image

“Acciones, valores inmobiliarios y algunas áreas de renta fija global high yield, favoritos ante el alza de tipos…”

por Moisés Romero Hace 1 semana
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

"Nuestros clientes no duermen tranquilos. Nosotros, tampoco. Cuando no son pitos, son flautas. Cuando no son los factores geopolíticos, son los puramente económicos y cuando las cosas tienden a calmarse, la pregunta de los últimos tiempos es ¿dónde meter mi dinero en un escenario de tipos de interés al alza, en USA que tarde o temprano arrastrará a Europa por el mismo camino? Hay agitadores, que venden miedo en los telediarios y en los informes de situación. La historia nos demuestra, no obstante, que el alza de los tipos de interés no debe ser mala para la Bolsa si se desarrolla como medida preventiva para males inflacionistas posteriores. Esto es lo que sucede ahora. En ciclos anteriores se ha confirmado, también, que los bonos sufren más que las acciones. Desde nuestra gestora recomendamos tranquilidad y una acertada estrategia inversora en este nuevo contexto. El alza de los tipos de interés favorece a los bancos y valores de crecimiento y perjudica notablemente a los valores más endeudados o con compromisos de altos dividendos", me dice Lucas L. gestor de Bolsa, que me envía el siguiente enlace:

Lo recoge Funds People: 

Michael Schoenhaut, gestor del JPM Global Income Fund y del JPM Global Income Conservative Fund, propone cinco pasos para que los inversores de rentas puedan superar las dificultades que se están presentando en los mercados financieros.

1. Adoptar un enfoque multiactivo flexible a medida que suben los tipos de interés

“Es probable que la forma en que los inversores de rentas gestionan las subidas de tipos sea fundamental. Si bien se espera que los tipos de interés aumenten a un ritmo gradual, la deuda pública —que tradicionalmente es popular entre los inversores de rentas— podría ser la más afectada. Si solo confía en los bonos para obtener rentas, posiblemente deba afrontar la amenaza más que real de la pérdida de capital”, afirma. Según el experto, actualmente es más importante que nunca buscar oportunidades en una amplia gama de activos generadores de rentas para reducir el riesgo que los crecientes tipos de interés y la mayor inflación representan en las rentas y el capital.

“Muchos tipos de inversión continúan ofreciendo rentas atractivas en el entorno actual, como las acciones, los valores inmobiliarios y algunas áreas de renta fija global high yield. La exposición combinada a varios de estos activos generadores de rentas en una cartera diversificada multiactivo puede generar una rentabilidad atractiva y constante, incluso si cambian las condiciones del mercado”, señala Schoenhaut.

2. Centrarse en la calidad y no arriesgar en exceso por la rentabilidad.

A medida que los bancos centrales comienzan a contener la economía global, es importante vigilar de cerca la calidad de las inversiones. La buena situación económica puede haber favorecido los activos generadores de rentas en las etapas iniciales de la recuperación económica. No obstante, los inversores que se sientan atraídos por las inversiones simplemente porque ofrecen un pago de rentas elevado pueden tener dificultades para mantenerse a flote a medida que la economía se desacelera.

“Para evitar sufrir pérdidas, es imprescindible un análisis exhaustivo que garanticen la solidez financiera de todas las inversiones. La habilidad y la aptitud de su gestor de rentas serán clave ahora que la situación está decelerándose. Los inversores multiactivos con éxito se distinguen por centrarse en la gestión del riesgo, el análisis y la habilidad de encontrar un amplio universo de oportunidades”, indica el gestor.

3. Buscar oportunidades en los mercados globales.

No todos los países se encuentran en la misma etapa del ciclo económico. “Los inversores aún pueden buscar oportunidades de rentas en mercados con fuertes perspectivas de crecimiento. Por ejemplo, Europa y los mercados emergentes se encuentran en una etapa más temprana de recuperación que Estados Unidos y afrontan un menor riesgo de inflación, por lo que las subidas de tipos de interés aún se ven algo lejanas. Otros mercados del mundo también brindan muchas oportunidades de valoración diferentes. La renta variable de mercados emergentes, por ejemplo, son considerablemente más barata que muchas inversiones de mercados desarrollados. Las acciones y los bonos europeos también son más atractivos que sus homólogos estadounidenses y japoneses”, subraya Schoenhaut.

4. Favorecer las acciones frente a los bonos.

El entorno económico global, caracterizado por un fuerte crecimiento y mayores presiones inflacionarias, favorece una amplia exposición a renta variable con respecto a la renta fija tradicional. “Es probable que los bonos, particularmente la deuda pública, tengan dificultades a medida que suban los tipos de interés en todo el mundo. Por el contrario, las acciones que pagan dividendos pueden proporcionar una revalorización del capital y aumentar el flujo de dividendos por encima de la tasa de inflación, lo que supondrá un cierto respiro frente al aumento de los tipos de interés”.

Un área que el gestor considera puede ser particularmente interesante para los inversores de rentas en este momento es la bolsa europea. “Esto se debe a que Europa ofrece una oportunidad de selección de valores diversificada y la posibilidad de capturar atractivas rentabilidades por dividendo en una amplia gama de sectores. Sin embargo, cuando se invierte en renta variable es importante que los inversores no solo busquen valores que ofrezcan valor, sino también aquellas que ofrecen el potencial de generar rentas atractivas”.

5. Buscar otras oportunidades menos familiares.

Schoenhaut recuerda que hay otras interesantes oportunidades para obtener rentas si está dispuesto a aprovechar las atractivas rentabilidades que ofrecen algunas fuentes de rentas menos familiares. “Por ejemplo, si bien muchas áreas del mercado de renta fija pueden tener dificultades a medida que aumentan los tipos de interés en Estados Unidos, los bonos de titulización hipotecaria no de agencia parecen atractivos. Estas hipotecas residenciales titulizadas presentan mayor riesgo que la deuda pública, aunque permiten acceder a un flujo de rentas atractivo menos correlacionado con otras fuentes de ingresos dentro de una cartera amplia diversificada”.

El gestor asegura que también pueden encontrarse interesantes oportunidades de rentas en el segmento de acciones preferentes. “Estos valores, que normalmente emiten las entidades financieras, se ubican entre las acciones ordinarias y los bonos dentro de la estructura de capital. Esto significa que pueden pagar dividendos constantes y también ofrecen un buen potencial de crecimiento del capital a largo plazo, pero con menos riesgo que las acciones ordinarias. Se trata de una combinación que debería resistir mejor las subidas previstas de los tipos de interés”, concluye el gestor de J.P.Morgan AM.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+