image

Nuestra experiencia construyendo una cartera de inversión en Hong Kong

por Carlos Moreno Hace 2 mess
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

 

Imagen

 

Antecedentes, ¿por qué elegimos Hong Kong?

A finales de 2017 y después de analizar gran cantidad de compañías de los mercados más importantes, aplicando los mismos criterios con los que hemos obtenido nuestras inversiones más rentables en España a largo plazo, comprobamos que el mercado donde encontramos más compañías interesantes era el mercado de Hong Kong.

Hong Kong es uno de las diez principales potencias comerciales a nivel mundial, de las menos intervencionistas, con unas finanzas públicas saneadísimas, una deuda pública inexistente, una tasa de paro del 3% y una inflación del 2% que le permite convertirse en el país con el índice de libertad económica más elevado del mundo (España figura en el puesto 60)

El mercado de Hong Kong está conexionado al mercado chino tras la liberalización y unión en 2015 y el número de empresas que cotizan en dicho mercado crece fuertemente. Hong Kong es una región administrativa independiente de China y es la más desarrollada financieramente y competitiva a nivel mundial, por lo que se podría decir que vendría a ser como el Wall Street del mercado Chino.

Según The Economist, Hong Kong sería tras Suiza y Singapur el país con un mejor entorno para invertir y crear empresas por delante de países como Canadá, Australia o Estados Unidos.

¿Por qué pensamos que el mercado de Hong Kong no recoge valoraciones que sí se dan en otros mercados desarrollados?

1) El mercado en muchas ocasiones asemeja empresas de Hong Kong con empresas chinas ya que en dicho mercado cotizan empresas de ambos países y otorga las mismas dudas a las unas que a las otras, pese a estar las empresas Chinas ligadas a un entorno muchísimo más intervencionista y menos desarrollado.

2) Estamos hablando de un mercado que se acaba de liberalizar y unir hace apenas tres años y por dicho motivo pensamos que aún está fortaleciéndose y creciendo.

3) El mercado está asignando una prima de desconfianza a las empresas de Hong Kong similar al de las empresas chinas,  asignando una credibilidad a sus estados contables  que pensamos que no es la correcta ya que estamos hablando de uno de los países más desarrollados financieramente hablando y con un entorno de clima empresarial más apropiado.

4) La excesiva subida del mercado inmobiliario también está penalizando.

Creando una cartera de inversión en Hong Kong

La búsqueda de ideas de inversión iniciada a mediados de 2017 se materializó con la construcción de una cartera de inversión específica en Hong Kong, donde encontramos algunas ideas de inversión que nos parecieron excepcionalmente buenas y en las que decidimos invertir en Enero de 2018.

El objetivo fue tratar de igualar o incluso mejorar el excepcional comportamiento que habíamos tenido en nuestra cartera nacional en el periodo que abarca de 2013 a 2018, donde conseguimos una rentabilidad anualizada en el entorno del 20% anualizado.

La cartera de inversión la constituimos apoyándonos en los cinco principios usados en España que nos han dado una excelente rentabilidad:

  • 1) Compañías con un previsible aumento en sus ventas.
  • 2) Compañías con una previsible mejora en sus márgenes de  beneficios.
  • 3) Empresas con valoraciones que no reconozcan estas previsibles mejoras.
  • 4) Compañías con una alta rentabilidad sobre el capital empleado.
  • 5) Empresas con unos activos ocultos en balance que el mercado no valore.

Estos aspectos pensamos que el mercado muchas veces no es capaz de procesarlos adecuadamente en el corto plazo, pero pensamos que a largo plazo siempre termina valorándolos adecuadamente.

Imagen

Rentabilidad y Riesgo de nuestra cartera desde Enero de 2018

A continuación les voy a exponer un pequeño análisis de la rentabilidad y el riesgo de nuestras inversiones desde Enero de 2018 hasta Marzo de 2019 que nos ofrece el bróker con el que estamos trabajando en esta región geográfica (Interactive Brokers), nuestra inversión en Hong Kong es a través de 10 compañías y representa actualmente un 50% de nuestra cartera de inversión total.

En el análisis pueden comprobar:

– La rentabilidad conseguida con respecto  a los principales índices globales (S&P 500, el Índice Vanguard principal referencia de fondos de inversión  y el Índice EFA que es un ETF referenciado al MSCI de los mercados desarrollados)

– La rentabilidad mes a mes con respecto a dichos índices.

– Un análisis del riesgo de nuestra cartera con respecto a dichos índices.

Imagen

La rentabilidad desde que creamos la cartera ha sido de un 31,2%, una rentabilidad que hemos conseguido en un entorno bajista, donde el ETF que aglutina los principales mercados bursátiles desarrollados ha caído casi un -10% y la principal referencia de fondos de inversión ha descendido un -3,5%.

El año 2018 ha sido el año más complicado para conseguir rentabilidad desde 1974 ya que ningún mercado de valores a nivel mundial consiguió rentabilidad positiva, ni en grandes ni en pequeñas compañías, ni se pudo conseguir una rentabilidad positiva en ninguna clase de activo (ni materias primas, ni renta fija, ni renta variable)

Podemos ver además que nuestra cartera de acciones se ha comportado mejor desde su creación, a un año vista, en lo que va de año y en lo que va de mes, habiendo sido estos valores un refugio en los momentos de caídas y subiendo más fuertemente que los principales mercados desarrollados en las alzas que hemos experimentado en lo que llevamos de 2019

Imagen

Si analizamos el comportamiento mes a mes desde que constituimos la cartera, vemos que los mercados sufrieron caídas significativas a lo largo del primer semestre mientras que nuestra cartera tan solo bajó en los meses de Agosto y en Enero que es cuando la mayoría de las compañías descuentan el pago de dividendos que abonan en los meses posteriores y que en el caso de nuestra cartera supone un pago excepcionalmente alto ya que en la actualidad viene a suponer una rentabilidad cercana al 7,5%. 

El periodo que va de Octubre a Diciembre fue un periodo alarmantemente negativo para los mercados con caídas muy significativas cercanas al 15% en las bolsas mundiales y únicamente Diciembre arrastró a nuestros valores a la baja con una caída de un 6%, caída que ha sido fuertemente compensada con subidas mucho más fuertes en el principio de 2019.

Imagen

Lo más interesante es que la rentabilidad la hemos conseguido con una caída máxima, desde el máximo pico hasta el mínimo de un 6,28%, frente a la caída que experimentó el ETF del índice MSCI referenciado a los mercados desarrollados que tuvo una caída de casi el 18% o de los otros índices que fueron del entorno del 14%, únicamente sufrimos caídas significativas en Diciembre y fuertemente compensadas por las alzas de principio de año. Es importante tener en cuenta que los distintos ratios que comparan la rentabilidad con el riesgo o volatilidad del mercado en el que incurrimos,  demuestran que además la rentabilidad la conseguimos con una volatilidad muy inferior al mercado y que la rentabilidad media mensual fue de casi un 2%, siendo los meses positivos un 80% y permitiéndonos alcanzar una rentabilidad por encima de la rentabilidad objetivo y siendo alcanzada en un periodo especialmente complicado para los mercados.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+