image

En la bolsa, como en la vida, hay que potenciar lo que sabes hacer

por Carlos Montero Hace 5 días
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Hace unos días hablaba con un viejo amigo antiguo médico de profesión, que me explicaba cómo se había iniciado en el mundo de las operaciones intradía apalancadas. Siempre le había gustado operar en los mercados, pero debido a que su trabajo le ocupaba gran parte del día, solía comprar cuatro o cinco valores que considerara con alto potencial alcista, y los mantenía durante meses o años hasta que alcanzaban objetivo. Le fue bien. 

Ahora, ya retirado, quiere dar un paso más allá, y empezar con operaciones especulativas tanto en renta variable, como en materias primas o divisas. Me preguntó mi opinión, y se la daré con el siguiente dato: 

Hulbert Financial Digest realizó un estudio entre 200 gestores de inversión en el que se investigaba la relación entre rendimiento y frecuencia de operaciones. La conclusión del estudio fue que se encontró una correlación inversa estadísticamente muy significativa entre estos dos factores. Los gestores que operaban con menos frecuencia tenían una rentabilidad promedio mucho mayor a largo, que aquellos que operaban con mayor frecuencia. 

Es más, los gestores con mejor rendimiento en los últimos 25 años fueron aquellos que mantuvieron sus posiciones en la cartera durante un largo periodo de tiempo (entre 3 y 7 años). Existen otros estudios similares con parecidas conclusiones. 

En la segunda parte de la década iniciada en 1990, era habitual ver en las salas de inversión a traders profesionales y por cuenta propia, realizar 5, 10, 15 operaciones al día. A algunos les fue bien durante algún tiempo, a otros no también. En estos momentos esa forma de invertir no es aconsejable ni probablemente rentable en un largo periodo de tiempo. 

Quizás el dicho “comprar y mantener” no les parezca especialmente atractivo, o simplemente una forma aburrida de acercarse a los mercados, pero todos los datos apuntan a que es la forma de invertir más rentable para el largo plazo.  

A mi amigo médico le aconsejaría qué si quiere probar el trading especulativo que lo haga, pero con la firme intención de que en caso de que los resultados no sean buenos en un periodo razonable de tiempo, pongamos un año, que vuelva a lo que se le da bien: Encontrar compañías infravaloradas, invertir en ellas, y esperar a que ajusten su valoración. 

Este consejo sirve para cualquier inversor, particular o profesional. En más de tres décadas de gestor/especulador profesional, y trader institucional, no he encontrado a más de cinco o seis operadores que hayan podido vencer consistentemente a los índices profesionales, especulando intradía. Y estoy hablando de hace muchos años. Ahora, con el dominio casi absoluto de este tipo de operaciones por los sistemas automáticos de trading, ese número sería aún más reducido. 

Como le digo muchas veces a mi hijo, descubre lo que sabes hacer bien y lo que no. Olvida lo que no, y potencia lo que sí sabes hacer. 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+