image

El gráfico semanal: Goldman y los bancos vuelan con Trump

por Renta 4 Hace 1 semana
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

La apuesta que hacíamos la semana pasada en favor de las Bolsas europeas para el 2017 ha quedado, de momento, en tablas esta primera semana de enero, aunque con algo de ventaja para las plazas americanas, ya que el Dow Jones ha subido el 1% en la semana y el Eurostoxx el 0,9%. Por su lado el S&P se ha anotado una ganancia semana del 1,7% pero es verdad que algunos índices europeos como el Mib italiano o el Ibex español han superado esa cifra impulsados por el sector bancario.

El buen comportamiento de la banca tras el 8 de noviembre es una de las muchas paradojas que la victoria de Trump ha traído consigo. El ahora presidente electo fue muy crítico con Wall Street y en general con la banca a lo largo de su campaña, pero sin embargo han sido la banca y muy en particular los grandes bancos de inversión americanos los mayores beneficiarios de la victoria de Trump.

El Gráfico muestra la cotización de Goldman Sachs los diez últimos años, y en él se puede apreciar la fortísima subida, casi vertical, de más de un 35% en dos meses, que ha llevado a sus acciones desde los menos de 180 dólares a los que estaban antes del triunfo de Trump a los 244,87 a los que cerraron el pasado viernes. 

Sin duda los Bancos de inversión americanos han sabido, en general, manejarse muy bien tras el traumático episodio que para el sector supuso la quiebra de Lehman y, lejos de ir a menos, como algunos pensaban, su papel ha ido a más al calor de unas políticas monetarias que han dado a los mercados financieros un rol claramente protagonista. La cotización de Goldman, como se aprecia en el Gráfico se ha multiplicado por cinco desde los mínimos de marzo de 2009 hasta hoy, algo de lo que muy pocos activos pueden presumir.

Dentro de poco empieza la temporada de resultados del cuarto trimestre y los Bancos de inversión americanos son de los primeros en dar sus cifras. Es dudoso que una subida como la vivida estos dos últimos meses pueda justificarse en base a un aumento de los resultados en el cuarto trimestre. 

Más bien parece que los inversores piensan, seguramente con razón, que las poderosas maquinarias de los grandes bancos de inversión sabrán adaptarse, una y otra vez, a los cambios que vengan, y serán capaces de seguir ofreciendo resultados consistentes a lo largo del tiempo.

En cualquier caso, y a la vista del Gráfico, no seríamos partidarios de comprar ahora acciones de los bancos de inversión americanos, sino más bien de realizar beneficios y esperar alguna corrección, como la que se produjo en el 2011 o en el 2015, para volver a entrar en las acciones de Goldman Sachs.

GRAFICO DE GOLDMAN SACHS LOS ÚLTIMOS DIEZ AÑOS

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+