image

"¿Crash por entregas? La importancia de que los tipos USA no superen el 3% y que tampoco lo pierdan…"

por Moisés Romero Hace 2 semanas
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Víctor L. es un viejo compañero de Bolsa, ya con más de 40 años de vivencias compartidas en el mercado. "Me sobresaltó el crash de octubre de 1987, el primero de gran violencia que conocí, y ha observado sucesivos movimientos bajistas, algunos de ellos propios de crash por entregas, como los de 1998; marzo de 2000 y primaveras de 2004 y 2007. Si esto continúa así, comandado por Wall Street, como no podía ser de otra manera, la Crisis actual sería muy parecida a la de 1998: los hedge funds, que operaban con divisas, perdieron lo que tenían y más, con el hundimiento del rublo, y se vieron obligados a vender, en cadena, bonos, acciones, oro, zumo de naranja, panceta y otras mercaderías. En aquella época, los multiplicadores eran superiores a las 20 veces. En Europa, el PER ahora es inferior, por lo que no creo en un crash global. Es muy importante, según los pocos sabios, que existen por estos lares, que la normalización monetaria ¿crash de la normalización? no lleve los tipos largos USA más allá del 3%, porque se pondrían en peligro multitud de hipotecas a 30 años y, con ello, la propia dinámica económica USA. Tampoco es bueno que pierda esa referencia,  porque significaría que seguimos en manos de papanatas", me dice. Traigo a colación lo siguiente:

"Todos los medios hablan de las subidas de tipos oficiales USA. Hay previstas hasta 4 alzas para 2018 (Goldman Sachs). Pero hoy como ayer, la clave está en la estabilización de los tipos largos ¿Cuál es el precio a pagar? ¿Cuál la referencia concreta? El precio, que los Mercados estaban primando en el prolongado rally postTruman de Wall Street, al que con más o menos desempeño, siguieron el resto de los mercados del mundo, ha sido de una estabilización de los tipos largos entre el 2,5% y el 3%. Es la franja en la que están situados desde hace tiempo y que para los mejores gurús explicaría la complacencia reciente de las Bolsas ¡Llevan tanto tiempo esperando este fenómeno!..."

"No obstante, la Bolsa es un ser  vivo y lleno de contradicciones y de sentimientos opuestos. Por eso, es Bolsa. Por eso, unos compran y otros venden. Por eso, el pregón de los que han vendido a una potencial recesión económica sin precedentes, que se volvería en contra de mayores alzas en los rendimientos de los bonos USA. Es lo que Greenspan llamó conundrum. En nuestra gestora tenemos claro, al menos por ahora, que la estabilidad en los bonos del primer mercado del mundo dará paz y sosiego en el resto de los mercados del mundo. Ello choca con la actitud tozuda de algunos actores en el mercado al apostar por una gran recaída de la economía USA.  Pero eso no ha llegado, sino todo lo contrario. Y ahora sí, ahora apostamos por una estabilidad de los tipos largos USA entre el 2,5% y el 3%. Mejorarían las expectativas de las Bolsas. Las fuertes caídas de losúltimos días tienen, por ahora, una base técnica-matemática-robótica muy, muy elevada. Los fundamentos económicos son muy sólidos en el mundo. De ahí que los tipos de interés tengan que subir sí o sí, pero sin derramamiento de sangre...", me dice el CEO de una gran gestora de fondos.

Imagen

Y LA REGLA DE TAYLOR

La teoría económica está cambiando y dejando paso a las teorías modernas de gestión apuntalada de la realidad económica y financiera, ha sido también damnificada por la intervención masiva de las autoridades en economías y mercados. La evolución dirigida de la económica ha creado un sucedáneo artificial y vulnerable de las economías, del empleo, las cotizaciones de los bonos y de las deudas en general, de las bolsas y activos asociados, etcétera… La regla de Taylor, siempre objeto de estudio y referencia de los bancos centrales, para evaluar el nivel idóneo de los tipos de interés y mantener la estabilidad en empleo e inflación de su mandato, indica que los tipos oficiales USA deberían situarse en las inmediaciones del 3%.

Imagen

La regla de Taylor se basa en tres factores fundamentales para evaluar el nivel óptimo de tipos de interés. Primero, la diferencia entre inflación esperada y objetivo, segundo, PIB esperado y tendencia a largo plazo y por último, un tipo de interés neutral a corto plazo consistente con el pleno empleo.

Mediante esta regla se pretende fomentar la estabilidad y equilibrio entre las tendencias de precios y empleo, además de aumentar la certidumbre y capacidad predictiva de la evolución de variables macroeconómicas.

Certidumbre entre los agentes económicos respecto de las habilidades de los bancos centrales y de su capacidad predictiva. Tanto la certidumbre como la capacidad predictiva se encuentran en peligroso declive.

Además de la discrepancia entre el curso de la política monetaria y las lecturas que ofrece la Regla de Taylor, también la hoja de ruta del precio del dinero estimada por la FED y las cotizaciones de los Fondos Federales -FED FUNDS-,  parecen llevar caminos diferentes. pero deberán tender a converger, vean:

Imagen

***

El 1-6-10, es decir, más de 7 años depués me escribían Estimado director. "Seguimos en manos de papanatas en los mercados. Tienen una visión muy superficial de las cosas y siempre confían su alma al becerro de oro, a los billetes que escupen día y noche las máquinas de impresión de los bancos centrales. O dicho de otra manera, el papanatismo crea burbujas y nos empuja a la sima. Me ha parecido muy interesante la afirmación de Donald Kohn, vicepresidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que ha dicho que las facilidades de liquidez crean un Riesgo Moral o Moral Hazard (los inversores toman mayores riesgos de los debidos confiando en que la bondad de una entidad "salvadora"). Añade que los Bancos Centrales deben prestar atención a la estabilidad financiera. Y luego, a continuación, el papanatismo, como este: Los bancos centrales tienen armas ilimitadas si utilizan medidas no convencionales, incluso cuando los tipos de interés están cerca del cero por ciento, según el consejero del Banco Central Europeo, Athanasios Orphanides. "La política monetaria puede continuar con una relajación no convencional incluso cuando los tipos a corto están cerca del cero", expresó. "El margen para reducciones convencionales puede ser limitado, pero las armas para reducciones no convencionales son ilimitadas", agregó. Orphanides señaló que un banco central no puede garantizar la estabilidad de precios si no tiene una independencia política absoluta. La independencia debe defenderse continuamente, especialmente en jurisdicciones en las que la independencia no está protegida por un tratado constitucional". O sea, que si no quieres una taza de papanatismo, pues ahí tenemos tres...", saludos de J-P., economista


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+