image

Por qué contratar una tarjeta de crédito

Todavía hay personas que se resisten a la contratación de una tarjeta de crédito porque tienen una idea preconcebida negativa de este tipo de producto financiero.
por Busconómico Hace 1 mes
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Es cierto que las tarjetas de crédito deben ser utilizadas de una manera responsable para evitar endeudarse demasiado. Sin embargo, cuando se emplean de la forma correcta, presentan múltiples ventajas a las que no tendríamos de acceso con una tarjeta de débito convencional o empleando dinero en efectivo.

A lo largo de este artículo, vamos a presentarte cuáles son estas ventajas y cómo puedes sacarle el máximo partido.

Mayor seguridad en las transacciones presenciales u online

Probablemente, la principal ventaja de las tarjetas de crédito radica en la seguridad durante la realización de las compras, ya estemos físicamente en un local o bien realicemos una compra online.

ImagenPor un lado, la tarjeta de crédito nos permite prescindir de deambular con grandes cantidades de dinero en efectivo, evitando así exponernos al robo del mismo. Después de todo, incluso si nos roban la cartera, la tarjeta de crédito cuenta con el correspondiente PIN, sin el cual no es posible utilizarla.

Por otro lado, se han incorporado nuevos sistemas de seguridad para todo lo que se refiere a la realización de compras a través de Internet. Esto incluye claves de un solo uso, avisos de SMS y, por supuesto, seguros de compra, los cuales cubren los posibles fraudes de los que seamos víctimas.

Rapidez y comodidad en la realización de las compras

Además del incremento en la seguridad, las tarjetas de crédito también permiten acelerar la realización de las compras. En el caso de las compras online, la mayor parte de los establecimientos favorecen la utilización de una tarjeta frente al pago contra reembolso, por ejemplo.

Además, gracias a la tecnología Contactless, es posible realizar compras en los establecimientos sin necesidad de insertar la tarjeta en el TPV. Es más, para las compras de pequeños importes ni si quiera se requiere el ingreso del PIN.

Seguridad y tranquilidad en tus viajes

Además de los seguros de compras, las tarjetas de crédito también incluyen seguros de viajes, los cuales cubren un gran número de posibles eventualidades que surjan durante el desplazamiento y la estancia.

  • Retrasos y cancelaciones del transporte contratado.

  • Secuestro del transporte.

  • Extravío del equipaje.

  • Enfermedad y asistencia médica.

  • Fallecimiento y repatriación.

¡Pero eso no es todo!

Algunas tarjetas de crédito como la tarjeta Inteligente de EVO Banco pueden ser utilizadas en cualquier cajero del mundo, sin tener que pagar comisión alguna.

Crédito gratuito hasta fin de mes

Por supuesto, la principal ventaja de las tarjetas de crédito es aquella por la que nacieron: ofrecer crédito a sus clientes.

Ahora bien, no todo crédito tiene que implicar el pago obligatorio de intereses.

Gracias a las tarjetas de crédito, es posible disponer de crédito libre de coste, al menos, hasta fin de mes. Es decir, sólo tendremos que pagar nuestras compras en el último día del mes o el primer día del mes siguiente al que las hayamos realizado.

Conseguir descuentos o bonificaciones sobre las compras en estaciones de servicio

Gracias a las alianzas con las principales empresas del sector energético, existen en el mercado multitud de tarjetas de crédito cuya utilización permite conseguir descuentos o devoluciones de un porcentaje de las compras realizadas en las estaciones de servicio.

Algunas de estas tarjetas han sido diseñadas específicamente para la realización exclusiva de este tipo de compras. Tal es el caso, por ejemplo, de la tarjeta Repsol Más o la tarjeta Cepsa Porque Tú Vuelves. Sin embargo, otras tarjetas de crédito incluyen este tipo de descuentos y, además, se pueden emplear en cualquier otro tipo de operación. Tal es el caso de la tarjeta de ING Direct, que ofrece descuentos en las gasolineras de Galp.

Por otro lado, la tarjeta BP contempla múltiples opciones mediante las cuales se pueden obtener distintos porcentajes de descuento. Esto incluye compras en sus estaciones de servicio o estaciones ajenas, así como compras liquidadas en el mismo mes o aplazadas.

Conseguir descuentos o bonificaciones sobre las compras en grandes superficies

Siguiendo la misma línea que el caso anterior, existen tarjetas de crédito, cuyo principal incentivo consiste en el hecho de que ofrecen descuentos en las compras que se realicen en las grandes superficies o los supermercados.

Tal es el caso, por ejemplo de las tarjetas de crédito emitidas para los clientes de la cuenta Expansión Plus del Banco Sabadell o de la cuenta 1/2/3 del Banco Santander.

Conseguir descuentos por aplazar las compras

Obviamente, una de las principales fuentes de ingresos de las entidades bancarias es el conjunto de intereses cobrados a los clientes que aplazan el pago de sus compras, más allá del mes en el que las realizaron.

Ahora bien, si ése es tu caso, te interesa saber que existen en el mercado tarjetas de crédito que aplican descuentos sobre las compras aplazadas. De esa forma, consigues un notable ahorro respecto a las tarjetas de crédito convencionales.

Dos de las tarjetas de crédito más conocidas en este ámbito son las versiones Oro y Platino de Bankintercard, gracias a las cuales es posible obtener una cifra récord de descuento de hasta el 5%. No obstante, hay muchas otras entidades que ofrecen tarjetas semejantes como, por ejemplo, el BBVA.

Supervisión de las compras realizadas cada mes

Por último, no hay que olvidar una ventaja de la que aún poca gente hace uso. Estamos hablando del hecho de disponer de un extracto mensual con cada una de las transacciones realizadas con la tarjeta de crédito.

Este sencillo instrumento permite hacer un seguimiento muy específico de todas las compras realizadas, algo que sería mucho más complicado si utilizáramos dinero en efectivo.

En definitiva, el uso adecuado de las tarjetas de crédito posibilita beneficiarse de múltiples ventajas y que, en su mayoría, no tienen porqué suponer coste alguno para el usuario.

 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+