image

¡Cuidado, es sábado y el sol brilla en los mercados!

por Carlos Montero Hace 3 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Mi padre fue taxista en Madrid durante más de 30 años. Recuerdo verle de niño salir muy temprano a trabajar con el coche, y esperar a que volviera por la noche antes de irme a dormir. Recuerdo a mi madre untándole una gruesa capa de crema solar en su brazo izquierdo, que era el más expuesto al sol en los meses de verano. También las anécdotas que nos contaba el domingo a la hora de comer, el único día completo que libraba, y cómo venía con las manos manchadas de grasa, tras estar toda la tarde reparando las múltiples averías que surgían en su coche. Tengo muchos recuerdos de aquella época.  

¿Y por qué les cuento esto? Pues porque recientemente leí una interesante reflexión del prestigioso analista financiero Joachim Klement, hablando sobre la relación de los taxistas con los mercados. La compartiré con ustedes: 

Me encanta charlar con los taxistas. Estos filósofos de la carretera son una fuente interesante de sabiduría, y conocimiento. No importa a dónde vaya en el mundo, siempre entablo conversaciones con los taxistas para aprender algo sobre la cultura local o el clima político actual. 

Recientemente, mi esposa y yo tomamos un taxi para ir a la ópera en Londres, y nuestro conductor nos saludó con las siguientes palabras: "Hoy es uno de los días más peligrosos para conducir". Con incredulidad, miré por la ventana para ver si estaba soñando, pero seguía siendo el glorioso día de verano de Londres que recordaba 10 segundos antes. Le pregunté al conductor por qué era tan peligroso. 

Hoy es sábado y el sol brilla, dijo. Lo único que podría hacer que fuera más arriesgado es que fuera el primer día de vacaciones escolares. Ahí es cuando realmente aumentan los accidentes de tráfico, dijo, en particular, los accidentes que involucran a peatones y ciclistas. 

Habría pensado que un día de lluvia o nieve sería el momento más peligroso para conducir. Pero en el tráfico intenso, con lluvia o nieve, somos naturalmente prudentes porque sabemos que las condiciones son peligrosas y, por lo tanto, estamos más alertas y conscientes. En un día soleado con poco tráfico, tendemos a bajar la guardia y nos distraemos fácilmente con la belleza de la naturaleza o las personas que nos rodean. Lo mismo es cierto para los peatones que sueñan despiertos que pueden caminar en la carretera y se enfrentan con automóviles que se aproximan con conductores igualmente distraídos. Los accidentes ocurren no porque el medio ambiente sea más peligroso, sino porque las personas se relajan y no prestan atención al riesgo. 

Los mismos patrones se mantienen en la inversión. En los primeros seis meses de 2019, el índice MSCI World subió un 15,6% en dólares estadounidenses, el índice MSCI Emerging Market Index subió un 9,2%, el Bloomberg Barclays US Aggregate Bond Index subió un 6,1%, los bonos de mercados emergentes subieron un 9,4%. el Índice de productos básicos de Bloomberg subió un 5,1%, y el Índice de fondos de cobertura global HFRX subió un 4,1%. Podría seguir. 

Prácticamente todas las clases de activos han registrado fuertes ganancias en el primer semestre de 2019, incluso los productos básicos de mercados emergentes. Si estuviera administrando un fondo y lo vendiera todo hoy y lo invirtiera en el mercado monetario, dudo que alguno de sus inversores se quejara por el rendimiento a fin de año. En los mercados, es claramente sábado y el sol brilla. 

Ahora es el momento para que los inversores luchen contra la complacencia. Por supuesto, deberíamos disfrutar del buen clima y los sólidos rendimientos de nuestras inversiones. Pero también debemos ser conscientes de que otros inversores podrían bajar la guardia y contribuir a los mercados financieros equivalentes a una acumulación de seis automóviles. 

Lacartadelabolsa


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+