cristal…”

***

The Wall Street Journal publicaba un artículo de máxima vigencia en la actualidad: El error que ayudó a ampliar la distancia entre ricos y pobres en EE.UU.: Millones de estadounidenses cometieron, sin quererlo, un clásico error de inversión que contribuyó a la creciente desigualdad económica de hoy: compraron cuando los precios estaban altos y vendieron cuando bajaron. En el último tramo de los mercados alcistas de la década de los 90 y de la siguiente, más familias estadounidenses se abalanzaron a las bolsas al ver el alza de los índices. Luego, cuando las bolsas se tambalearon, muchos vendieron sus acciones y asumieron las pérdidas.

Ha escrito Carlos Montero en LACARTADELABOLSA ¿Comprar, vender, mantener? ¿Hay que hacer caso a las recomendaciones de los analistas? Un reciente estudio revela la correlación que existe entre la recomendación que tiene el mercado con una acción (comprar, vender o mantener) y su comportamiento posterior y su conclusión sorprenderá a algunos inversores. Un análisis del principal índice británico FTSE 100 revela que existe poca correlación entre cómo califica una analista una acción y su comportamiento posterior. Este análisis señala el alcance de esa desconexión: según un informe del corredor de bolsa AJ Bell, las 10 acciones que tuvieron la mejor calificación dentro del índice el año pasado - los que recibieron la mayor proporción de recomendaciones de compra - cayeron en una media del 9.3 por ciento.

Por el contrario, las 10 acciones que obtuvieron la peor calificación - aquellas con la mayor proporción de recomendaciones de venta - ganaron una media del 9.5 por ciento.

El índice de referencia en sí subió un 7,6 por ciento en el año.

Los puntos en este gráfico representan a cada compañía frente al índice de referencia. Puede verse que la mayoría de las recomendaciones de venta estuvieron equivocadas, lo cual se explica en parte por un mercado al alza, pero muchas de las calificaciones de compra también fueron incorrectas. En resumen, las calificaciones no fueron una guía muy útil para el rendimiento de las acciones.

Imagen

Ahora, para ser justos, es una pequeña muestra. Cuando se expande el estudio y se incluye al FTSE 350, las recomendaciones de los analistas fueron mejores, según AJ Bell.

Y es importante recordar que para la mayoría de los inversores institucionales la calificación puede ser el servicio menos útil ofrecido por un selector de acciones: sus argumentos a menudo son más valiosos, sin mencionar el acceso a los gestores de las empresas que sus empresas pueden organizar.

Así que incluso cuando la MiFID II obliga a las empresas a comenzar a cobrar por el análisis, no esperen que esos analistas y sus recomendaciones desaparezcan, pero tampoco les hagan mucho caso.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+