image

Ebury detecta mayor pago en yuanes en comercio exterior con China en detrimento del dólar

por Ebury Hace 3 años
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

El asentamiento del yuan como una de las monedas principales, hecho ratificado cuando en noviembre pasado el FMI añadió la divisa china a su cesta de Derechos Especiales de Giro (esta medida entrará en vigor en octubre de 2016), está empujando a muchas empresas a realizar sus operaciones de pago a proveedores en China en moneda local.

Así lo constata la empresa de servicios financieros Ebury, especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, que subraya que esta situación contrasta con la que ha sido tónica de comportamiento hasta fechas recientes por las empresas que realizaban negocios con homólogas chinas. “Por lo general, rehuían el hacer pagos en yuanes por tratarse de un proceso complejo, y ante el que los propios proveedores se mostraban reticentes”, asegura Duarte Líbano Monteiro, director general de Ebury para España y Portugal. Añade este experto que “el gobierno chino lleva un tiempo haciendo campaña para que el yuan sea reconocido como una moneda principal; hecho que, a largo plazo, podría incluso dar fin al dominio del dólar como primera divisa mundial”.

Explica el responsable de Ebury que los proveedores suelen ofrecer a sus clientes precios más reducidos cuando realizan pagos en yuanes. “Esto se debe a que las facturas expresadas en dólares –moneda tradicional de pago en comercio internacional- incorporan un sobrecoste en concepto de comisiones y riesgos que asumen los proveedores en términos de tipo de cambio”, señala Líbano Monteiro.

Con el cambio actual euro/yuan, y debido a la reciente devaluación de la divisa asiática, la posibilidad de pagar las facturas en yuanes chinos puede proporcionar un ahorro de alrededor del 4%, al convertir directamente euros en yuanes, en lugar de en dólares.

Según Ebury, la facturación en yuanes elimina riesgos de tipo de cambio, que constituyen un problema cada vez mayor para los proveedores en China. “Este tipo de riesgo no existía realmente cuando el Banco Popular Chino todavía ejercía un control total sobre la variación del yuan, ya que alineaba dicha divisa con el dólar estadounidense, y todos los clientes hacían sus pagos en esta última moneda. Ahora que el yuan se comercializa con mayor libertad, los riesgos de tipo de cambio se han convertido en una preocupación real, dado que pueden reducir los márgenes comerciales o incluso eliminarlos”, explica Duarte Líbano Monteiro.

Además, añade este directivo, optar por realizar pagos en yuanes será percibido por los proveedores como un compromiso frente a ellos. “De alguna forma estás demostrando que te preocupas por la relación que mantienes con ellos y que tu intención es que se extienda en el tiempo. Asimismo, esta opción puede resultar beneficiosa en el caso de necesitar recabar cierto grado de flexibilidad en el proveedor”.

Previsión para 2016

Ebury ve la cotización del yuan estable a lo largo de 2016 en relación con la cesta de divisas con la que comercia el país asiático, y ello como consecuencia del apoyo del Gobierno chino a su moneda. La previsión de Ebury es que el yuan sufra pérdidas graduales frente al dólar estadounidense en relación con los niveles actuales. En este sentido, ve su cotización en 6,60 en el segundo trimestre para llegar a 6,75 a finales de 2016. Por el contrario, prevé una apreciación de la moneda china con respecto al euro, que transitaría del nivel de 7,05 en el segundo trimestre a 6,70 a finales de 2016.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+