image

“Estamos en la mitad del ciclo” será el término de moda a partir de ahora. Que no cunda el pánico

por Moisés Romero Hace 4 mess
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

"Son muchos los profesionales lo que dicen que la gran pregunta de nuestro tiempo es si se trata de una corrección de mitad de ciclo, como 1984, 1995 o 1998, cuando la Reserva Federal salvó el ciclo con moderación, o si es una recesión, como 1989, 2001 o 2007, cuando la Reserva Federal no actuó en contra de las fuerzas gravitacionales de la economía, con recortes de tasas de interés.(Holger Zschaepitz@Schuldensuehner) El jueves pasado, la Reserva Federal de Estados Unidos bajó los tipos de interés en un cuarto de punto porcentual, hasta un rango objetivo de entre el 2% y el 2,25%, cumpliendo así las expectativas del mercado. Fue la primera bajada del precio del dinero desde finales de 2008, cuando el entonces presidente de la Fed, Ben Bernanke, bajó de forma efectiva los tipos hasta el 0. Ahora, los mercados ven una probabilidad del 71 % de un nuevo recorte en septiembre de 0,25 puntos. Lo importante fue el discurso de Jerome Powell cuando, en medio del pataleo de Trump, que pide recortes más agresivos, dijo alto y claro que era una media típica de mitad de ciclo. O lo que es lo mismo, la Fed no cree en la recesión", me dice el analista jefe de un banco de inversión.

Imagen

Que no cunda, por tanto, el pánico. Ron Temple, gestor de renta variable estadounidense de Lazard Asset Management, es uno de los que aplauden esta medida: "El cambio de rumbo repentino de la Fed ha sido todo menos fluido, pero finalmente lo han hecho bien. La Fed debe preocuparse mucho más por elevar la inflación que por contenerla y debe centrarse en generar beneficios de un mercado laboral en un entorno económico de "alta presión”.

Tuitea Lawrence H. Summers que la Fed debería concentrarse en hacer su trabajo de administrar las tasas de interés y volver a marcar la búsqueda del alma pública en sus comunicaciones y, especialmente, su inclinación por predecir sus próximos movimientos en un mundo donde todos saben que no puede predecir el futuro económico.

Shamik Dhar, economita jefe de BNY Mellon IM, interpreta que el movimiento de la Fed no es porque sus previsiones centrales para la economía se han deteriorado sino porque los riesgos a la baja aumentan mientras que la inflación sigue baja. “En ese sentido, es como si hubieran contratado un seguro”, explica.

Por su parte Dave Lafferty, jefe de estrategia de mercados en Natixis IM añade “al referirse al recorte de tipos como un ajuste a mitad de ciclo, muchos se preguntaron si el llamado recorte preventivo fue simplemente uno y listo (‘One and done’), una perspectiva no tan dovish como el mercado había puesto en precio”

Lacartadelbolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+