image

¿Se atreverán los analistas esta vez a repetir la cantinela de que la Bolsa subirá un 10% el año que viene?

por Moisés Romero Hace 1 semana
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

"Salvo que cambien mucho, muchísimo, los acontecimientos y el curso de las cotizaciones, este año será uno de los más odiados por los inversores y analistas. Los primeros, porque hemos perdido hasta las cejas. Los segundos, porque han vuelto a meter la pata ¡y de qué manera! Tengo especial interés por leer los análisis y proyecciones para 2019 que divulgarán pronto la industria de la intermediación, cada vez menos rentables (o en pérdidas) ¿Volverán a repetir, como lo han hecho año tras año, salvo excepciones, que la Bolsa subira el año que viene un 10%? Sí, tengo excitación creciente, porque el efecto manada no tiene cura. Lo de los analistas y denominados Servicios de Estudios es el despelote. Año tras año la misma canción: la Bolsa subirá un 10% el año que viene. Lo curioso, en esta ocasión, es que la ya mágica cifra del 10%, que nunca se cumple, abarca el mundo entero. Un 10% de subida para la Bolsa española, un 10% para la japonesa, un 10% para la Bolsa USA y, así, sucesivamente. Sí, por enésima vez y las veces que hagan falta..."

"¿Escribirán de nuevo en que la Bolsa es la única alternativa para 2019 o, por el contrario, cincidirán todos en que la fiesta se acabó como si hubieran descubierto la piedra filosofal? La historia no es nueva, salvo para los que se asoman ahora a las páginas de Bolsa en los diferentes medios de comunicación con sus escritos y locuciones. Esta historia es vieja como la Bolsa misma. Si ustedes siguen atentos el discurso, muy prolífico durante los próximos días y semanas, como ya es tradicional, de las gestoras, sociedades de Bolsa y bancos de inversión respecto a los que nos deparará 2019 en términos bursátiles, observarán que la mayoría de los conferenciantes apostarán por lo mismo..."

"¿Por qué lo del 10%? se pregunatarán muchos. Porque es una frase acuñada ¿Por qué tanto empeño? Porque nadie quiere desentonar. Hay miedo a que los altos mandos descalifiquen al analista jefe de turno, porque sus pareceres divergen de la mayoría. A los presidentes de los grandes bancos de inversión y de otras tantas firmas del mercado les interesa, ante todo, seguir muchos años en la poltrona. Para ello, lo mejor es no desatar las iras del contrario, no llamar la atención. Por eso, la mayor parte de los analistas, representantes de otras tantas firmas del mercado, adoptan posturas borreguiles…”

“Con la cantinela del 10% sucede lo mismo que con el listado de los valores recomendados. Si observan el consenso de recomendaciones de los últimos años, se ha repetido la vieja historia de sota, caballo y rey, es decir, Telefónica, BBVA, Santander, Iberdrola, Repsol y algunos grandes valores más son los favoritos en los listados de recomendaciones. Luego, año tras años, queda demostrado que hay un gran puñado de tí­tulos que se comportan mejor que los valores líderes…”

“Analistas de renombre, que luego actúan en sentido contrario a lo que predican en los informes oficiales, reconocen, sin ambages, que nunca serán despedidos de sus puestos de trabajo si sus recomendaciones se ajustan a las del consenso, aunque sean catastróficas. Sí, pueden ser despedidos, incluso repudiados por sus clientes, si se salen del tiesto con otras recomendaciones. O sea, que la Bolsa subirá o bajará en 2018 cualquier porcentaje menos el 10%...”

(De la conversación mantenida con un gestor independiente)


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+