image

El Reino Unido se contraerá en un 1% en el tercer y cuarto trimestre

por Ebury Hace 3 años
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Dólar

Por lo que respecto al dólar, Ebury opina que el Brexit compromete las previsiones de subida de tipos de interés anunciadas por la Fed en la reunión celebrada en junio. “Esperamos ahora que la Reserva Federal lleve a cabo una única subida durante este año en la reunión de diciembre y solo dos o tres más durante 2017”, señala la empresa de divisas, que revisa al alza sus previsiones de apreciación del dólar estadounidense frente al euro y, sobre todo, frente a la libra esterlina.

Euro

En cuanto al euro, “el resultado del referéndum también agudizará la presión que se ejerce sobre el Banco Central Europeo para que incremente sus medidas de estímulo económico en los próximos meses”, apunta Ebury. Asimismo, la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal en Estados Unidos, aunque más lentas de lo esperado, debería servir para reducir la presión que soporta el euro. A todos estos factores debería sumarse el incremento de los riesgos políticos en Europa, como el referéndum constitucional que se celebrará en otoño en Italia. “Todos estos aspectos deberían ser razones suficientes para que la moneda común muestre una sólida tendencia a la baja durante las próximas semanas o meses”, afirma Ebury.

Yen

Con respecto al yen, Ebury cree que la agitación que se ha producido después del referéndum del Reino Unido obligará a que el Banco de Japón actúe. La firma especializada en intercambio de divisas espera que anuncie la aplicación de nuevas medidas de flexibilización en la próxima reunión, prevista para el 29 de julio, y cree que las autoridades optarán por una intervención en el caso de que el yen se revalorice y se sitúe de manera sostenida por debajo de los 100 dólares. A la vista de estos factores, Ebury cree que los riesgos actuales deberían motivar que se lleve a cabo una depreciación bastante pronunciada del yen frente al dólar estadounidense en relación con sus niveles actuales.

Un proceso prolongado de desconexión

En su informe especial sobre las monedas del G4 correspondiente al tercer trimestre, publicado hoy, Ebury explica que su previsión de divisas posterior al referéndum en el Reino Unido tienen en cuenta los siguientes hechos:

● Esperamos que el proceso de negociación entre Reino Unido y la UE se dilate en el tiempo y se produzcan pocos o ningún cambio real en muchos años.

● El Reino Unido acabará conservando de alguna forma el acceso al mercado único a cambio de concesiones en otros ámbitos.

● La estrategia de flexibilización del banco central permitirá estabilizar los mercados financieros sin que estos se alejen mucho de los niveles actuales.

● La inversión en el Reino Unido sufrirá una crisis significativa durante los próximos dos trimestres, mientras los dirigentes esperan a que se disipe de algún modo la incertidumbre. Además, se producirá una reducción constante de las importaciones de dicho país con motivo de la incertidumbre de los consumidores y la contracción de la libra esterlina.

En consecuencia, afirma Ebury, el Reino Unido seguirá disfrutando de los beneficios de ser miembro de la UE a corto plazo y no se producirán cambios legislativos de calado durante un periodo de tiempo bastante prolongado. Por su parte, la aplicación del artículo 50, que iniciaría la cuenta atrás de dos años de duración para que se materialice la salida del Reino Unido de la UE, sigue siendo un completo misterio. No está claro si los Conservadores contarán con un apoyo suficiente de los miembros del partido para llevar a cabo la salida y casi con toda probabilidad será necesaria la aprobación del Parlamento, lo que supone un obstáculo más en el camino hacia la separación.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+